TRABAJADORES DETENIDOS Y GOLPEADOS SALVAJEMENTE AL INTENTAR SALVAR SU FUENTE DE TRABAJO

La policía desalojó con palazos y gas lacrimógeno, acatando las órdenes del juez Orlando Abel Díaz que, nuevamente, hizo caso omiso de la ley de expropiación sancionada en 2007 que da pleno derecho a los trabajadores sobre la fábrica.