«Hay que decir la verdad cueste lo que cueste y caiga quien caiga» dijo Evita.

ALICIA CASTRO: «SI FUE IMPAGABLE LA DEUDA DE MACRI, ¿POR QUÉ SERÁ PAGABLE LA QUE SE TOMA AHORA?»

En contra de la deuda que contrajo la gestión de Mauricio Macri, la sindicalista, política y diplomática que rompió con el ejercicio del presidente Alberto Fernández durante 2020 pidió, en contacto con Feudale Café en LA CIELO FM 103.5,  :»Va a haber refinanciación con el dinero que nos prestan nuevamente».

infocielo

NAC&POP

Desde la organización política Soberanxs, compuesta por el expresidente Amado Boudou, el exvicegobernador bonaerense Juan Gabriel Mariotto y la exembajadora de Argentina en Reino Unido y Venezuela, Alicia Castro, convocan a una marcha el próximo 9 de marzo en contra del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que se envía al Congreso de la Nación desde la coalición de gobierno del Frente de Todos.

En contra de la deuda que contrajo la gestión de Mauricio Macri, la sindicalista, política y diplomática que rompió con el ejercicio del presidente Alberto Fernández durante 2020 pidió, en contacto con Feudale Café en LA CIELO FM 103.5, que sobre esta situación de entendimiento multilateral: «Hay que decir la verdad cueste lo que cueste y caiga quien caiga como dijo Evita».

Respecto al mismo enfatizó:«Va a haber refinanciación con el dinero que nos prestan nuevamente»

«Es un contrato de adhesión al Fondo porque tomaron una nueva deuda para pagar la de Macri con lo que ahora el Congreso la va a blanquear y ya no sera la deuda de Macri sino la deuda del Frente de Todos», consideró.

Incompatibilidad gubernamental

«Néstor Kirchner logró una quita del pago de la deuda del 60%», recordó Alicia Castro en contraposición al acuerdo con el FMI gestado por la alianza del Frente de Todos en donde, conforme citó: «No hay quita, no hay plazos y hay usura».

En esa línea repuso que «las sobretasas son intereses punitorios para los países sobreendeudados más allá del tamaño de su economía» con lo que Argentina deberá devolver mucho más que los 45 mil millones de dólares de capital que fueron refinanciados.

«No solo es responsabilidad de Macri sino del FMI», sostuvo, sobre lo mencionado, Alicia Castro e insistió en que «sustentamos (desde Soberanxs), según el derecho internacional, el hecho de llevar a la Corte de Justicia de La Haya este acuerdo».

El justificativo es que «dieron el préstamo más grande de toda la historia a nivel internacional y violaron los estatutos constitutivos del propio Fondo», en palabras de la exembajadora.

Más críticas

«Si fue impagable la deuda de Macri, ¿por qué será pagable la que se toma ahora?», problematizó la exfuncionaria diplomática del Frente de Todos que renunció en los primeros años de gestión de Alberto Fernández.

Asimismo, recordó que «el FMI sabía de la fuga dinero que entraba y salía, lo cual fue publicado en los informes del propio Fondo» por lo que pidió: «Tienen que pagar los que se la fugaron porque acá los ricos no quieren pagar los impuestos. Y no lo digo yo, lo dijo hasta la excanciller alemana Ángela Merkel, que acá pagan menos los ricos y más los pobres».

«No me gusta que me mientan: por un lado está Macri muy contento de que se blanquee su estafa en connivencia con el FMI para fugar la plata de los argentinos. Así que van a brindar con champagne», estimó Alicia Castro.

Además consideró que «el Frente de Todos ya perdió más del 40% de sus votantes» y que «Alberto Fernández es el segundo presidente que, como Fernando De La Rua, perdió las elecciones legislativas».

Escenario legislativo

«Cuando los diputados del Frente de Todos voten el acuerdo, votarán ajuste y hambre, porque ya hay 50% de pobres e imagínense con esta nueva deuda, con los tarifazos, los estancamientos de jubilaciones y salarios, las devaluación 30 y 50% pactada con el FMI y la pérdida del poder adquisitivo», opinó la exembajadora.

A la hora de concluir, la dirigenta de Soberanxs indicó un posible desarrollo del debate parlamentario: «Juntos por la fuga logrará dividir la votación en dos partes: por un lado que de apruebe la refinanciación, que no es más que un nuevo endeudamiento y no nos merecemos que nos mientan; y por otro, el articulado, que es donde habrá diferencias».