EEUU vive ignorando el resultado de la asamblea general de las Naciones Unidas como si fuese el dueño del mundo,

HACIA LA INTEGRACIÓN FRATERNAL LATINOAMERICANA

Por Julián Denaro*

En la Cumbre de las Américas realizada en EEUU, Alberto Fernández (FOTO)  expuso como presidente pro témpore de la CELAC – Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños –. Se presentó así una inmejorable oportunidad para desplegar tanto reclamos como propuestas.

Por Julián Denaro (*)

NAC&POP
10/06/2022

En oportunidad de la Cumbre de las Américas realizada en EEUU, el presidente argentino expuso como presidente pro témpore de la CELAC – Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños –.

Se presentó de esta forma una inmejorable oportunidad para desplegar tanto reclamos como propuestas.

Protestar por la exclusión de algunas de las naciones latinoamericanas en el marco de la Cumbre de las Américas es indispensable para defender a los países hermanos frente a la injusticia provocada por el manejo imperialista de EEUU.

Entretanto, fueron mencionados, entre otros, el golpe de Estado en Bolivia promocionado desde la OEA – Organización de Estados Americanos – y el bloqueo económico a Cuba y Venezuela.

Para que se tenga una medida del problema, imagínese las consecuencias que padeceríamos los argentinos si tuviésemos bloqueado nuestro comercio exterior.

Esto significa no poder comerciar con el mundo, ni para exportar ni para importar.

Pero tan sólo piénsese que no pudiéramos exportar alimentos con libertad.

No podríamos obtener la financiación necesaria para llevar adelante una organización socioeconómica con horizonte de crecimiento y desarrollo.

Bueno, eso, pero aplicado a todas las relaciones comerciales y financieras, inhibiendo completamente el crédito. Así, ningún país puede funcionar.

Pues esa condición la padece la república de Cuba desde hace décadas, al mismo tiempo que los castigos hacia otros países hermanos como Venezuela también son responsabilidad de EEUU.

Por cierto, es públicamente conocido que siempre que en todas las ocasiones, en el espacio de las Naciones Unidas, se solicita el levantamiento del bloqueo a Cuba, y sólo tres países votan en contra, siendo estos EEUU, Inglaterra e Israel.

El problema es que EEUU vive ignorando el resultado de la asamblea general de las Naciones Unidas como si fuese el dueño del mundo, sin sensibilidad respecto a que el manejo de su política externa ocasiona un inmenso sufrimiento a millones de personas.

A pesar de todo, Cuba ha sobrevivido y se ha erigido en uno de los mejores países del mundo en Salud y Educación.

En la misma oportunidad y ante los ojos del mundo, Alberto Fernández repudió el endeudamiento acordado entre Trump y Macri, destacando que además tuvo como vergonzoso objetivo principal evitar que retorne una fuerza popular al gobierno de Argentina, lo que fracasó a causa de los daños provocados por el modelo especulativo – financiero impuesto desde la potencia del norte.

Es decir, los inadmisibles destrucción y endeudamiento generados, fueron incontrovertiblemente las razones determinantes para el resultado electoral.

Luego de marcar el terreno, se dejó bien en claro que las necesidades de los pueblos latinoamericanos no pueden esperar, no toleran seguir siendo postergadas.

Indefectiblemente, las enormes inequidad, pobreza e injusticia que atraviesa a nuestros pueblos ha sido en buena parte causada por la política exterior norteamericana. Por eso, se destaca aquí que los tiempos han cambiado, y estamos pasando de un mundo polarizado regido por los Estados Unidos de Norteamérica hacia el multilateralismo.

En este nuevo mundo, se exige a la OEA una adaptación inmediata, en la cual prevalezca la Integración Fraternal, que significa integrarnos como naciones hermanas.

Asimismo, el presidente de la República Argentina destacó la impostergable necesidad de que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se ponga a disposición de las necesidades de los países latinoamericanos, y que deje de ser manipulado por EEUU.

Los países hermanos de la gran patria grande latinoamericana necesitamos créditos que puedan ser dirigidos hacia inversiones vinculadas a crecimiento con inclusión social, desarrollo y mejoras ambientales en un planeta castigado por los daños propiciados contra el equilibrio de la sabia naturaleza.

Además, no se puede aceptar que en un continente en el cual abundan los alimentos, vivan millones de personas en situación de inseguridad alimenticia.

Evidentemente, esta exposición declarativa de nuestro presidente, está en línea con los mensajes que diera nuestra vicepresidenta Cristina Fernández unos pocos días atrás, en Tecnópolis, en ocasión de la conmemoración del centenario de YPF, nuestra empresa más grande y una de las más importantes y estratégicas.

En tal ocasión, CFK recordó que Dujovne, miembro del equipo de gobierno de Macri, describió que Argentina estaba desendeudada en diciembre de 2015, cuando ellos asumieron.

En porcentaje, en moneda extranjera debíamos tan sólo el 8% de nuestro producto anual, quedando bien a la vista que el sometimiento financiero, económico y político fue exclusivamente causado por el gobierno de Mauricio Macri en tándem con Trump, el presidente norteamericano.

Por este motivo tan innegable, Alberto Fernández tuvo la posibilidad de decirle a Biden, el actual presidente de EEUU, todas estas cosas en la cara y frente a la mirada del mundo.

Pero claro, los problemas en nuestro país son muy delicados, y mientras el presidente tiene una disputa de geopolítica en la Cumbre de las Américas, el pueblo argentino está soportando una inflación desestabilizadora que erosiona los ingresos.

Al tiempo que algunos enuncian propuestas que se proponen mejorar las condiciones de nuestro país, otros se nos ríen en la cara, haciéndose los graciosos.

Federico Braun, dueño de la cadena de supermercados “La Anónima”, pariente cercano de Marcos Peña Braun, quien fuera miembro del gobierno de Macri, confesó su fórmula cuando le preguntaron cómo se las arreglaba dentro del actual escenario inflacionario.

Dijo que él no se hacía problema ya que remarcaba los precios todos los días.

Vale decir, él es uno de los formadores de precios que agitan la inflación. Pero además, se refirió a otro de los períodos de extremas complicaciones que vivió nuestro país.

Contó que durante la hiperinflación que se vivió durante el final del gobierno de Alfonsín y el principio de Menem, tuvo ganancias siderales porque cobraba sus ventas diariamente en efectivo, al tiempo que a sus proveedores les difería los pagos.

Una vez más y en cada análisis, se puede pensar acerca de los resultados que produce un modelo liberal – financiero – especulativo, y otro popular que pretende conseguir la soberanía política.

Por eso es tan importante atender al concepto de soberanía nacional, ya que la misma reside en el pueblo, de quien emanan todos los poderes del Estado, aún cuando se ejercen mediante representación.

JD/

NAC&POP: (*) Julián Denaro, Economista (UBA), Columnista Económico en Televisión y Radio, Profesor en Universidades Nacionales (UBA y UNLAM), Doctorando en Ciencias Económicas en UNLAM y terminando la Licenciatura en Psicología en la UBA. Autor de seis libros, siendo los dos últimos “Del país dividido a la revolución cultural” (2017) y “Argentina entre las disputas de poder 2012-2019” (2019), y escribiendo dos nuevas obras. MG/N&P/