EE.UU. maneja el FMI y dice a la Argentina:- “muchachos, se acabó la joda: Perú, Chile, Brasil si gana Lula y demás, sepan que EE.UU. viene a pisar fuerte.

LAS CLAUSULAS SECRETAS DEL FMI SON QUE EE.UU. NO QUIERE QUE ENTRE CHINA EN AMERICA LATINA.

Por Daniel Tognetti y Adrián Murano

00Juan Valerdi:-La sensación que tengo es que las cláusulas no escritas que impone Estados Unidos a través del acuerdo con el FMI que es su brazo armado, todo el directorio no existe, el FMI es de Estados Unidos y lo maneja Estados Unidos y toda la burocracia. El embajador de Estados Unidos en la Argentina  hizo su declaración al respecto de no dejar entrar a China, ni a un yuan más de los chinos en Argentina en inversiones.

Entrevista de Daniel Tognetti y Adrián Murano

AM 530 / NAC&POP

14/01/2022

 

 

Daniel Tognetti: Vamos a saludar a un amigo de la casa, Juan Valerdi, economista. Querido Juan ¿Cómo estamos?

 

 

Juan Valerdi: Buen día, un placer, los estaba escuchando desde hace un rato lo que estuvieron hablando de economía y de lo judicial.

 

 

Daniel Tognetti: Ayer se conoció el número de inflación, sigue siendo un numero alto la inflación base/tipo, porque después esta la inflación de los alimentos, de la canasta básica, de la base de la pirámide de la mayoría de los argentinos que inclusive esta muy por encima de eso por como han aumentado los alimentos.

Del número de inflación ¿Qué podés decir 50.9% interanual año calendario enero-diciembre 2021?

 

Juan Valerdi: Bueno, primero que eso influye en lo que hablaste del tema de “el ajuste o no ajuste”.

Cuando vos en el presupuesto ponés que la inflación va a ser del 29% y termina siendo 50%, como se cerró en 2021, el ajuste simplemente lo hacés si incumplís con el presupuesto.

Ponele que cumplís con el presupuesto, bueno todos los números están calculados con la inflación del 29%, entonces te comiste 21% puntos de inflación. En cambio, los ingresos, en la AFIP nadie te para y te dice “no, pará, ya cumplí el presupuesto, no me pagues”, no existe eso.

Tus ingresos suben por la suba de actividades, por la suba de inflación que fue del 50%, y tus gastos suben solo por el 29% que calculaste de inflación.

 

De ahí lo que algunos dicen “ahí está el ajuste” y muchos sostienen.

Tus ingresos subieron y tus gastos se mantuvieron mas o menos estable, más allá de la negociación que hubo de la paritaria de los estatales, de los bonos de los jubilados y demás.

 

JUAN VALERDI: No, o peor, tus ingresos subieron muchísimo.

Porque en realidad subieron, por ejemplo, agosto se había acumulado un 74% de suba de los ingresos, y tus gastos estuvieron con la inflación que le calculaste el año pasado que la pifiaste feo.

Entonces ahí está el ajuste real.

Obviamente no hubo un ajuste nominal de bajar el gasto, eso en un contexto de inflación del 50% es un suicidio político, económico, social, no existe esa posibilidad.

 

Adrián Murano: Ahora Juan, cuando vos le decís esto a los funcionarios de economía: “bueno, pero hubo un ajuste por inflación”, y te dicen “no, está mal llamarlo ajuste a eso, es otra cosa, hay que inventarle otro nombre, ajuste es un ajuste ortodoxo con reducción de partidas presupuestarias y demás”.

 

 

JUAN VALERDI: Bueno ese es el problema de manejarse con funcionarios que miran los libros de economía.

La Argentina de los libros escapa desde hace muchas décadas, no podés mirarla con el diccionario que se escribe en las universidades de Estados Unidos porque estamos bien lejos de eso y ahí no existe la inflación del 50%.

Técnicamente, es más, te dirían que estas en hiperinflación si tenés 50% anual, con lo cual te dejan afuera del libro.

Hiperinflación son cosas que pasan en otros países y no en Estados Unidos ni en Inglaterra ni en los países donde se escribieron esos libros.

Eso escapa a cualquier proyecto, y obviamente del punto de vista político, es un ajuste.

Y la consecuencia fue lo que pasó en las elecciones y ahora lo que veremos en los próximos dos años es, si seguimos combatiendo la inflación con las mismas herramientas.

Einstein diría “es estúpido esperar resultados diferentes”.

 

Adrián Murano: Yo estaba haciendo esta mañana una cuenta rápida: jubilados y pensionados que están por encima de los $30 mil (por encima de la mínima), perdieron porque no tuvieron los bonos que permitieron a los de la mínima empardar la inflación, ahí tenés un grupo.

Los trabajadores informales, esto incluye monotributistas y demás, se calcula que tuvieron una perdida de ingresos de 20 puntos frente a los 50 de inflación.

Los trabajadores formales hay sectores que empardaron y otros que no.

¿Se puede empezar a hacer un cálculo de quienes empardaron, quienes ganaron y quienes perdieron contra la inflación?

Para tener un panorama de daños.

JUAN VALERDI: Te lo podés poner a hacer y digamos los sindicatos que lograron empatarle a la inflación son poquitos y los conocemos todos: los bancarios porque a los bancos les va muy bien y porque está fuerte el sindicato, los transportistas de la mano de Moyano porque también les va muy bien, ponele los aceiteros que están con la exportación récord y demás.

Pero esto es como ponerte a mirar los heridos, los muertos y los reventados de una guerra y decir “a este le falta un brazo está jodido, a este las dos piernas está mucho mas jodido”, no, esto es muy simple.

Cuando la inflación está desatada, como ahora con el 50%, y tenés monopolios y oligopolios que están manijeando el precio de los alimentos que es algo básico, los que pierden son los asalariados y los que viven de un salario formal o informal, los que viven de la changa y demás.

Después si pierden mas o menos es una discusión de que tan jodidos están.

 

Daniel Tognetti: Lo cierto es que lo que vos planteas está bien en un punto: los sindicatos, los trabajadores registrados, que pertenecen a actividades cuyos sindicatos tienen mayor capacidad de intervenir por su capacidad organizativa o sobre su impacto sobre la economía.

Por caso los bancarios que te paran el sistema financiero, los camioneros que te paran la logística desde la distribución de alimentos hasta la distribución de dinero o la recolección de basura, los aceiteros que te pueden parar la exportación de aceite que es una de las importantes agroexportaciones.

No todos tienen la misma capacidad de intervenir, muchos sectores se vieron perjudicados.

Ni hablar del pequeño detalle de que la Argentina tiene casi la misma cantidad de trabajadores registrados, hoy 2022, que tenia en el año 1975.

Trabajadores registrados, lo que llamaríamos en relación de dependencia, en blanco.

 

JUAN VALERDI:Pero el tema no es solamente el poder de fuego o de organización que tenga el sindicato.

Los trabajadores y los sindicalistas saben como le está yendo al sector al cual pertenecen.

Los bancarios no necesitan amenazar con grandes paros para discutirle las paritarias, diciéndoles a un sector que vive de estar sentado arriba de la montaña de guita que le ponen en el Banco Central al 46% efectivo anual, saben que les está yendo bien.

¿Los bancos van a decir “estamos jodidos, nos ha ido muy mal”?

¡No!

Si intermedian entre el depositante y el Banco Central casi sin riesgos y la están levantando con pala.

Entonces no es necesario que le hagan un paro, le pueden discutir un punto más o un punto menos, pero no pueden decir que les va mal.

Lo mismo los transportistas, los grandes exportadores, los portuarios, lo mismo un montón de sectores a los cuales les está yendo muy bien.

Ahora, eso no te marca la pauta de quien está ganando y perdiendo en la economía.

Los asalariados, los jubilados, los planes sociales, todos los informales, están recontra jodidos con la inflación del 50%, ese es el problema.

Y esa inflación además te lleva a un desquicio total de los precios porque permanentemente la gente no tiene puta idea de cuanto valen las cosas y entonces se come los aumentos de precios sin entender o saber si está bien, o está mal, o es relativo el precio de la leche con respecto a esto, o de los fideos con respecto a aquello.

 

Daniel Tognetti: Lo estamos viendo con el precio de la carne.

 

 

Adrián Murano: 15% se disparó en diciembre.

 

Daniel Tognetti: Pero tiene un nivel de dispersión muy grande, porque capaz que conseguís en una góndola (una bandejita de precios cuidados o pactados con el gobierno), un vacío ocho gambas y media, y después ibas a una carnicería y estaba una luca trescientos.

 

JUAN VALERDI:Eso es lo que te estoy diciendo.

Cuando vos tenés 50% de inflación como tenés ahora sostenido por varios años, lo que tenés es el mismo producto a distinto precio que puede ser 30% o 40% de diferencia en la misma localidad, a cinco cuadras de diferencia.

Y peor todavía, en la misma góndola. Vos mirás la góndola de un supermercado chino y ves el Yogur Firme La Serenísima de 200 gramos, y abajo ves el Yogurt Firme La Serenísima con vitamina “pendurchi”, y vas a tener uno que obviamente se va a agotar antes y cuesta la mitad, setenta mangos contra ciento cuarenta.

 

Adrián Murano: Ahora, lo que vimos en la Argentina como diagnóstico, por ejemplo, ya pasamos por hiper, acá me parece que lo que no se está acertando es en el tratamiento.

Vos tenés un debate público entre Feletti, secretario de Comercio Interior, que dice “hay que aumentar las retenciones de la carne y de los productos agropecuarios exportables porque es la única forma de frenar el traslado a precio de los precios internacionales”, y después tenés al ministro de Agricultura que dice todo lo contrario “no, establezcamos algún cupo para siete cortes, prohibamos la venta de esos siete cortes pero abramos de par en par la exportación del resto porque necesitamos los dólares”.

Y en esa dicotomía yo veo que en diciembre, según el INDEC, la carne se disparó un 15% y básicamente el que perdió es el trabajador asalariado de ingresos bajos que está quedando afuera del consumo del alimento mas popular que tiene la Argentina que es la carne.

¿Cuál es el tratamiento?

¿El de Feletti?

¿El de Domínguez que es tripa corazón?

Como hizo Uruguay, yo que se, hay que exportar porque necesitamos los dólares

¿Cuál es el tratamiento para ir cambiando este problema que es sistémico ya a esta altura?

 

JUAN VALERDI: Mirá, las retenciones no son solución porque si vos las subís es un “one shot”, un único tiro. Subís 3, 4 o 5% lo que sea y eso supuestamente, si largaran todo en blanco, se bajaría 5% lo que vale en dólares puesto en la Argentina lo que van a exportar.

Pero eso no te resuelve la situación de la inflación, en todo caso te bajará un poquito el precio, pero después sigue subiendo.

Para resolver la inflación hay una sola forma y no la están diciendo ni Feletti, ni Domínguez, que es ir a fondo (tienen dos años para hacerlo y en eso se van a jugar quien gana las elecciones porque si no parás la inflación en los próximos dos años dudo que el gobierno pueda ganar) contra las empresas monopólicas y oligopólicas de los alimentos como mínimo.

 

Adrián Murano: Pero son las empresas con las que estás acordando precios, es imposible…

¿Cómo vas a fondo contra empresas con las cuales firmás un acta que dicen “te doy tres yogures…”?

Aparte, sabiendo que te van a hacer trampa.

Es raro, los convocas a firmar y después los desmonopolizas.

 

JUAN VALERDI: Yo no los convoqué, los convocó Feletti después de que le cortaron el rostro y lo tuvo que sacar por resolución, sin acuerdo,

Después de que en diciembre, a pesar de los precios congelados los alimentos subieron 4,3%, entonces digo “me están tomando el pelo”.

Obviamente, Feletti lo tiene a Kulfas arriba, que es el que quiere convocar, el que los trata con guantes de algodón, que es más amigo de los empresarios que de ir a fondo.

Pero esto es así de simple, si seguimos en este camino dentro de dos años vuelve el macrismo y entonces vamos a estar mucho más jodido de lo que estamos ahora.

Si vamos a fondo con las empresas, por ahí vamos a tener consecuencias negativas, pero comparado con que vuelva el larretismo, el macrismo o lo que sea, va a ser mucho menor.

Demos la batalla en estos dos años que quedan sino estamos jodidos.

No va a bajar el 50% con guantes de algodón, con listas de precios.

 

Daniel Tognetti: Además la expectativa inflacionaria de este año con la idea de suba de tarifas, recorte de la brecha cambiaria (que es acelerar la tasa de devaluación del peso frente al dólar), eso en la Argentina se traduce a tasa de inflación más alta.

No necesitás ser economista, sube el dólar y suben los precios.

 

JUAN VALERDI: Ahí diste en otro punto complicado.

Tenemos previsto para el 2022, que Guzmán lo que quiso hacer en 2021, pasarle una parte de la cuenta de las tarifas de servicios públicos y energía, que está pagando el estado porque no están congeladas, a la gente y a las PyMEs, primer punto que te va a alimentar la inflación.

Segundo punto lo que decís vos, que en el 2021 la devaluación fue más o menos del oficial 20% máximo y en realidad la inflación que tuviste fue del 50%.

Entonces obviamente todos los que te apuestan en contra del Banco Central y demás están recontra alimentados diciendo “estos pibes van a tener que devaluar más rápido porque ya este año se comieron 30 puntos”.

Esas dos cosas: lo de las tarifas, más la devaluación que dan por descontado que va a ser bastante mas este año (mínimo 30%), que alimentan una expectativa de inflación mucho más alta.

Y la inflación en gran medida se construye de expectativas.

Si todos pensamos que va a haber de 30 para arriba, el piso nuevamente es 30 para arriba.

Daniel Tognetti: El acuerdo con el FMI, vos siempre te mostraste optimista, dijiste “va a haber un acuerdo, no va a ser bueno, pero va a haber”, ahora pareciera ser que se está intentando construir la narrativa de que no va a haber acuerdo en marzo, de que se va a postergar, de que se va a pedir perdón, que no se va a pagar, pero se va a seguir en la negociación.

Están buscando alternativas en ese sentido.

 

 

JUAN VALERDI: Lo primero es que estoy mucho menos optimista lamentablemente salvo que sea toda una actuación para después decir “lo conseguimos”, sacamos el acuerdo y sale en febrero.

 

 

Daniel Tognetti: No habría que descartarlo.

 

 

JUAN VALERDI: Tengo mis dudas de todos modos, pero la sensación que tengo es que las cláusulas no escritas que impone Estados Unidos a través del acuerdo con el FMI que es su brazo armado, todo el directorio no existe, el FMI es de Estados Unidos y lo maneja Estados Unidos y toda la burocracia.

Las cláusulas no escritas que son, si alguien quiere saber que son lo que dijo el embajador de Estados Unidos en la Argentina cuando hizo su declaración al respecto de no dejar entrar a China, ni a un yuan más de los chinos en Argentina en inversiones ni demás, eso es lo que está trabando.

Ahora, no te lo pueden decir, Guzmán no puede salir a decir eso, pero supongo que a los gobernadores cuando se juntaron el otro día les dijeron “muchachos, acá hay algunas cosas que no podemos aceptar o al menos que Cristina no pueda aceptar”, eso debe ser lo que está trabando la relación con el FMI que en realidad es una relación con Estados Unidos.

Las relaciones carnales son absolutamente incondicionales, o ponemos algunas condiciones.

Y eso aparentemente Estados Unidos no lo va a aflojar porque quiere dar una muestra con la Argentina de “muchachos, se acabó la joda: Perú, Chile, Brasil si gana Lula y demás, sepan que Estados Unidos viene a pisar fuerte.

China no puede seguir avanzando, por lo menos en mi patio trasero, en otros lugares no lo puedo evitar, pero acá al que saque los pies del plato le arranco la cabeza”, así de simple.

Así que veo difícil que aflojen y me muero de risa si alguien piensa que no se cierra el acuerdo con el FMI por un puntito más o un puntito menos de déficit fiscal proyectado.

DT/