No convirtamos al " Flautista de Hamelin " en el rector ejecutivo de un futuro al que no deberíamos ir -

LA POLÍTICA ES UN ACTO DE SERVICIO

Por Ezequiel Beer

Las lecturas de Raúl Scalabrini Ortiz nos demuestran la importancia de la independencia económica en el quehacer político pero pareciera ser que eso ha quedado como una reliquia a rescatar por la arqueología. Se ha convertido a la Política en una empresa de todos los variopintos ideológicos, donde » el que hay para mi » es la moneda corriente en las bases y también más allá.

 

 

Por Ezequiel Beer

Nac&Pop

Es Un Acto De Servicio

 ( Papa Francisco )

La salida del Proceso de Organización Nacional – 1976 / 1983 – obro su cometido de borrar una generación política vía el exterminio o el exilio donde los remanentes fueron y son hasta ahora los artífices de la política actual.

Una débil Democracia surgió de la mano de Raúl Alfonsín, pero quizás la mayor deformación de lo que se puede considerar como » política » fue el Menemismo donde la picardía, la mentira y el soborno fueron construyendo bases que hasta el día de hoy perduran.

Aquellos que no se encuentran enrolados en esas » virtudes » son recurrentes en espacios menores o según sea la estirpe personal el hartazgo personal.

No valdrán títulos académicos ni formaciones militantes de nuevas generaciones de políticos sino encierran los valores necesarios para afrontar la tarea que por cierto no es poca.

El toma y daca, la mercantilización de los vínculos políticos y la espera de la dadiva o » contrato » a cambio de una militancia son factores que denigran la política hasta llevarla a su desaparición como tal, algo que varios analistas marcan hace años no solo en la Argentina sino en el resto del Mundo donde ya existen lugares donde ha desaparecido y la tecnocracia es la política real.

Quizás y de manera tangencial Néstor Kirchner intento dar una salida a dicha problemática, pero su pronto deceso no genero el efecto deseado por él, más allá de algunas contradicciones que el mismo sostuvo a lo largo de su vida.

Las lecturas de Raúl Scalabrini Ortiz nos demuestran la importancia de la independencia económica en el quehacer político pero pareciera ser que eso ha quedado como una reliquia a rescatar por la arqueología.

Se ha convertido a la Política en una empresa de todos los variopintos ideológicos, donde » el que hay para mi » es la moneda corriente en las bases y también más allá.

No solo responsabilicemos al Neoliberalismo  – y con razón – sino que hay otras responsabilidades cívicas que han dado este mediocre resultado.

Surgen nuevas voces de » libertad » y de » juventud » en el espectro que no son mas que otra trama para una sociedad agotada de sostener un sistema que no satisface sus necesidades.

No convirtamos al » Flautista de Hamelin » en el rector ejecutivo de un futuro al que no deberíamos ir –