LOS POBRECITOS

Una vez más nosotros somos los «pobrecitos». Parece que no hubo muertos ingleses tan irreconocibles que hayan debido ser sepultados con un epitafio que diga «soldado inglés sólo conocido por Dios». Otra vez somos los «pobrecitos», los derrotados, los opresores, los perjudicados por el desatino de un dictador…