Como reacción a la guerra en Ucrania, Finlandia y Suecia decidieron cambiar su tradicional política de Defensa ...

GUERRA RUSIA UCRANIA: TURQUÍA ALZA LA VOZ Y TRABA EL INGRESO DE FINLANDIA Y SUECIA A LA OTAN

Por Telma Luzzani

Pero Turquía bloqueó la iniciativa. Cuando los representantes de la OTAN estaban reunidos en Bruselas para anunciar la adhesión de Finlandia y Suecia, Turquía (que es miembro de la OTAN con el segundo Ejército en importancia después del de Estados Unidos) detuvo la votación. “Ahora es improbable que, en los próximos quince días, se apruebe el ingreso”, aseguró el secretario general del organismo, Jens Stoltenberg, al diario británico Financial Times.

 

 

Por Telma Luzzani

El Destape

19 de Mayo, 2022

Finlandia y Suecia han decidido dar un giro radical a su tradicional política exterior de neutralidad y solicitaron formalmente su ingreso a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Nadie duda de que la orden a las naciones escandinavas partió de Washington. El plan era casi perfecto; luego del bloqueo económico y del variado menú de sanciones (más de 5.600) contra Moscú; luego de la censura a los medios rusos y la multimillonaria ayuda en armas para las tropas ucranianas; el ingreso de Finlandia y Suecia a la alianza militar en plena escalada bélica era como mínimo una nueva provocación al Kremlin y como máximo (en los supuestos del Pentágono) el cerco necesario para seguir ahogando a Rusia.

Pero Turquía bloqueó la iniciativa. Cuando los representantes de la OTAN estaban reunidos en Bruselas para anunciar la adhesión de Finlandia y Suecia, Turquía (que es miembro de la OTAN con el segundo Ejército en importancia después del de Estados Unidos) detuvo la votación. “Ahora es improbable que, en los próximos quince días, se apruebe el ingreso”, aseguró el secretario general del organismo, Jens Stoltenberg, al diario británico Financial Times.

Según el KremlinSuecia con 10 millones de habitantes y Finlandia con 5 millones no son un peligro para el gigante ruso, a pesar de que Finlandia comparte 1.300 kilómetros de frontera con Rusia. La ampliación de la OTAN en el límite norte “no suponen una amenaza inmediata”, dijo el presidente ruso Vladimir Putin. “Es un problema creado artificialmente en interés de Estados Unidos. La OTAN se ha convertido en un instrumento de política exterior de un solo país, lo que exacerba una situación internacional que ya era difícil”.