EL MATÓN

El cinismo y la hipocresía que despliega la banda de gángsters entronizados en el gobierno de Washington están haciendo la atmósfera irrespirable. Para los latinoamericanos no es una sorpresa.Tampoco lo debería representar el diligente servilismo de los medios masivos de comunicación locales.