A Carrió el kirchnerismo la acusa de "mesiánica". De "gorilismo" encendido.

CRISTINA Y CARRIO, SIMULTANEAS Y DIFERENTES

Por José Luis Ponsico*

Las dos representantes constituyentes llegaron del Interior: Cristina, nacida en Tolosa, cerca de La Plata, un 19 de febrero del 53; Carrió, de Resistencia, Chaco, un 26 diciembre del 56. En veredas opuestas, un cuarto de siglo

Por José Luis Ponsico (*)

NAC&POP / La otra mirada

25/04/2022

En veredas opuestas, un cuarto de siglo

El impacto de ambas en la Política grande se conoció en el invierno del´94, en Santa Fe, la sede de la Asamblea General Constituyente, Reforma de la Constitución que surgió del luego criticado «Pacto de Olivos» entre el Presidente de la Nación, Carlos Menem y el ex mandatario Raúl Alfonsín.

En el denominado «Paraninfo», Salón de Actos, Universidad de Santa Fe. las dos representantes constituyentes llegaron del Interior: Cristina, nacida en Tolosa, cerca de La Plata, 19 de febrero ´53; Carrió, Resistencia, Chaco, 26 diciembre´.56.

Apenas tres años, diez meses, 7 días de diferencia.

Así, en el repaso, se recuerda cómo crecieron desde veredas políticas opuestas hace algo más de un cuarto de siglo. Cristina llegada constituyente por Santa Cruz, siendo la esposa del gobernador, Néstor Kirchner.

Ella, abogada, legisladora provincial.

Por su parte, María Avelina, Elisa Carrió en uno de los primeros discursos dejó su impronta, cuando dijo: «Estoy aquí por la Unión Cívica Radical del Chaco, mí provincia: pero más por antecedentes como abogada constitucionalista», algo que generó una mueca -quizá, disgusto- en Raúl Alfonsín.

Cristina por el PJ Santa Cruz a su vez enseguida se mostró como legisladora pujante, en un ciclo donde el Interior avanzaba sobre el Centrismo porteño.

Por entonces, invierno del´ 94 los hombres fuertes del Poder, Carlos Menem y el ministro de Economía, Domingo Felipe Cavallo no aflojaban.

Lo que siguió es conocido.

Las dos mujeres de la Política llegaron al Congreso de la Nación.

Cristina senadora PJ Santa Cruz. Carrió diputada nacional por UCR Chaco.

Nunca se llevaron bien aunque a fines del 99 compartieron la Comisión Anti Lavado previo a la caída del gobierno de De la Rúa.

En el Senado, Cristina mantuvo fuerte debate con el Bloque del PJ. encabezado por el entrerriano Augusto Alasino; enfrente, Cámara Baja, Elisa Carrió empezó a hacer conocer sus diferencias con el alfonsinismo vernáculo.

Alejada de <la Coordinadora< Nosiglia, Moreau, Storani, entre otros.

La antigua grieta peronismo versus anti-peronismo llevada al extremo en dos décadas entre el presunto «populismo kirchnerista» vs. «republicanismo macrista».

Clásico de este tiempo.

Cristina «Su Majestad» en «La Matanza».

Por su parte, Carrió estandarte de la clase media «gorila» en el polo opuesto.

Diferencias ideológicas trasladadas a situaciones sociales donde las desigualdades se agravaron desde que ambas se instalaron en la escena grande hace algo más de un cuarto de siglo.

Cristina llegó a la Presidencia en 2007.

Carrió que quiso acceder no pudo.

La crisis del radicalismo a la caída de Raúl Alfonsín alcanzó a Carrió que se abrió después de la Reforma Constitucional.

Fundó el ARI Argentina República de Iguales con histórico dirigente socialista Alfredo Bravo.

De fuerte amistad, entre ambos, en Santa Fe.

No anduvo como Frente político.

Luego ambuló, siempre Carrió, entre UNEN con Fernando «Pino» Solanas, casi lo opuesto en líneas ideológicas -Solanas exiliado, tiempos de la dictadura militar, régimen del genocida Jorge Videla, viviendo en España- cuando «Lilita muy joven resultó funcionaria en Chaco designada por la dictadura.

Con apenas 23 años, Carrió llegó a la Fiscalía de Estado en su provincia.

Luego en la Procuración en la Justicia provincial.

Siempre con nombramientos del gobernador militar, general Antonio Serrano, amigo y compañero de promoción de Jorge Rafael Videla en el Ejército.

Más tarde, llegó la Coalición Cívica, alejada de «Pino» Solanas y cada vez más cerca de una virtual renovación en el radicalismo donde el sector de Ernesto Sanz chocaba con la herencia alfonsinista, encarnada por Ricardo Alfonsín, hijo del ex Presidente de la Nación.

Hoy, embajador en España.

Ese sector disidente hizo el acuerdo con el PRO Propuesta Republicana de Mauricio Macri, así llegaron al Poder dic´2015.

Carrió obtuvo reivindicación por elecciones, anteriores, perdidas frente al kirchnerismo de Cristina, antes de Néstor Kirchner.

Las idas y vueltas.

Muy lejos cuando ella, «Lilita» Carrió, abanderada contra la «corrupción» en una de las vertientes de la Política, se ufanaba ser poco menos que «Fiscal de la República».

Tanto que Héctor Timerman antes de la llegada de Néstor Kirchner al Poder, públicamente dijo: «Yo voto a Carrió».

Revista «Noticias» 2003.

El «Paraninfo» Universidad de Santa Fe ya había sido el ámbito para la Reforma Constitucional del´57, tiempos de la «Revolución Libertadora».

Dirimieron allí Unión Cívica Radical del Pueblo, cuyo líder Ricardo Balbín apuntaba para Presidente de la Nación, elecciones del 24 de febrero del´ 58.

No fue.

La astucia de Rogelio Frigerio, «arquitecto» de la Unión Cívica Radical Intransigente, en la versión de Arturo Frondizi, produjo «batacazo»: en los acuerdos de Caracas´57/58, con John William Cooke, el emisario de Juan Domingo Perón, así un sector del peronismo votó a Frondizi.

Lo hicieron Presidente.

Todo tiene que ver con todo.

El kirchnerismo, antes el peronismo, dijo (dice) que Elisa Carrió es una «virtual descendiente» de la «Libertadora». La «derecha».

Por la contraria, el anti peronismo, ahora el denominado Unidos para el Cambio mira a Cristina cómo «la izquierda»: antes Cuba, ahora Putín.

La prensa no está ajena. En «La Nación» cable no hace mucho la mayoría de los periodistas que son analistas políticos como si tomaran «un examen» sentaron a Carrió para que opinara «de todo».

En la posición de la Fiscal de la República.

Algo que otros dicen «el rol que le sienta bien, a ella».

No es común que alguien con un cuarto de siglo en la vida política no reciba ninguna crítica en medio de un panel donde «Lilita» estaba rodeada de cinco periodistas, entre otros Luis Majul, Pablo Sirven, entre especialistas de temas políticos.

Con Joaquín Morales Solá «Desde el llano» 70 veces desde 2013.

Cristina no asiste a entrevistas periodísticas.

No obstante el Canal de Cable C5N se ubica en el polo opuesto al diario fundado por Bartolomé Mitre, ahora orientado por la familia Saguier.

Del lado de la emisora televisiva el afamado Víctor Hugo Morales expresa lo contrario a Carrió y «La Nación».

Marcelo Tinelli hace casi tres años, luego de una entrevista a Mauricio Macri, Olivos y tras tener distanciamiento del kirchnerismo -Máximo Kirchner se opuso al avance del primero en el «Fútbol para Todos»- en rigor la tevé pública fuera a manos del empresario de la tele y futbolero.

El caído en desgracia (Tinelli, debió abandonar la presidencia de la Liga Profesional de Fútbol y tiene fuerte resistencia en San Lorenzo de Almagro, además del bajo «ráting» Canal 13, 2021) se complicó aún más cuando disparó: «Cristina y Macri tienen boleto picado».

Hoy, Marcelo, caída libre.

Lo último de Carrió lo produjeron sus críticas al ascendente y ultra liberal, Javier Milei.

Lo descalificó por la impronta del candidato sorpresa en las elecciones de nov´2021.

«Los liberales como Milei, son representantes del anarco-capitalismo» dijo desde su residencia en Exaltación de la Cruz a «Clarín».

Las dos abogadas con experiencia, Derecho Constitucional.

Ambas con carácter fuerte.

Nacieron para ser líderes o al menos lo que alcanzaron por desarrollo, primero la vida, más tarde del temperamento combativo, intenso.

Adversarias con enérgica rivalidad contenida. Ellas no se agreden en los Medios.

La grieta lleva 75 años.

En el´49 la Constitución Nacional reformada aludía a los Derechos de la Niñez, del Trabajo, de la Ancianidad.

Fue derogada en el 57 con «la Libertadora».

Los odios se manifiestan hasta éstos días: la marcha del Campo, Plaza de Mayo, con carteles agraviantes a Cristina y Máximo.

El odio en política detrás de la antinomia peronismo vs. anti-peronismo se manifestó con aquélla pintada nefasta «Viva el cáncer», Av. Las Heras, cerca del Automóvil Club Argentino, zona de la ex Cárcel de Encausados, junio del´ 56, «la Libertadora» fusiló al general nacionalista Juan José Valle. La «fusiladora»

La otra franja, debate por la Economía, gestión del Ministro de Economía, Martín Guzmán, acuerdo por la Deuda Externa del gobierno de Mauricio Macri.

El economista Claudio Lozano advirtió que «Desde la dictadura la fuga de capitales al exterior, suma 400 mil millones de dólares», analizó.

A Carrió el kirchnerismo la acusa de «mesiánica».

De «gorilismo» encendido.

En el otro extremo Cristina el odio se remite a causas de corrupción que siguen estando en instancias judiciales desde hace 7 años.

Una viuda (Cristina), otra separada (más de una vez) mantienen en vilo a una sociedad injusta.

Con aciertos y errores, peronismo, kirchnerismo, «gorilismo», populismo, republicanismo, ellas expresan aquél pensamiento de Alvaro García Linera, vice de Evo Morales, cuando impactó: «Se trata de luchar, caer, volver a luchar, hasta que se acabe la vida», enseñó el notable dirigente político boliviano.

JLP/

NAC&POP: (*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur, Agencia Nacional y Popular MG/N&P/