Xi Jinping cursó una convocatoria especial

ARGENTINA PARTICIPARÁ EN LA PRÓXIMA CUMBRE DEL BRICS POR INVITACIÓN DE CHINA

El país se sumará a las cumbres de cancilleres y presidentes de los BRICS –que nuclea a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica– los próximos 20 de mayo y 24 de junio. La invitación de Xi, «es sumamente importante».

Página 12

EL PAÍS/

7/05/2022

Presidentes Alberto Fernández y Xi Jinping.

 Argentina participará los próximos 20 de mayo y 24 de junio de la cumbre de cancilleres y de presidentes del BRICS, el nucleamiento de las cinco economías emergentes que empezó a reunirse en 2009 y que este año sesionará por videoconferencia con China como anfitrión, luego de que el presidente Xi Jinping cursara una invitación especial al país, reveló este sábado el embajador en Beijing, Sabino Vaca Narvaja, en una entrevista con Télam.

La invitación de Xi, destacó el diplomático, «es sumamente importante», sobre todo por el interés de Argentina de ingresar al foro que agrupa desde el arranque del siglo a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (de cuyas iniciales deriva el acrónimo BRICS), una postura que el presidente Alberto Fernández transmitió oficialmente durante su visita a Beijing de principios de febrero.

La voluntad de incorporarse al grupo de cinco países recibió un gesto de respaldo en los primeros días de abril, luego de que el ministro de Economía de Jair Bolsonaro, Paulo Guedes, declarara a la agencia O’Estado que promoverá a la Argentina como candidato para sumarse al Nuevo Banco de Desarrollo (NDB), la institución financiera creada por los BRICS en 2014, con sede en Shanghai.

Con una relevancia imposible de obviar en el comercio exterior -es el 2° socio comercial, con un intercambio anual de U$S 19.837 millones en 2021 según datos oficiales-, China es además un interlocutor político que en la relación bilateral no cesa de enviar señales.

El papel de la biotecnología

La última novedad, con impacto para el agro argentino, es la reciente aprobación por parte del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de la soja HB4 tolerante a la sequía, desarrollada en el país.

Se trata de la primera vez que un cultivo biotecnológico creado en la Argentina es aprobado por el Estado chino para su comercialización en ese país, un hecho inédito que se sumó a otras noticias importantes para el vínculo con Beijing, como la adhesión a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, que se oficializó con la publicación en el Boletín Oficial del Memorándum de Entendimiento, el 11 de abril.

Este es el marco en el que la Argentina, en el 50° aniversario del inicio de relaciones diplomáticas con el gigante asiático y mientras Fernández ejerce la presidencia pro-témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), fue invitada a las cumbres del BRICS: serán tres sesiones (una preliminar, de partidos políticos, organizaciones sociales y think-tanks, a realizarse el 19 de mayo); otra de cancilleres, programada para el 20 de mayo, y finalmente la de jefes de Estado, el 24 de junio.

 China respalda el «ingreso formal» de Argentina

Sobre esa saga de reuniones, que serán virtuales por las medidas del gobierno chino ante la variante Ómicron, el embajador en Beijing aseguró a esta agencia que contribuirán a que Argentina se acerque al objetivo de su «ingreso formal» a los BRICS, una meta a la que el excanciller brasileño de Luiz Inácio Lula Da Silva, Celso Amorim, consideró «muy importante» y para la cual, en febrero último, reclamó el apoyo de Brasil.

«Este año China va a presidir los BRICS y está convocada una cumbre, ahora, el 20 de mayo, de cancilleres; también una cumbre de presidentes para el 24 de junio. Serán cumbres virtuales por las restricciones que tiene China, con los miembros de los BRICS.

Hasta ahora, el único país de Latinoamérica invitado formalmente a participar es Argentina», adelantó Vaca Narvaja a Telam.

-¿Qué puede pasar este año con los BRICS y Argentina?

-Es un espacio muy interesante. He seguido los anuncios que ha hecho Brasil, sobre promover que Argentina ingrese al banco de desarrollo de los BRICS.

Como también las declaraciones del sistema político de Brasil, con respecto a acercar a Argentina a este espacio.

También ha sido público que en la reunión bilateral que tuvo nuestro Presidente con el presidente Xi Jinping le planteó la posibilidad de que China respalde el ingreso formal de Argentina a los BRICS.

Obtuvo una respuesta muy positiva.

-Rusia integra el BRICS.

Y China es un importador neto de energía.

¿Cómo afecta al bloque de los emergentes la guerra contra Ucrania y la OTAN?

¿Y cómo incide en los proyectos de China, como la Iniciativa de la Franja?

-Afecta. Porque Ucrania está en el corazón de la zona de transporte de energía.

Todo lo que ponga caliente esa región de Eurasia va a tener un impacto en lo que es la infraestructura.

Si la región está inestable China se verá afectada y, la verdad, eso se refleja en las posiciones de China en los foros multilaterales.

Porque siempre ha llamado a una solución pacífica y se ha propuesto como mediador.

Adoptó una postura de neutralidad ante el conflicto.

Hace culto de la defensa de los principios de coexistencia pacífica y no injerencia en los asuntos internos.

Además, aún no ha reconocido la anexión de Crimea de 2014, incluso siendo un socio estratégico de Rusia.

Tradicionalmente, China se ha pronunciado a favor de respetar la soberanía e integridad territorial de todos los países y respetar los principios de la Carta de Naciones Unidas.

En la postura oficial también ha planteado que hay responsabilidad de la OTAN, por el avance de la OTAN en la región.

-Tras el viaje presidencial de febrero y con esta invitación a participar de las cumbres de los BRICS, ¿cómo resumiría la relación actual con China?

-El vínculo de la Argentina con China tiene tres mecanismos de trabajo consolidados e institucionales.

El primero es el diálogo estratégico para la coordinación y cooperación económica: enlista los proyectos prioritarios de inversión (de China en la Argentina), en el marco de la Asociación Estratégica Integral.

Es como una especie de plan quinquenal y ahí figuran los proyectos prioritarios: como la 4° central nuclear, que es un proyecto de ocho años de desarrollo que, aparte del sistema de repago, cuenta con ocho años de gracia.

Recién lo empezás a pagar con la generación de energía.

También los gasoductos; por supuesto que la represa (del río Santa Cruz, por las represas Jorge Cepernic-Néstor Kirchner).

Están, además, los proyectos ferroviarios.

El parque eólico Cerro Arauco (La Rioja), el parque fotovoltaico Caucharí (Jujuy), el más grande de toda Latinoamérica.

La rehabilitación del (Ferrocarril) San Martín, del Belgrano Cargas.

Esos son los proyectos.

El segundo mecanismo tiene que ver con todo lo que contribuya a la oferta por Argentina: el tema arancelario, la apertura de nuevos productos.

Ahí nosotros le estamos dando un capítulo muy fuerte a lo que es el comercio electrónico, que acá en China tiene una dinámica realmente espectacular.

Y el tercer mecanismo es el diálogo político, que se da entre cancilleres, entre Santiago Cafiero con Wang Yi. Se ocupa de los temas más multilaterales.

Como el apoyo de China a posiciones de las Naciones Unidas en el tema Malvinas y el principio de «una sola China» por parte de la Argentina.

En este punto, el lineamiento de trabajo, que ya venía con Néstor y Cristina, se profundiza después con Alberto en 2022, en términos de que en este 2022 se firma la adhesión a la Franja y la Ruta.

-¿Qué relevancia tiene que Brasil vaya a postular a la Argentina para sumarse al Banco de los BRICS?

-El Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS fue sumamente importante durante la pandemia para otorgar U$S 15.000 millones para reforzar las economías de los BRICS.

Es un banco pensado con la finalidad de financiar la infraestructura y el desarrollo sostenible en mercados emergentes y países en desarrollo, como la Argentina.