“¡ALERTA, ALERTA, ALERTA LOS VECINOS, AL LADO DE SU CASA ESTÁ VIVIENDO UN ASESINO!”

Miles personas participaron del escrache contra la prisión domiciliaria otorgada a Miguel Etchecolatz. Señalizaron con siluetas de desaparecidos el recorrido desde el ingreso del Bosque Peralta Ramos hasta la casa del genocida, que estuvo custodiada por un gran operativo de la prefectura y la Policía Bonaerense.

FUERTE REPUDIO A LA DOMICILIARIA DE ETCHECOLATZ

EL: «Si a los genocidas les van a dar beneficios y devolver favores políticos, iremos nosotros a buscarlos», sentenció Érika Lederer, hija de Ricardo Lederer, e integrante de la agrupación Ex Hijxs e Hijxs de Genocidas, que estuvo presente en las movilizaciones y escraches que sucedieron contra Migue Etchecolatz este fin de semana en Mar […]