EVITA, GUARDADA POR SU PUEBLO

De modo que un día de 1955 el golpe se produjo, pero en la plaza, cuando los antiperonistas fueron a derribar el busto, quedaba solamente el pedestal. Durante los años que duró la proscripción, el dato de la ubicación real del busto fue un secreto colectivo que fue guardado y transmitido de padres a hijos. […]