"Los cambios de posición de Alberto Fernández y Martin Guzman ante el FMI y la cesión de soberanía"

SOBERANXS: “ TOMEMOS CONCIENCIA DE LA MAGNITUD DE LA TRAGEDIA SOCIAL Y FINANCIERA QUE SIGNIFICA ESTA CESIÓN DE SOBERANÍA AL FMI «

Por Amado Boudou, Alicia Castro y Gabriel Mariotto

El 28 de enero de 2022, Alberto Fernández y Martín Guzmán anuncian un acuerdo que implica una legitimación formal del préstamo otorgado a Mauricio Macri, que anteriormente fuera duramente cuestionado por ellos mismos y por todos los referentes del FDT. El camino debiera haber sido realizar una presentación del caso del endeudamiento ilegítimo, ante la Corte Internacional de Justicia, dentro de un marco estrictamente legal.

SOBERANXS

28/01/2022

El sector referenciado por figuras del FdT como Alicia Castro, José Sbatella, el exvicepresidente Amado Boudou o el ex vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, cuestionó al «entendimiento» anunciado ayer por el gobierno nacional.

En Agosto de 2021 el presidente Alberto Fernández señalaba «no voy a firmar con el FMI algo que dañe a los argentinos».

En octubre de 2021, en un panel titulado «Cómo salir de la trampa de la deuda eterna» organizado por la Internacional Progresista en el que el Ministro Martin Guzmán participó junto al exministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, y el economista ecuatoriano Andrés Arauz, Guzmán señalaba que “Acabar con la dependencia del FMI es un acto de soberanía” y recordó que el exdirector por Estados Unidos en el FMI (Mauricio Clave Carone) en aquel entonces reconoció públicamente que aquel programa fue un «apoyo político» a su campaña electoral y que es «ahora el pueblo argentinos el que lo está pagando».

Recordemos también que el ex ministro de economía griego Yankis Varoufakis renunció a su cargo en medio de las negociaciones del FMI con su país, justamente porque no estaba de acuerdo con los condicionamientos de profunda sesión de soberanía que ese organismo exigía a Grecia, tal y como lo hace hoy con Argentina.

Veamos cómo está Grecia hoy.

En noviembre de 2021 Fernández señalaba que «El Fondo está cobrando tres veces la tasa del mercado».

En Diciembre de 2021, Alberto Fernández y Martín Guzmán presentaron ante el FMI un crítico informe que cuestionaba la decisión de otorgar un Stand-By de 44.000 millones de dólares a Mauricio Macri, hacia el final de su presidencia.

“El SBA original otorgado a Argentina fue aprobado en junio de 2018 por un monto de US$ 50 mil millones de dólares (35.379 millones de DEG), equivalente a alrededor del 1.110 por ciento de la cuota argentina en el FMI, y representó el mayor préstamo otorgado en la historia del Fondo a un solo país.

Se suponía que el SBA 2018 debía tener un tiempo de duración de tres años y su desembolso estaría condicionado al cumplimiento de una serie de metas relacionadas con la evolución de las cuentas fiscales y de la política monetaria”, señalaban Alberto Fernández y Guzmán.

“El objetivo del Programa era ayudar a Argentina a superar su crisis sobre la base de cuatro pilares: restaurar la confianza del mercado, proteger a los más vulnerables de la sociedad, fortalecer la credibilidad del marco de metas de inflación del Banco Central, y progresivamente disminuir las tensiones en la balanza de pagos.

Ninguno de estos cuatro objetivos fue alcanzado», señalaron.

Fernández y Guzmán dejaban en claro que el Programa del FMI constituía un “préstamo político”, que buscaba mejorar las posibilidades electorales de Macri «descuidando las consecuencias a mediano y largo plazo para la población argentina. Las consecuencias para el país fueron desastrosas y durarán por mucho tiempo».

Sin embargo, el 28 de enero de 2022, Fernández y Guzmán anuncian un acuerdo que implica una legitimación formal del préstamo otorgado a Mauricio Macri, que anteriormente fuera duramente cuestionado por ellos mismos y por todos los referentes del FDT.

El camino debiera haber sido realizar una presentación del caso del endeudamiento ilegítimo, ante la Corte Internacional de Justicia, dentro de un marco estrictamente legal, a efectos de poner en evidencia los incumplimientos del Fondo respecto de su estructura normativa, recurriendo a una instancia internacional, con el objetivo de obtener un pronunciamiento respecto de los mismos y la posibilidad de una instancia reparatoria para Argentina.

En el Acuerdo con el FMI el gobierno debiera haber planteado firmemente -cómo lo hizo en el documento de diciembre de 2021- la necesidad de que el FMI reconozca sus responsabilidades y se comprometa en la reparación de los daños ocasionados.

Desde Soberanxs venimos insistiendo al Gobierno Nacional que solicite a la Corte Internacional de Justicia una Opinión Consultiva sobre las irregularidades presentes en el préstamo del FMI al gobierno de Macri; fundamentalmente acerca de una violación por parte del Fondo de los artículos I, V y VI de su propio Convenio Constitutivo.

A su vez, consecuentemente, es evidente que el FMI tiene responsabilidad avalando el posterior proceso de fuga de capitales, y es por ello que el el organismo tiene la obligación de reparar los daños ocasionados por las acciones u omisiones llevadas a cabo al impulsar dicho préstamo ante tantas irregularidades; y el gobierno argentino tiene la obligación soberana de reclamar un resarcimiento a la hora de avanzar en cualquier acuerdo.

Es imprescindible que tomemos conciencia de la magnitud de la tragedia social y financiera que significa esta sesión de soberanía al FMI, tal y como lo señalaba el propio Ministro Guzmán en octubre de 2021.

FIN