MEMORIAS DE UN NIÑO PERONISTA/ 37 / PARA ESPERAR LA PROCLAMA

El movimiento revolucionario era el que los generales Juan José Valle y Raúl Tanco pondrían en marcha esa misma noche cuando el transmisor ubicado en la escuela técnica Salvador Debenedetti emitiera la proclama revolucionaria que esperaban escuchar algunos de los que se habían reunidos en la modesta casa de la calle Yrigoyen.