Elisa Carrió reapareció para sacudir la interna de Juntos por el Cambio y apuntar contra el papa Francisco.

CLARIN Y CARRIO CRITICAN AL PAPA POR LA BENDICIÓN (CONJUNTA CON CRISTINA) DE CAPITANICH

Elisa Carrió no perdonó al argentino que es máxima autoridad de su credo, la Iglesia Católica y su reciente reunión a solas con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich. «Deseo expresar mi vergüenza como católica», escribió.

Clarín.com

Filosa en Twitter

A Elisa Carrió le da “vergüenza” el papa Francisco por “la intervención a favor” de Cristina Kirchner y Jorge Capitanich

La fundadora de la Coalición Cívica y Juntos por el Cambio trató de “oscura” a la fundación Scholas Ocurrentes, que impulsa Jorge Bergoglio.

Elisa Carrió reapareció semanas atrás para sacudir la interna de Juntos por el Cambio y ahora apuntar contra el papa Francisco.

Este domingo, desde su cuenta de Twitter, la ex diputada no perdonó al argentino que es máxima autoridad de su credo, la Iglesia Católica y su reciente reunión a solas con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

«Deseo expresar mi vergüenza como católica», escribió.

En Twitter, Carrió se refirió a la columna publicada en Clarín por Ricardo Roa donde desanda la visita del chaqueño al Vaticano, que incluyó foto a solas con Bergoglio, por una actividad vinculada a la fundación Scholas Ocurrentes, con la que la dirigente de JxC fue fulminante.

“Leer editorial de Ricardo Roa en Clarín.

A la benevolencia del Papa con el criminal de guerra Putín, se le agrega la intervención a favor de Cristina y Capitanich, y la oscura Scholas”, reflexionó Carrió en su red social.

A continuación, la líder de la Coalición Cívica dijo que le dan “vergüenza” las actitudes de Francisco y recordó que fue una de las pocas políticas que nunca pidió una audiencia con el Santa Padre.

“Deseo expresar públicamente mi vergüenza como católica por las actitudes del Papa Francisco, a quien conozco profundamente.

Doy gracias a Dios por no haber pedido ni accedido a visitar el Vaticano desde que es Papa.

Todo tiene un límite”, afirmó.

En la columna publicada este domingo Roa desanda los motivos detrás de la visita de Capitanich al Vaticano, en el marco de la búsqueda del chaqueño para que Cristina Kirchner lo señale como candidato a presidente en 2023.

Y también describe el impulso que Bergoglio le dio a los integrantes de la fundación Scholas.

El descargo furibundo de Carrió en redes se dio sin dejar de recomendar la lectura del Evangelio, que hace a diario desde hace meses en su cuenta de Twitter.

La columna de Clarín que citó Elisa Carrió

En su columna, Roa sostiene que «como antes Alberto Fernández, Capitanich busca ser el señalado por el dedo de Cristina.

Sabe que en una interna tiene pocas posibilidades o ninguna posibilidad.

Y hace todo lo que ella le manda hacer para convertirse en el nuevo elegido.

¿Cuánto le puede aportar en esta carrera una foto con Bergoglio?

¿Empatarle a otro precandidato cristinista, Wado De Pedro, ya con foto papal?

No va a gravitar en la elección, aunque puede ayudarlo en las PASO».

En su texto, el autor sostiene también que el Papa no ha dado la bendición para la reelección de Alberto Fernández.

«¿Quién tendrá la bendición de que Francisco pida que le recen, como pidió por Cristina?

Por ahora, Fernández no. Por eso debió acudir a otras ayudas.

Una, que sobrepasa la caradurez: Manzur, su jefe de Gabinete, pidiendo a los ministros asistencia perfecta al camping de la UOCRA», escribió.

A su vez, Roa recuerda que «este jueves, el Papa anunció que pasaba a ser oficialmente una “asociación privada de fieles”, que es como decir que Scholas alcanzó estatus propio dentro de la Iglesia».

«Un par de semanas antes, el Papa había promovido a sus dos jefes, José María del Corral y Enrique Palmeyro, ahora consultores de la Congregación para la Educación Católica.

O sea, son también funcionarios de la Iglesia», precisa la nota sobre la fundación que crece en influencia en la estructura católica.

La defensa al papa de su amigo Juan Grabois

Ya entrada la noche de este domingo, en redes reaccionó el dirigente social favorito del papa Francisco: Juan Grabois tuiteó con cierto sarcasmo contra la aliada de Mauricio Macri.

«Estimada hermana @elisacarrio, el príncipe de mentira siempre aprovecha nuestras frustraciones para infundir envidia, resentimiento y malicia«, arremetió Grabois, arrogándose cierto tono clerical para la réplica en defensa de su contacto político más orbital: el papa Francisco.

«Intente refrenarlo.

Le va a hacer bien a usted y al país. Fraternalmente», sugirió el defensor papal improvisado.

DS