MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / LA LECHE DE LA CLEMENCIA/ EPISODIO FINAL

Con los años, aunque siempre en cuentagotas, el que quisiera saber qué había ocurrido acabaría por enterarse de que esa madrugada varios tipos que estaban escuchando la pelea en una casita de Villa Martelli serían asesinados en un basural de José León Suárez por orden del jefe de Policía de la provincia de Buenos Aires. […]

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 43 / PARA PERMANECER PEINADO

Cuando los primeros rayos de sol empezaban a aparecer en el horizonte, las noticias llegaban a La Plata: el gobierno había decretado la Ley Marcial y ya había habido fusilamientos en Lanús.

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 42 / CON LAS FUERZAS DE LA DESESPERACIÓN

Pensando que Polo y Benavidez se habían salvado, caminó hasta José León Suárez. Cerca de la estación se topó con uno de los sobrevivientes, cubierto de sangre. Es Di Chiano, el vecino de la casa de adelante. Un oficial de policía lo ayudaba a caminar, tomándolo de las axilas. –Nos fusilaron. Nos fusilaron –decía Di […]

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 41 / CUANDO RECIBAS ESTAS LÍNEAS

El doctor Rofo, el almirante Rojas, el general Aramburu, el capitán de navío Francisco Manrique, el general Osorio Arana, los ministros Landaburu, Dell´Oro Maini, Álvaro Alsogaray, los miembros de la Junta Consultiva y cientos de comandos civiles sabían desde hacía rato que en los cálculos del estado mayor del general Valle, los Sherman del Regimiento […]

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 40 / ¿QUÉ TANGO?

Por la calle Alsina, en pleno centro de Avellaneda y apenas a una cuadra de la Escuela Técnica Salvador Debenedeti el coronel Modesto Leis, el teniente coronel Ricagno y algunos trabajadores de la barriada caminaban hacia el comando de la Segunda Región Militar.

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 39 / FLOTABA EN EL AIRE UN CLIMA DE NOCAUT

Por más que el tío Rodolfo repitiese, a su manera, lo que había creído entender de las fundamentadas exposiciones del doctor Rofo, nadie parecía prestarle la menor atención. Mi viejo comía en lo de mi tía únicamente los domingos, a las apuradas, antes de ir a la cancha, y mi vieja lo hacía también algunos […]

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA/ 38 / ESTA NOCHE NO VA A PASAR NADA

En esos momentos, en Avellaneda, desde lo alto de la torre de la escuela técnica Salvador Debenedetti, donde acababa de instalar la antena del radiotrasmisor por el que el teniente coronel Irigoyen difundiría la proclama revolucionaria, Rubén Mouriño vio cómo un numeroso grupo de militares fuertemente armados irrumpía en el establecimiento.

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 34 / LAS ARMAS DE LOS TRABAJADORES

Estaba seguro de que nadie, ni la policía, ni los infantes de Marina, ni los comandos civiles, ni siquiera el capitán Gandhi con todas las comisiones investigadoras juntas se animaría a entrar en el cuartito de herramientas: Pablito se bañaba poco y mal, algún que otro domingo y sólo si mi tío Rodolfo conseguía inmovilizarlo, […]

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA / 31 / EL DECRETO

A mis ojos de niño intoxicado por la doctrina del Tirano Prófugo y ya convertido en agente secreto peronista, el tío Polo pasó a ser casi un héroe de historieta. Como todos los chicos del barrio y la familia, siempre había idolatrado a Polo, el más jovial de mis tíos, el más divertido de cuantos adultos […]

MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA/ 24 / «CRISTIANA SEPULTURA»

«Estamos hablando aquí de algo de aun mayor trascendencia. La intervención a la central obrera es una vía para, como dice usted, democratizar a las entidades gremiales, pero además, aunque sea doloroso, había que acabar con la adoración morbosa y repugnante de unos restos mortales eternizados para mayor satisfacción de la megalomanía del dictador.»

21/ SE ACABÓ LO QUE SE DABA

De alguna manera, el viaje de Perón a Panamá, la caída de Lonardi y la muerte del padre de los Pérez García parecían estar relacionados, pero a medida que lo fui pensando mejor, me di cuenta de que no podía ser mi tío Rodolfo el causante de todo, como había supuesto en un principio.

10º “MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA”/ UNA CIÉNAGA DE CORRUPCIÓN Y DESORDEN

Estaba a cada momento más y más perdido en ese mundo de locos que ya no sólo se extendía más allá de la puerta de calle sino que había comenzado a introducirse en las conversaciones familiares. Lo peor es que no tenía a quien recurrir para orientarme un poco y ni se me cruzaba por […]

8/ EL ERROR DEL CAPITÁN GANDHI

Gracias al capitán Gandhi, la Junta Consultiva y la prensa libre (que no era el nombre de un diario sino el de todos los diarios juntos) pronto se supo que Juan Duarte no se había suicidado. Si bien los capitanes Molinari y Gandhi decían que lo había matado Perón, por culpa del diariero Miguel, del […]