UNA CRÍTICA CONSTRUCTIVA

La señora Sarlo es parte de una operación y es una gran operadora. Ella operó a favor de López Rega en 1975, porque tenía un negocio político económico.Cuando vendés una operación es como cuando vendés un kilo de cocaína, quedás pegado para siempre”.