Expresa su preocupación por la situación socio-económica que vive el país. Señala la inflación como la causa de la caída del poder adquisitivo.

RECLAMO DE LA CGT A LAS PATRONALES

La central obrera sostiene que las paritarias y los ingresos de emergencia dispuestos por el Gobierno “generan un alivio transitorio”, pero al mismo tiempo sostienen que los formadores de precios, los especuladores financieros y los que “recibieron una renta extraordinaria” fruto de la guerra, deben asumir “su responsabilidad y contribuyan a mitigar una desigualdad social que resulta intolerable”. Una definición que podría entenderse como un respaldo al impuesto que propone el ministro de Economía, Martín Guzmán.

 

 

La Columna Noa

Movimiento Obrero

1 mayo, 2022

La central obrera sostiene que las paritarias y los ingresos de emergencia dispuestos por el Gobierno “generan un alivio transitorio”, pero al mismo tiempo sostienen que los formadores de precios, los especuladores financieros y los que “recibieron una renta extraordinaria” fruto de la guerra, deben asumir “su responsabilidad y contribuyan a mitigar una desigualdad social que resulta intolerable”. Una definición que podría entenderse como un respaldo al impuesto que propone el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Tras señalar a la inflación como el gran enemigo de salarios e ingresos, que tiene un mayor impacto en los sectores más vulnerables, la CGT considera que “las paritarias, los ingresos de emergencia para los sectores informales y los aumentos extraordinarios a jubilados y beneficiarios de planes sociales dispuestos por el gobierno, generan un alivio transitorio”.

La CGT considera imprescindible que los formadores de precios deben colaborar en la tarea de “mitigar una desigualdad social intolerante”. Pero no sólo se refiere a ellos sino también a “los grandes especuladores financieros que multiplican sus ganancias en la crisis y los que recibieron una renta extraordinaria producto de la alteración de los mercados por la guerra”. Eso sí, la central sindical no explica cómo cree que se debe mitigar la desigualdad y quién o qué debe llevar adelante la mejora de la distribución del ingreso.

En otro punto del documento sostienen que les trabajadores “buscamos progreso social permanente y un futuro mejor para nuestros hijos”, dicen y afirman que “nuestra herramienta es el trabajo digno y el único objetivo que nos guía es una transformación con desarrollo inclusivo y equitativo”.

Puja de intereses

Plantean además que “la puja de intereses es natural en una sociedad, el esfuerzo en la construcción de una comunidad organizada con sentido humanista debe hacer prevalecer el beneficio colectivo, con una más justa distribución de la riqueza”, señala y destacan que “es el mejor modo de saldar la deuda con los que menos tienen, con los que más necesitan”.

La conducción cegetista destaca su apuesta a “la producción, la inversión genuina, la confianza en nuestras posibilidades, el círculo virtuoso de la economía, son los cimientos a fortalecer”. En ese sentido, dicen que “es allí donde el capital debe poner todos sus esfuerzos” porque entienden al trabajo como “el gran ordenador social” que  tiene que ser “la piedra fundamental para la recuperación que nuestro país necesita de manera urgente, tal como lo manifestamos en nuestro último Congreso General Ordinario, conformando la tríada Desarrollo, Producción y Trabajo como ejes imprescindibles para la Patria justa, libre y soberana que soñamos”. Por último dicen que “sas banderas son las que nos guían y sobre las cuales deben girar las políticas y las acciones del Estado”.

Fuente: Página 12