¡Buenos Aires no se inunda más, carajo!

LA CANDIDATURA DE MACRI MURIO AHOGADA EN LA INUNDACION

Por Ignacio Lizaso*

Mauricio Macri es un adicto a expresarse drogando a las palabras con signos de admiración. ¡Sí, se puede!, les hizo corear a los niños de una escuela primaria. Se pudo en 2015, pero no en 2018.

Por Ignacio Lizaso

NAC&POP

16/11/2022

¡Lo de mi viejo es insanía, se le va la cabeza a la mierda!, declaró a La Nación mientras gestionaba un certificado falso para manejar los negocios de la famiglia, pero Franco no aflojó, patrocinado por Luis Conde, abogado víctima de una muerte que él mismo, al anticipar que estaba en puerta, envolvió en sospechas.

¡Buenos Aires no se inunda más, carajo!, bramó al cerrar la campaña de las Paso 2019, hizo una pausa y simuló una disculpa importada: «sorry».

Unos días después de su muerte, en permanente estado de campaña, Macri no tuvo escrúpulos en acusar a su padre de haber cometido el delito de extorsión.

Poco antes de la Navidad 2021 la amenaza fue de máximo calibre: ¡quien saque los pies del plato, desaparece!

 

 

Bs As Nov 2022

 

 

Hace un par de semanas su sirviente Majul habló sobre la previsible represión a las manifestaciones provocadas por la aplicación de la política socioeconómica con que siempre amenaza Macri: lo mismo, pero más rápido.

¿Quién se haría cargo?, preguntó Majul.

El liderazgo se tiene que bancar a la gente en la calle y los muertos.

Impresiona la criminal simplicidad del planteo: si se aplica su política el pueblo saldrá a la calle, en ese caso se ordenará una represión sin límites, lo que significa que habrá muertos, consecuencia que se bancará el «liderazgo».

Ofcórs (para que haga juego con sorry), el liderazgo soy yo.

Se trata de una conquista fundamental: las víctimas de esas muertes y las que zafan de los asesinatos frustrados vienen siendo, son y serán siempre del mismo palo.

 

 

Spinetta Nov 2022

 

 

Lo que significa más nosotros, menos ellos.

Hasta llegar al soñado nosotros, sin ellos.

Macri droga las palabras, las pobres salen exasperadas.

Con el alarido anunciando el final de las inundaciones hubo sobredosis.

La candidatura murió ahogada en una alcantarilla.

IL/