Solía asistir a la cena aniversario del gran equipo de Chacarita Jrs. del ´69. Llevado por viejos amigos.

GARCÍA CAMBÓN, ZURDO FINO, EL «FALSO 9» PROMESA DE CHACARITA QUE DESLUMBRÓ EN BOCA

Por José Luis Ponsico*

El inolvidable goleador de Boca, 1974/75/76, Carlos María García Cambón falleció a los 73 años, víctima de una aneurisma aórtico abdominal, grave situación que padecía desde hace tiempo y que produjo internaciones y cuatro operaciones. Idolo, poco tiempo, Boca, antes Chacarita Jrs.

Por José Luis Ponsico (*)

NAC&POP

05/05/2022

El inolvidable goleador de Boca, 1974/75/76, Carlos María García Cambón falleció a los 73 años, víctima de una aneurisma aórtico abdominal, grave situación que padecía desde hace tiempo y que produjo internaciones y cuatro operaciones.

Idolo, poco tiempo, Boca, antes Chacarita Jrs.

Podría decirse, en 48 horas se ha escrito casi todo, que la vida del zurdo fino, «falso 9», virtual hallazgo de Rogelio Domínguez, histórico arquero de Racing Club los´50, luego selección nacional, paso exitoso por Real Madrid y más tarde por River, Vélez Sarsfield y Nacional de Montevideo. Rogelio DT. Boca´74.

En 1967, los nacidos en el´49 tuvieron una primera gran oportunidad.

El recuerdo remite a los juveniles que ganaron en Asunción.

Las partidas de nacimiento ubican a Enrique «Quique» Wolff, «Inglés» Carlos Bábington, José Alberto «Perico» Pérez, Jorge «Gori» Dominichi y el rubio, pintón, de Chacarita Jrs.

En la final, Argentina ganó por la moneda enviada al aire, árbitro peruano César Orozco.

Se dice que Dominichi cantó «Ceca», aunque no hubo mucho tiempo para verificar nada.

En el remolino de los jugadores argentinos, mayoría con 18 años, sobresalía por pinta y calidad, Carlos García Cambón.

Un metro 77, 70 kilos, elegante, de los «artistas» que se adelantaron.

El propio Bábington, Norberto Alonso, Mario Zanabria entre recordados de la época.

Un zurdo habilidoso, encarador, con buena pegada y mucho desparpajo.

Los ubicados en la galería de la «galera y del bastón».

En el´ 69, García Cambón antes de cumplir 20 años entregó vistosidad al juego de un gran equipo de Chacarita Jrs.

Quedó en la historia grande.

Entre Argentino Geronazzo, luego el bravo Federico Pizarro, legendario defensor, ex «Chaca» y San Lorenzo, los ´50, dieron vida al «cuadrazo» campeón Metro´69.

Petrocelli, Abel Pérez, Frassoldati, Jorge Gómez, Alberto Poncio (con «c») ex Colón, anuló el gran «Pelé» sin pegarle en el´ 64 (Colón venció al Santos, pasó al bautismo, cancha «Cementerio de elefantes), también Hugo Bargas, sucesor de Roberto Perfumo, Racing, antes de ir a Chacarita.

Adelante, Angel Marcos, destacado en Francia; ida y vuelta del sanjuanino Luis Recúpero, Juan Carlos «Manija» Puntorero, el zurdo Rodolfo Orife alternó con

García Cambón y el «Tanque» Horacio Neumann, tres zurdos en ataque.

Poco común.

El «Puma» Alberto J. Armando quería cumplir con un pedido de Rogelio Domínguez, el DT de Boca, que le pedía un «9».

Cosa que no era, como punta clásico, García Cambón.

El club hizo la apuesta y Rogelio produjo el «hallazgo»: domingo 3 de febrero´74, cuando debutó el ex Chacarita Jrs. contra River

Se iniciaba el Metropolitano y Domínguez concretó lo que quería.

Un ataque con Ramón Ponce, «Chino» Jorge Benítez, García Cambón y el binomio que ya se conocía de memoria, Osvaldo Potente con Enzo Ferrero.

Juntos llevaban más de tres años.

Le hicieron cinco goles a River.

La fiesta en «La Bombonera» cerró cuando García Cambón eludió a Ubaldo Fillol en su cuarto gol -el otro lo convirtió Ferrero, luego figura en Spórting de Gijón,

España- en un 5 a 2 inolvidable por el juego de ataque.

El «falso 9» la rompió.

Pero Potente y Ferrero no se quedaron atrás.

Silvio Marzolini había dejado un año antes, predijo: «El Cabezón Potente, sucesor del gran gran Norberto «Beto» Menéndez, por sus pases «entrelíneas») y no se equivocó.

Aquél Boca de Rogelio le hizo seis goles a San Lorenzo, «Viejo Gasómetro». siete a All Boys y seis a Argentinos Jrs. en la Ribera.

Armando llegó a decir: «Con lo que hizo García Cambón en un mes pagó de sobra el valor de su pase»

Roberto Rogel, impasable atrás, mucho después complloetó: «Aquél equipo <cabeza a cabeza< con el Boca de Alfredo Di Stéfano, campeón del Nacional´69.

Faltó el título», afirmó el duro defensor.

«Rogelio antítesis de Juan Carlos Lorenzo, increible «Toto» que llegó más tarde.

Domínguez iba de traje y en tiempo de mucho frío, sobretodo.

No se ponía buzo; zapatos lustrados.

El equipo ganaba por goleada y el DT. luego con amigos iba a las carreras.

El Turf su otra gran pasión. Inolvidable», contó.

En todo ese período García Cambón «9» en fútbol de ataque con Benítez, Potente y Ferrero, sin  olvidar la velocidad y desborde del formoseño Ponce por la derecha, juego de arte.

Se veían las «paredes» en velocidad.

Amagues, preciosismo.

Los rivales tomaron nota. En el´76 con Lorenzo Boca ganó pero jugando «otro fútbol».

Siempre con el falso 9. Férrea defensa, eficacia en ataque.

Con llegadas por sorpresa utilizando velocidad, con elel oportunismo de Ernesto Mastrángelo y el mendocino Darío Felman, luego figura en el Valencia.

Cerca de cien goles, trescientos partidos, dos ciclos -53 goles en Chacarita en 225 encuentros- más tarde el fútbol de Grecia, Olympiakos, también Estados Unidos, el paso de vuelta «de todo» en Loma Negra de Olavarría, contratado por Amalita Fortabat, la «Dama del Cemento»

Como Técnico en Boca tuvo un ciclo destacado, entrenador de la Reserva, entre 1997/98.

A la renuncia de Héctor Rodolfo Veira, con Mauricio Macri yendo a buscar a Carlos Bianchi, en la emergencia se hizo cargo García Cambón.

Boca estuvo cinco partidos sin perder.

En el interinato debutó Sebastián Battaglia, luego multicampeón como mediocampista.

La llegada del «Virrey» Bianchi lo dejó sin lugar en el universo «xeneize».

Nunca se supo por qué García Cambón no tuvo más lugar en Boca.

Algo que lo afectó.

Solía asistir a la cena aniversario del gran equipo de Chacarita Jrs. del ´69.

Llevado por viejos amigos.

Uno de ellos, «Tano» Franco Frassoldati que lo iba a buscar aunque García Cambón no estaba viviendo el fútbol con la alegría que mostraba su zurda

estilográfica.

Tiempos del verde césped.

La enmienda de Santa Rita «la que te dá y te quita».

Hace unos años en un aniversario el cronista que escribe éstas líneas lo tuvo «a mano: «No se te vé contento con ésta actualidad no ?»

indagó. «No, hoy mís mejores momentos lo dan mís hijos.

Tengo cuatro, todos profesionales. Espero que te alcance», respondió aquél nueve de oro.

Estará siempre en los corazones «funebreros» y asimismo «xeneizes».

Aquél domingo 3 de febrero del 74, dos en el primer tiempo y dos en el segundo.

En uno de ellos, a uno de los mejores arqueros de la historia, Ubaldo «Pato» Fillol, <gateando<.

Algo que repitió en el´ 81, Diego Maradona.

Casi nada.

JLP/

NAC&POP: (*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur y la Agencia Nacional y Popular. MG/N&P/