EL ÚLTIMO TANGO DE BARYSHNIKOV EN EL BESO

Ahí estaba Mikhail Baryshnikov encandilado por una milonga, un poderoso hecho cultural, auténtico, original. Un evento construido paso a paso, corchea por corchea, compás por compás, por decenas de generaciones de argentinos — e inmigrantes — con elementos traídos quién sabe cuándo y de qué región de África, de Europa, del Caribe.