También leyó Alejandra Darín. Fueron 15 agrupaciones, entre ellas el PJ, La Cámpora, el Frente Renovador de Sergio Massa, la CGT de Pablo Moyano y la CTA.

MARCHA CONTRA LA CORTE SUPREMA: CON AMADO BOUDOU Y DANIEL FANEGO DE ORADOR, PIDEN LA REMOCIÓN DE LOS JUECES

Además de las agrupaciones enroladas en el Frente de Todos también marcharon las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, Familiares y compañeros de los 12 de la Santa Cruz, APDH, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) y la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH).

 

 

05/05/2022

Clarín.com

Política

Foto Rafael Mario Quinteros

 

Unas 15 agrupaciones kirchneristas enroladas en el Frente de Todos se movilizaron este jueves desde antes las 17 frente al Palacio de Tribunales para pedir la remoción de los jueces de la Corte Suprema. Participaron Hugo Yasky, Roberto Baradel y Amado Boudou. El actor Daniel Fanego y la actriz y sindicalista Alejandra Darín hicieron de oradores del acto principal.

Las agrupaciones se sumaron a la marcha que había organizado el sector que responde a Pablo Moyano dentro de la CGT, la CTA y organismos de derechos humanos para presionar a los cuatro jueces del maximo tribunal, Horacio Rosatti, Carlos RosenkrantzRicardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda.

En el listado de concurrentes figuraron La Cámpora, el Partido Justicialista, el Frente Renovador, el Frente Grande, Nuevo Encuentro, Forja, Kolina, Partido De la Victoria, Partido Solidario, Partido Comunista, Unidad Popular, Intransigente, Parte, Partido Del Trabajo y del Pueblo, Compromiso Federal y Cultura, Educación y Trabajo.

Alejandra Darín y Daniel Fanego, únicos oradores de la marcha K contra la Corte Suprema. Foto Rafael Mario Quinteros

La sumatoria del partido fundado por Massa no pasó como un detalle menor. Las agrupaciones responden al kircherismo y se encargan de movilizar para llenar la Plaza Lavalle frente al Palacio de Tribunales.

A lo largo de 20 minutos, en el documento leído por los actores K Fanego y Darín reclamaron «el juicio político y la remoción de la Corte Suprema». También solicitaron la ampliación del número de integrantes, con paridad de género. El pedido fue celebrado por los asistentes del kirchnerismo duro, con cánticos de «Que se vayan, que se vayan».

Amado Boudou en el acto contra la Corte Suprema en Tribunales. Foto Rafael Mario Quinteros

​El discurso advirtió sobre el silenciamiento de agrupaciones populares y «la prisión de Milagro Sala«, mención que arrancó aplausos de las menos de 5 mil personas que asistieron al acto. Fanego habló de un «sistema de justicia sometido a la voluntad de los poderes económicos y los grupos concentrados». Además, apuntó contra los «medios hegemónicos de comunicación».

«Un poder judicial impiadoso con los humildes», se sumó Darín -presidenta de la Asociación Argentina de Actores-, «y siempre amigable con la delincuencia de guante blanco de los que detentan el poder económico». Denunció la «doble vara» para la gente común y los «encumbrados».

Y calificó de «desidia» e «inescrupulosidad» la actitud de los cuatro integrantes de la Corte.

En medio de abucheos, Fanego cargó contra el fallo del máximo tribunal que respaldó a Horacio Rodríguez Larreta en la disputa con la Nación por la apertura de las escuelas. Darín, por su parte, se refirió al fallo sobre el Consejo de la Magistratura.

El comunicado del Frente de Todos para adherir a la marcha contra la Corte Suprema. Allí figuran las 15 agrupaciones K.

«Sin empacho la Corte repuso una ley derogada en 2006. Esa maniobra le permitió apropiarse de la presidencia del Consejo de la Magistratura», dijo la actriz y sindicalista, que tildó a la movida de «un nuevo atropello a las instituciones».

A minutos de la hora estipulada para la convocatoria, fijada a las 17, la convocatoria -mucho más modesta que en las movilizaciones a Plaza de Mayo o avenida 9 de Julio- ya hacía dificultoso el tránsito por  la zona del Palacio de Tribunales. El paisaje distintivo de esta marcha fue la presencia de numerosos camiones, sello del gremio manejado por los Moyano.

Estuvieron cortadas Tucumán, entre Uruguay y Cerrito; Talcahuano, entre Tucumán y Lavalle; y Lavalle, entre Talcahuano y Uruguay. Además estuvo congestionado el paso en Cerrito y en la 9 de Julio en dirección a Retiro. Se vieron afectadas las paradas del Metrobus en la zona de Tribunales y del Obelisco, que se normalizaron a las 17.30.

«Planteamos democratizar la sociedad, una sociedad más igualitaria. Indudablemente, no se puede hablar de una sociedad democratizada si la Justicia sigue jugando el rol que juega: inclinar la balanza para el lado de los poderosos», dijo Ricardo Peidro, secretario general de la CTA Autónoma, presente en Tribunales. «Los fallos de la Corte son según la necesidad política o a sus padrinos».

También participaron de la manifestación Yasky, secretario general de la CTA; Roberto Baradel, de SUTEBA y CTA bonaerense; Héctor Recalde; y Claudio Lozano, de larga militancia en la CTA y actual director del Banco Nación enfrentado con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

También estuvo Amado Boudou, una de las figuras K que repitió presencia con respecto a la marcha del 1F, la movilización que impulsaron a Juan Ramos Padilla y Luis D’Elía.

Boudou se abrazó con Recalde y Leopoldo Moreau, también en el acto. «La ampliación de la Corte va a tener consenso en Diputados, con movimientos provinciales. Muchos gobernadores se van a sumar, porque es una necesidad en todo sentido. No solo para que estos tres o cuatro en rezago queden en minoría si es que aún no se los pudo remover», dijo Moreau.

Daniel Fanego y Alejandra Darín fueron los oradores del acto central. En la marcha de febrero habían asumido un papel similar las actrices Luisa Kuliok y Cristina Banegas.

La consigna de la marcha tuvo un viejo eslogan del kirchnerismo. Pidieron «por la democratización del Poder Judicial». Pero también apuntaron a forzar la renuncia de Rosatti de la presidencia del Consejo de la Magistratura.

El titular de la Corte asumió ese cargo el pasado 15 de abril pasado luego del fallo que declaró inconstitucional la conformación del organismo con 13 miembros y ordenó que vuelva a funcionar con 20, cómo lo hacía antes de 2006 cuando Cristina Kirchner impulsó una reforma de la Magistratura.

El kirchnerismo ubica a Rosatti como uno de sus principales enemigos y busca correrlo del organismo que elige y sanciona a los jueces. A Rosatti el oficialismo lo acusa de ser impulsor del «lawfare», de haber sido parte de la presunta persecución de dirigentes K durante la gestión de Cambiemos y de impulsar fallos desde la Corte contrarios a los intereses de la vicepresidenta.

“El Poder Judicial debe ser independiente de los poderes económicos y su composición debe representar el federalismo consagrado en nuestra Constitución y la paridad de género”, sostenía el anuncio donde las 15 agrupaciones kirchneristas confirmaron su participación en la marcha.

Además de las agrupaciones enroladas en el Frente de Todos también marcharon las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, Familiares y compañeros de los 12 de la Santa Cruz, APDH, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos (MEDH) y la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH).

Marcha y bar

Boudou fue uno de los asistentes estelares al acto principal. Repartió abrazos y encandiló a los militantes. De campera negra, el ex vicepresidente de la Nación se ganó las miradas de todos y de todas.

Después de la lectura del documento, el ex ministro de Economía se dirigió a un bar en Uruguay y Viamonte. Lo siguió media decena de manifestantes y algunos periodistas que intentaron -sin éxito- sacarle testimonios.

Boudou se dedicó a hablar con los manifestantes que, encantados, se sentaron con él a tomar café en una mesa exterior del local. El bar cerró sus puertas y dejó de atender a la gente.

Boudou se encuentra en libertad condicional desde julio de 2021, cuando se le validó una reducción de 11 meses en la condena por corrupción en el caso Ciccone.

Otras movilizaciones K contra la Corte

La de este jueves no es la única marcha contra la Corte. Habrá otra el próximo 24 de mayo.

Esta movilización fue convocada a través de las redes sociales por el juez Juan María Ramos Padilla, padre de Alejo, el juez federal de La Plata con competencia electoral que también tiene vínculos con el kirchnerismo. Ambos son parte de Justicia Legítima, la agrupación de juristas, magistrados, fiscales y abogados que simpatizan con el kirchnerismo.

Ramos Padilla padre fue el principal convocante de la marcha del 1° de febrero, en la que el fue el único orador. Esa cita estuvo impulsada en redes por el piquetero Luis D’Elía y recibió el respaldo de funcionarios nacionales, aunque ningún representante del Gobierno dijo presente en la manifestación. Reclamaba «que se vaya la Corte» sin usar los mecanismos constitucionales del juicio político.

En aquella oportunidad la presencia estuvo acotada a figuras y manifestantes ultra K, como Amado Boudou y Leopoldo Moreau. Según fuentes policiales acudieron «8 mil personas». Dos días más tarde se realizó una marcha a favor del máximo tribunal, como respuesta a la convocatoria kirchnerista.

DS