EL CONTEXTO DEL «CAMBIO»

El debilitamiento de los movimientos populares en Latinoamérica es fruto no tanto de sus propias fallas –que existen y son graves- sino esencialmente de una reconfiguración de la voluntad imperialista que se juega el todo por el todo ante la crisis.