Falleció el periodista Adrián Freijo el 30/04/2022

ADIÓS AL AMIGO.

Por José Luis Ponsico

Detrás de cada persona existe una historia. En el caso de Adrián Freijo, la suya estuvo fuertemente ligada a la militancia política en el peronismo y al mismo tiempo en el periodismo de análisis, precisamente político.

Por José Luis Ponsico*

Especial para Libre Expresión.

Adrián Freijo.

Detrás de cada persona existe una historia.

En mujeres y hombres.

En el caso de Adrián Freijo, la suya estuvo fuertemente ligada a la militancia política en el peronismo y al mismo tiempo en el periodismo de análisis, precisamente político.

Antes ideológico.

En menor medida y dimensiones de fama, el que escribe vivió algo parecido.

En los´ 70 militancia activa y desde el mismo tiempo, el periodismo Desde lo deportivo hacia político.

En un ida y vuelta, sin fin.

Todo en Mar del Plata, hasta el 76. Luego, ambos con rumbos distintos y lejano reencuentro.

El resumen ubica a dos muchachos en veredas opuestas durante 37 años, entre el 71 y primavera 08.

Alejados desde los vaivenes internos del peronismo en la tragedia hace medio siglo y más tarde en los caminos emprendidos.

La envergadura política de Adrián superó largamente a la mayoría de nuestra generación.

Llegó al punto más alto, candidato a Intendente de Gral. Pueyrredón, plena crisis, una de las tantas, del PJ. local y del peronismo en general.

El impacto hace algo más de veinte años, tiempo del «que se vayan todos».

Freijo, tal vez abnegado, puso la cara cuando Mar del Plata que «nunca fue peronista» vivía en una crítica permanente al movimiento que impulsaron el General Juan Perón y su compañera «Evita» en los albores de los 50.

Como no podía ser de otra manera, perdió. No obstante, enseguida se levantó.

Desde el periodismo puso al servicio de la Ciudad su impronta política desde el campo popular y como sucede siempre, tuvo aliados y adversarios.

En el caso de marras, la anécdota con el que escribe, la historia los acercó casi 40 años más tarde.

El cronista deportivo amparó una mutual en la Capital Federal de ex futbolistas.

Algo que ocurrió en los comienzos del tercer milenio.

Varios consagrados se acercaron, entre otros Juan José Pizzuti, Silvio Marzolini, Juan Carlos Guzmán, Alberto Rendo, el «Chango» Cárdenas, el tucumano Albrecht.

La idea creció en Mar del Plata. Se trataba de ayudar «a los que estaban mal». Aquéllos que dieron alegrias al pueblo futbolero y el curso de la vida, en algunos casos, los dejó sin fama, sin trabajo, a veces sin familia.

Divorcios, hijos que se fueron a otras latitudes.

Esa resultó la misión.

El rescate.

Freijo supo del tema.

En setiembre del 2008 por gestiones compartidas entre Carlos Bilardo, por entonces funcionario del gobierno bonaerense de Daniel Scioli -el Narigón por poco tiempo, titular en Deporte- en Mar del Plata, el ex diputado provincial Daniel Rodríguez y con ayuda de la Liga.

Enterado Jorge Bosco de la iniciativa -integrar ex futbolistas a una acción de ayuda mutual- financió una cena importante en el Club de Motonáutica, hermoso lugar rodeado de veleros y luces que brillan de noche en la primavera marplatense.

Casi doscientas personas vivieron una jornada inolvidable.

Los famosos del fútbol grande, José Varacka, Rodolfo Micheli, protagonistas de «Los Diablos Rojos» (Independiente, los´50) Oscar Pianetti, Norberto Madurga, Nicolás Novello, el duro correntino José María Silvero, Boca´ 60 y 70. DT. campeón

Mario Rodríguez, goleador,  Independiente, Copa Libertadores´64, luego consagrado en Chile, en tanto por el fútbol marplatense lo vivieron Luis «Merengue» García, los del «Rojo», Juan Manuel Benrós, Vicente «Catalán» Boix, Carlos Rico, entre otros.

Sin olvidar los hermanos Roberto y Luis Gonzalo. el «Pato» Carlos Posada, Francisco «Quique» Mústico, asistidos por el gran Ricardo Raya Rodríguez, futbolero marplatense de ley.

Por gentileza del directivo Daniel Fernández, San Lorenzo local, luego en «la Catedral» azulgrana a cargo de la administración de un hotel sindical, sito Catamarca y 3 de Febrero, lugar cercano al domicilio de Adrián. Todos alojados.

En horario de desayuno el que escribe se acercó para estar cerca de los que volvían a la Capital.

En una mesa, solo, Freijo leyendo el diario «La Capital».

Daniel Fernández al tiempo que el cronista iba a tomar su café, dice:

«En aquélla mesa está Adrián Freijo. Me preguntó si el que allá es Ponsico ?», interrogó.

El escriba deportivo tomó la taza con su café, caminó hasta la mesa situada en un extremo y al toque le dijo: «Pasaron 37 años.»

Creo que ya está no te parece ?».

La respuesta rápida, como todo lo que hizo Freijo en su vida:

«Claro. Sentate por favor», ante la sonrisa de Daniel Fernández.

Muy pronto Adrián sumó a sus ciclos radiales y a su portal Libre Expresión al escriba en un gesto que se hizo un clásico durante casi 14 años.

Cada tanto, enviaba mensaje: «Tus columnas son muy leídas.

Vas de «Pierino» González a Silvio Marzolini, sin escalas.

No aflojes», en el recuerdo.

Le había gustado mucho un texto donde Silvio, en una de las jornadas de los mutualistas, comentaba que su primer ídolo, como simpatizante de Boca, pudo ser 1951, resultó el prestidigitador del fútbol marplatense, Herminio «Pierino» González, ídolo «xeneize» en los´50. Freijo muy de Boca.

Hace un tiempo avisó de su enfermedad y que iba a dar batalla.

Como siempre.

La de García Linera, el respetado dirigente político de Bolivia, cercano a Evo Morales, cuando insiste: «Se trata siempre de luchar, caerse, volver a luchar, levantarse … «.

Esta vez, Adrián no pudo.

Desde el peronismo clásico, hasta parece como rémora aquél intento del General Perón a su regreso nov´72, cuando trataba de convencer a Ricardo Balbín en el Gran Acuerdo Nacional.

El «Chino» en las exequias quedó en la historia con su imborrable verborragia.

«Este antiguo adversario, despide a un amigo».

De julio del´ 74 a Abril 2022.

JLP/

NAC&POP: *Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur, Agencia Nacional y Popular. MG/N&P/