"Previo al Mundial España, Leopoldo Galtieri quiso "blanquearse" abrazando a César Menotti y al plantel"

EL ABRAZO DE GALTIERI Y MENOTTI

Por José Luis Ponsico*

La revista «La Semana», Editorial Perfil, a comienzos de febrero publicó una extensa entrevista al DT. campeón del mundo´78 César Menotti, donde sorprendió con fuerte crítica a los militares luego
de seis años «negros» con miles de secuestrados, «desaparecidos», crímenes de lesa humanidad.

Por José Luis Ponsico (*)

Especial para la Agencia Nacional y Popular

NAC&POP

06/03/2022

Entre febrero y marzo del´82 el gobierno militar del general Leopoldo Fortunato Galtieri estaba en caída libre.

La crisis económica derivó en protestas obreras y la CGT. lanzó un paro general para el 30 de marzo con movilización a Plaza de Mayo.

Sería la antesala de la Guerra de Malvinas.

La revista «La Semana», Editorial Perfil, a comienzos de febrero publicó una extensa entrevista al DT. campeón del mundo´78 César Menotti, donde sorprendió con fuerte crítica a los militares luego
de seis años «negros» con miles de secuestrados, «desaparecidos», crímenes de lesa humanidad.

El periodista Julio César Petrarca mantuvo una charla -Menotti no daba entrevistas a cualquiera- prolongada con el entrenador que se abrió al momento. Criticó la censura a Mercedes Sosa, las
«listas negras» de la dictadura y en general analizó el mal clima social que se vivía.

En penumbras existía un Plan del gobierno -luego de dos transiciones, del general Jorge Videla a su par Roberto Viola y de éste a Galtieri, en dos años y medio- que trataba de perdurar en el Poder
tras seis años de dictadura y salvaje represión a los militantes de causas populares.

El Plan, se supo, remitía a un impacto social con una causa emocional: Recuperar las Islas Malvinas tras la dominación inglesa al cabo de 150 años. Un eventual desembarco de tropas en principio
antes del Mundial, España´82, previsto para junio de ese año.

Menotti, con pasado de militante de izquierda en su adolescencia, a diferencia de la mayoría de sus dirigidos sabía de las atrocidades del gobierno militar.

Un hombre del fútbol pero con una formación cultural que lo hacía distinto al resto.

La mayoría del universo futbolero ignoraba la brutal represión.

Petrarca, periodista marplatense, trayectoria en varios Medios locales -con pasado en «La Capital» y LU6 entre otras Redacciones- tampoco resultaba ajeno al periodismo político en medio de una fuerte
censura.

Una fina sintonía amparaba a ambos: protagonista y su periodista, alter ego.

Por entonces, un veterano colega de «La Nación» periodista acreditado en Casa de Gobierno, Rodolfo Baltiérrez, resultó convocado como «Asesor Presidencial».

Una función hasta ahí poco conocida en el rol periodístico.

El «Gordo» Baltiérrez, como lo apodaron, resultó el cerebro de la operación.

Galtieri debía expresar «un rostro humano», acercarse a las clases populares en medio del descontento social previo a lo que sería una Guerra por la Recuperación de las Islas Malvinas, el secreto mejor
guardado de la cúpula militar.

Baltiérrez le pidió a Galtieri visitar al seleccionado y estrechar a Menotti.

La nota de Petrarca se publicó el 5 de febrero.

La repercusión con las críticas del «Flaco» al Proceso produjo honda conmoción.

Menotti, tipo carismático, instruído, ex futbolista elegante de Rosario Central, Racing, Boca. Santos de Brasil y un fútbol novicio de EE.UU resultó «utilizado» por Galtieri.

El recuerdo lleva a otro marplatense, periodista, el Editor Andrés Soto, que en círculo de directores del grupo de Jorge Fontevecchia, propietario con su padre Guido, de la pujante Editorial, evoca: «La nota

de Petrarca resultó impactante. La revista tuvo un récord de venta». señaló al autor de éstas líneas.

El 19 de febrero, mañana soleada, tras vuelo en helicóptero a Camet, la apretada comitiva de Galtieri, acompañado por su asesor Baltiérrez, descendió en Villa Marista, ante la sorpresa general.
Nadie sabía del «operativo de Prensa», para dejar bien parado al Presidente «de facto».

Mientras Saúl Ubaldini, líder sindical, tapa de los diarios capitalinos, daba cuenta del malestar social en la Argentina y los motivos de la medida de fuerza en marcha, el gobierno buscaba afanosamente un «punto de contacto» con la fiesta del fútbol; hondo sentimiento popular de los argentinos.

Y con Menotti.

El colega local, Raúl López, jefe de la Corresponsalía de la Agencia Nacional de Noticias TELAM supo primero que el resto de la llegada del Presidente de la Nación a Camet.

Siendo el Medio oficial, López fue avisado por gente de Gobierno. Se encargaría de informar al resto del periodismo marplatense.

Cuando descendió Galtieri, luego del primer impacto, Menotti y varios futbolistas se encontraron en la obligación de saludar y escuchar una arenga: «Ustedes son dignos representantes de nuestro país, en
víspera del Mundial de España.»

«El gobierno les desea lo mejor, descontando que harán un gran papel»

Nada de eso ocurrió. «La jugada» Presidencial dejó el mal recuerdo para Menotti y sus jugadores.

Con alguna timidez, la estrella Diego Maradona, alcanzó a extenderle la mano al militar.

Galtieri por su pasado, jefe 2do Cuerpo de Ejército, Rosario, plena represión, saludó a Gallego y a Kempes.

Argentina vivió amargamente la experiencia de Malvinas.

Murieron casi mil soldados en las Islas en medio de congelamientos y escasa preparación ante el avance por tierra y por mar de la flota inglesa.

Gran Bretaña apoyada por EE.UU. y la OTAN. ahora de moda por el drama en Ucrania.

Otro destacado del universo marplatense, el futbolista Jorge Olguín, campeón de mundo´78, antes con San Lorenzo de Almagro, dos veces con Juan Carlos Lorenzo, una tercera con Osvaldo Zubeldía; lo
mismo con Independiente y Argentinos Jrs. (en total, 7 títulos en una década) evocó aquél momento:

«El Flaco Menotti se quería morir cuando vió el despliegue Presidencial en el campo de juego.

La bajada de Galtieri y su comitiva.

Nadie sabia del asunto y pocos entendíamos lo que se proponía con eso el gobierno militar», comentó al cronista.

La medida de fuerza se produjo el 30 de marzo.

La movilización fue prohibida.

La CGT. la llevó a cabo en medio de una fuerte represión. Se estimaron 5 mil uniformados para diez mil manifestantes

Hubo gases, corridas, disparos de bala de goma. Heridos y un muerto en Mendoza.

Un caos.

El 2 de abril el gobierno de Galtieri lanzaba la invasión a las Islas Malvinas y buena parte de la sociedad, tocada en su fibra íntima -el sentimiento patriótico- acompañó una gesta que concluyó en una farsa trágica.

Chicos del Interior, Sunchales, Santa Fe; Barranqueras, Chaco. Muertos.

El «baño popular» no sirvió.

Argentina fracasó en el Mundial´España´82.

Antes en Malvinas.

En el fútbol quedamos undécimos tras derrotas con Bélgica, Italia y Brasil.

Menotti finalizó su contrato con AFA y se fue como DT. al Barcelona Fútbol Club.

Con él, recaló en Cataluña, Diego Maradona.

Todo lo ocurrido en el´82 fue visto a través del tiempo como una enorme pesadilla.

JLP/

NAC&POP: José Luis Ponsico es columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur y la Agencia Nacional y Popular. MG/N&P/