Las rebeliones populares, de organizaciones sindicales y movimientos estudiantiles, fueron violentamente reprimidas por las autoridades y dieron cuenta de la fragilidad del gobierno militar.

1972- TRELEW 22 DE AGOSTO -2016

Por Patricia Chiolo y Ricardo Alonso

La violenta respuesta del régimen no se haría esperar. Aquel escenario fue propicio para el surgimiento de organizaciones guerrilleras tales como Montoneros, el ERP y las FAR.

Por Patricia Chiolo y Ricardo Alonso
NAC&POP
21/08/2015

«Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires.

Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan.

La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas.». Rodolfo Walsh.

RICARDO ALONSO: En las inmediaciones de Trelew, había una base aeronaval con 600 soldados.

Dos aviones de reconocimiento, una compañía de gendarmería con refuerzo del ejército, estacionada cinco cuadas de la prisión, 5oo efectivos de la policía provincial además de los 60 hombres del distrito militar de Trelew, y la base naval de Puerto Madryn, con helicópteros a 60 km de Rawson, y nada más que la brigada 5to cuerpo de Ejército, en Comodoro Rivadavia, prácticamente 4 elementos de las fuerzas de seguridad por cada preso ¿difícil escapar de allí?

PEDRO CAZES CAMARERO: No sé si era difícil, pero fue posible, hay una evidencia de que fue posible.

LUIS MATTINI: Todo lo que nosotros habíamos lanzado en ofensiva, político militar de muchas operaciones tuvo su precio, todos los días caían compañeros, pero caían presos.

La prisión con llevaba siempre la previa tortura, hubo muchos planes de fuga, hubo una enorme discusión entre los que estábamos afuera y teníamos que apoyar la fuga y se impuso el plan de Santucho, que era el inesperado, o sea tomar el penal, con el apoyo externo de compañeros que deberían garantizar los camiones para hacer el traslado hasta el aeropuerto

P.C.C. La estrategia que se dieron ellos, fue una estrategia destinada a evitar, que de afuera hacia adentro una unidad militar, de los revolucionarios forzara la cárcel, y estaba, bien diseñado, porque era una estrategia en profundidad.

Con una serie de criterios técnicamente buenos.

Por lo tanto la manera de enfrentarse a eso, en términos estrictamente técnicos era, invertir la mirada, usar un pensamiento transversal y hacer la operación de adentro hacia afuera.

Que es lo que se hizo.

L.M: En efecto cuando se dieron los hechos Santucho y los compañeros pudieron tomar el penal totalmente, en ese momento también estaba preso Agustín Tosco, Santucho le dice “Mira Gringo nosotros nos vamos a fugar, vos podes venir con nosotros, vos tenes que decidir”, para transmitir un secreto como ese había que tener mucha confianza y Tosco le dijo, con toda sensatez “Contá conmigo, yo los ayudo en todo, peo yo soy un dirigente sindical, la gente me tiene que sacar a mí” era, una conclusión lógica de época sino debía pasar a la clandestinidad.

P.C.C: La técnica militar operativa recomendaría, no caer en los lugares comunes que nosotros habíamos incursionado porque en Villa Urquiza la fuga se produjo de afuera hacia adentro, o sea un grupo atacó la cárcel, armo a los compañeros que estaban por fugarse y se fugaron con un enfrentamiento militar importante, en cambio en Rawson, la idea era romper el contacto a la máxima brevedad, y que no, nos pasara lo de Villa Urquiza en donde hubo un montón de muertos.

La idea no era producirle bajas lo ideal es que no se hubiese producido ninguna.

El objetivo era el golpe político que significaba la fuga.

Y en hecho de que los compañeros que estábamos allí pudiésemos volver a la lucha política.

L.M: Bueno, se hace la fuga impecablemente y después vienen los sucesos de Trelew, nosotros estábamos festejando la fuga, y cuando nos enteramos nos golpearon, fuertemente los asesinatos.

R.A: ¿Luis, en ese momento el vínculo con las otras organizaciones como era?

En el momento de la fuga los vínculos entre las organizaciones estaba en su mejor momento, se organizaron grupos comando mixtos externos para apoyar la fuga, era común que un grupo de cuatro o cinco compañeros fuese dirigido por una compañera del ERP, y los otros aceptaban y en ese momento había que “aceptar” el comando de una mujer dicho sea de paso, o viceversa cuatro o cinco compañeros del PRT podían estar al mando de un montonero, lo que estaba en juego era la fuga, ese fue el momento de mayor unión entre los grupos combatientes.

PATRICIA CHIOLO: ¿En Trelew había 82 presos comunes y 166 pesos políticos, no fue un riesgo tremendo tener a tanto preso político junto?

P.C.C: Lo que paso es que también en Argentina las cárceles se llenaron muy rápidamente, ellos nunca pensaron que en un años iban a tener 500 presos, en segundo lugar el enemigo tendía a concentrar a los presos políticos, para que no contaminaran a los presos comunes, por razones sociales entonces se produjo que la cárcel se convirtió en una escuela de cuadros, no solo políticos si no también militares.

L.M: Lanusse pensaba, que la seguridad del penal, no estaba dada por otra cosa que la soledad de la Patagonia, dado que no era imposible por las organizaciones guerrilleras, tomar el penal, el gran problema era como sacarlos de la Patagonia, dado que serían visibles desde el aire, se estudió la posibilidad de hacer tacuceras, tomando la experiencia de los Tupamaros.

Pero el elemento esencial era que ni los presos ni los compañeros de apoyo conocían el territorio patagónico, y la Patagonia era un desierto.

La idea del avión era genial para salir de la Patagonia, sobre todo teniendo en cuenta que Chile estaba cerca y que en Chile, estaba Salvador Allende.

R.A: ¿Más allá de poner a todos estos presos políticos en condiciones de aislamiento, tener a todos estos dirigentes políticos presos, tenía una explicación en relación a lo que movilizaban en aquellos años?

L.M:- Claro.

Por eso después adhirieron a la doctrina francesa del secuestro y la desaparición, lo que quedó demostrado que en esa época se cumplió aquella famosa frase de Ho Chi Min que “La cárcel es una escuela”, cuando vos escuchas a la gente que vivía en Rawson, que se empezó a interiorizar a través de las visitas a la cárcel, ellos estaban orgullosos de tener allí presos a los mejores líderes del país, allí estaba Santucho, que no era muy conocido entonces, pero estaban Tosco y Ongaro.

La correspondencia con Perón, eran una efervescencia.

P.C.C: Nosotros (PRT, ERP) éramos una organización con un centenar de militantes, y una periferia muy chica, de unos cuantos miles de personas que compraban nuestro periódico, eso nos permitió consolidarnos entre nosotros mismos, pero además, nos permitió realizar una política de alianza muy enérgica, con las otras dos corrientes importantes que eran los Montoneros la FAR.

Las FAR, era el resto de las filas del Che que se habían cambiado el nombre y a su vez un grupo se había dividido y se había unido a los montos, conservando el nombre y el resto se disolvió y se unió al PRT ERP.

R.A. ¿La idea de la fuga como se empieza a planificar?

P.C.C. El deber de todo revolucionario, es volver a la libertad, para volver al combate, nosotros sabíamos que si no te fugabas, ibas a quedarte preso toda la dictadura.

El día que llegamos con Santucho decidimos que nos íbamos a escapar de allí, lo que paso era que la idea no era hacer semejante despliegue, pensamos hacer un túnel, pero cuando empezamos a cavar se los llenaban los pozos con agua, y se desmoronaba.

No fue fácil al final había casi 200 personas trabajando para la fuga, era una máquina infernal, trabajando solamente para la fuga y logramos que nadie se diera cuenta, lo cual demuestra que técnicamente estábamos en condiciones de conspirar bien.

Afuera el problema más grande era la falta de convencimiento, de algunos de los compañeros del PRT, de muchos de los compañeros de las FAR y de la totalidad de los compañeros de montoneros.

Los montoneros de afuera no participaron los de adentro sí.

P.C. ¿Cómo ganan al guardia Fazio?

P.C.C. Ves Fazio, había entrado en confianza antes de ofrecerle que agarrara guita, fue factible ofrecerle dinero, que en principio no quería aceptar.

Y la idea era que si saltaba nos lo llevábamos con nosotros.

Porque lo iban a matar cosa que efectivamente ocurrió unos años después, pero era perfectamente factibles penetrarlos ideológicamente.

Una cosa es ganarlos para una posición política y otra es ganarlos para una fuga.

P.C: ¿Cómo se decide el orden de salida?

P.C.C. Eso fue una decisión que tomaron las orgas, combinado las necesidades técnicas con las necesidades de recuperación de los cuadros.

Pero había problemas, vos no podías dejar la cárcel en manos de la gente más inexperta, porque los iban a matar a todos, tenías que dejar un grupo de cuadros, para el caso que no se pudieran fugar todos que es lo que finalmente ocurrió.

Nosotros estuvimos armados y con la cárcel tomada durante mas doce horas.

P.C: ¿Cómo se entraran lo que estaba pasando afuera?

P.C.C: Teníamos radios escondidas, sabíamos lo que decían las radios que poco a poco íbamos perdiendo por falta de pilas

R.A ¿Teniendo en cuenta todos los aspectos, consideras que la fuga fue un éxito?

L.M. Si. La fuga fue un éxito aparte valió la pena el intento a pesar de lo cruento que fue el final, lo que pasa es de del avión era genial, sobre todo teniendo en cuenta que tuvimos errores operativos graves pero fue también bastante sensato que cuando vieron que no podían salir entraron otra vez a la cárcel si no hubiese sido una catástrofe, ya fue grave de por sí, ellos pensaron que podían salir los diecinueve, nadie se podía ese fusilamiento.

Y los errores tuvieron que ver con errores operativos de los compañeros.

Pero, la fuga en sí misma, además demostrar que se podía fuga, la decisión de fugar, a genial, es hacer pedazos el estado de derecho.

P.C.C: El Contexto estratégico de lo que nosotros hicimos, es perfectamente reivindicable, yo creo que cumplió un rol fundamental en la caída de la dictadura junto con las grandes movilizaciones, y las insurrecciones parciales, el Cordobazo, el Rosariazo, el Viborazo y las otras diecinueve insurrecciones parciales que se dieron en el transcurso de esos dos años, dicho de esta manera la estrategia militar funciono muy bien.

Políticamente fue espectacular, fue un éxito en toda la línea, porque si la fuga hubiese salido bien era mucho más peligrosa que como salió, porque nosotros hubiésemos todos juntos amontonados en un avión, sin pasajeros, solo con guerrilleros volando.

Ibamos a pasar volando sobre la base aérea de Mendoza, o sea era una invitación generosa a que volaran el avión, con alguno de los cazas de la fuerza aérea.

P.C: ¿Por qué los fusilan, hubo un por qué?

Lanusse intento explicarlo, 10 mil veces yo creo que fue el comienzo de la metodología del genocidio, se dieron cuenta de la cárcel salían mucho más consientes, cabe la palabra escarmiento, por eso después toda la represión es así.

No es casualidad implantaron la Doctrina de Argel, la Doctrina Francesa que impusieron luego, los militares, ante la prensa francesa un militar argentino declaro “Ustedes en Argelia tenían una ventaja, porque peleaban contra extranjeros, pero nosotros peleábamos contra argentinos, teníamos que matarlos a todos”, no deja de ser un reconocimiento de la dificultad y como fue creciendo cada vez más la represión.

P.C: Un reconocimiento del potencial de su propio enemigo.

L.M: Lo que no se entiende, lo que no queda claro es que la burguesía, no reprime inútilmente, nadie reprime por reprimir, acá se reprimió de la manera que se reprimió, porque el poder estaba en peligro porque ellos sintieron que el poder estaba en peligro, puede decirse que los militares nos sobreestimaron, no las intenciones, sino la capacidad que teníamos, y por otro lado nosotros los sub estimamos.

La tragedia histórica es que ellos nos sobreestimaron y nosotros los subestimamos, eso lo puedo decir con total certeza.

PCH/ RA/