"Vemos transitar la carga desde los muelles, y que cada 10 barcos que pasan, solo 1 o 2 tienen bandera nacional"

EL PARANA, LXS COMPAÑERXS DEL DRAGADO, EL TRABAJO Y LA SOBERANIA

Por Juan Carlos Schmid*

Hay un verdadero «triangulo de las Bermudas» que va desde la Subsecretaria del puerto, hasta la Administración Federal del Puerto y que termina en el Ministerio de Transporte, que impide que tengamos la certeza de que las terminales funcione  el interés nacional.

Por Juan Carlos Schmid

NAC&POP

24/04/2022

Compañeros, compañeras, un enorme agradecimiento por esta demostración de apoyo, de la federación, de los sindicatos marítimos que nos han acompañado con sus comisiones directivas, de los sindicatos portuarios que han mandado sus comisiones internas y sus delegados.

Volvemos a estar en un escenario que ya vinimos, hace tiempo atrás cuando en el rio Paraná hubo 2 naufragios que le costaron la vida a tripulantes argentinos.

Muchos se preguntan por qué venimos la Cancillería, es que la Cancillería, compañeros y compañeras, también tiene que ver con esto, por una simple y sencilla razón: todos los acuerdos de navegación y de carga que se fijan y que se establecen en la Cuenca del Plata tienen beneficiarios a quienes no estamos en la Argentina.

Cada uno de esos acuerdos que nosotros hemos pedido que se renuncien o que se revisen, siguen vigentes y nosotros vemos transitar la carga desde los muelles, o vemos que cada 10 barcos que pasan, apenas 1 o 2 tienen la bandera nacional.

Es por eso que estamos acá.

No es un capricho de parte nuestra.

Además, hay un verdadero «triangulo de las Bermudas» que va desde la subsecretaria del puerto, hasta la administración federal del puerto y que termina en el ministerio de transporte, que impide que nosotros tengamos la certeza de que las terminales funcionen hacia el futuro, y que el sistema de navegación troncal tenga el servicio de nuestros compañeros y de nuestras compañeras y del interés nacional porque por allí, a ver si lo entienden de una buena vez, por allí respira dólares la Argentina señores.

Por allí respira dólares la Argentina.

Es incomprensible que los funcionarios no adviertan esto.

Además, tenemos la tranquilidad esta conducción y todos los compañeros de la federación de estar haciendo lo que dijo el presidente.

El presidente en muchas de sus intervenciones ha dicho que cuando las cosas estén mal, salgan a la calle y digan que estamos cometiendo errores.

Entonces le decimos, señor presidente, en el área están cometiendo errores.

Miren, la concesión del sistema de navegación troncal se venció en abril del año pasado.

Toda nuestra gente y todos los portuarios y todos los marítimos que transportaban suministro, estuvieron trabajando durante la pandemia.

Habíamos sido declarados servicios esenciales.

Muchos tripulantes de otras flotas tuvieron mucho tiempo a bordo porque no se podían hacer los recambios, y muchos de nosotros tuvimos problemas para hacer los relevos en los puertos del litoral.

Fuimos declarados servicio esencial.

Sin embargo, la subsecretaria, que depende del ministro, elaboraba una serie de protocolos muy rígidos, y en su propia casa, en los distritos dependientes de la subsecretaria, no había ni barbijos, ni albohol, ni agua potable viejo.

Entonces como puede ser que nos pidan que tengamos seguridad y al mismo tiempo se olvidan de lo mas mínimo: barbijo, alcohol y agua potable.

Cuando trasladamos esta problemática, los funcionarios nos contestan con una maraña de tramites, de otro funcionario, de otro caga tinta que esta sentado en un escritorio, y que termina demorando toda la cuestión porque pasa de una oficina a la otra sin que nadie resuelva absolutamente nada.

Miren recién he manifestado, en una nota con la prensa, efectivamente acá hay funcionario que oyen pero no escuchan, que miran pero no ven, y que hablan pero no dicen nada y no resuelven nada.

Entonces, compañeros…nos hemos visto obligados a salir a la calle, a paralizar las actividades en el puerto metropolitano, a que ni una draga ningún balizador, ninguna lancha hidrográfica, ni ningún taller de las empresas que presta el servicio de dragado y balizamiento esté funcionando en el día de hoy.

Pero los problemas no son únicamente esos.

Hace 45 días hubo una reunión en el ministerio de trasporte para que se dicten medidas que permitan promover la navegación interior y la marina mercante. 45 días atrás nos dijeron que iban a tener en marcha una serie de medias, todavía estamos esperando.

Todavía estamos esperando con la amenaza que semana tras semana haya un cese de bandera y un barco salga de la marina mercante nacional y nuestros tripulantes vayan a parar al muelle sin laburo.

Viejo, ¿Cómo puede ser que estas cuestiones, que son de una siempre resolución del Ministerio, no se pongan al tope de la agenda?

Estoy seguro, yo ya se que estos problemas no son los únicos en el país, que tenemos otros problemas, pero si no entienden que, por esta vía, que por este sector, que por esta área donde transitan los insumos para la industria y por donde respira dólares, como hace un momento dije, la Argentina.

Si no entienden eso, realmente estamos muy jodidos.

Estamos muy jodidos.

Porque no se puede seguir en la incertidumbre permanente de que no haya respuesta sobre estos temas.

Yo espero que la Cancillería tome cartas en el asunto para que convoque a una discusión profunda, pero no una discusión con el tecnicismo propio de la cancillería, de las embajadas..

Lo que necesitamos es negociación en serio, donde tomen medidas para proteger el trabajo argentino.

No hay medidas para proteger el trabajo argentino en la navegación interior de nuestro país.

No las hay.

Y quiero decir finalmente, y volver a agradecerle a todos ustedes porque somos una federación que ha dado muestra de tener conducta y coherencia frente a los problemas que tenemos.

Y que no lo tomen como una amenaza los funcionarios.

Pero nosotros hicimos una reunión de Consejo directivo y declaramos un estado de alerta, y no hubo ninguna contestación.

Entonces tomamos esta medida, pero si decididamente no se empiezan a mostrar alternativas para solucionar estos problemas, sin duda alguna va a haber una escalada de conflicto, y el conflicto se va a trasladar aguas arriba.

El conflicto va a terminar perjudicando más la situación frágil en la que se encuentra la Argentina.

Así que viejo, que se pongan la barba en remojo, que laburen para los que los eligieron, que vayan a los despachos y se saquen toda la modorra de encima para tomar las medidas que permitan que tengamos seguridad.

Esa seguridad va a traer inversiones, esas invenciones van a generar trabajo y van a generar la seguridad jurídica, pero van a generar la mayor seguridad que queremos: la seguridad de tener laburo viejo, la seguridad de que nosotros mañana nos sentamos y podemos pagar la olla, esa es la seguridad que también le demandamos al gobierno.

Así que compañeros, hoy va a hacer llenar el Consejo directivo y seguramente de CGT y este tema seguramente va a estar presente, pero quiero decirles algo: estamos viviendo tiempos de tensiones electorales, cada vez más vamos a ser testigos de un remolino, donde todas las fuerzas políticas y las representaciones se debaten para ver quien va a conducir el país en el 2023, pero los problemas los tenemos ahora.

El compañero no come esta noche, el compañero no puede planificar a un año porque no sabe si va a tener el trabajo.

Entonces le pedimos a toda la representación política, a los peronistas, a los radicales, a los del pro, a los libertarios, a aquellos que ponen al tope la liberta, cuando lo que nosotros, nos enseño el general perón: es que nosotros queremos la libertad, pero no la libertad de cagarnos de hambre, nosotros queremos la libertad que nos permita poner el pan en la mesa de cada uno de nuestros hogares.

Entonces a toda esa representación política le hacemos un llamado de atención: piensen en el país, piensen en colectivo, déjense de joder con pensar en el despido de cada uno de ustedes, piensen en el país porque lo que necesitamos es una diligencia política con sentido patriótico que se ponga al frente de los grandes problemas nacionales.

Muchísimas gracias.

JCS/