LOS EXCÉNTRICOS DESPILFARROS DE MARÍA EUGENIA VIDAL

Soberbia, altiva y arrogante, María Eugenia utiliza millones del erario público para meterse en el disfraz de Hada Buena y humilde, y asistir a los timbreos de campaña mientras le seguimos pagando el sueldo full-time.