ELPIDIO

Para eso fue fundamental la adhesión de Agustín Tosco, dirigente de Luz y Fuerza con fuertes vínculos con el movimiento estudiantil. Las protestas comenzaron días antes, pero el 29 eclosionó con movilizaciones desde las fábricas y las facultades que enfrentaron la represión y significaron un golpe demoledor al presidente de facto.