“Un cine negro porteño que felizmente no lleva estampado en el orillo la marca de la imitación americana. (Marcelo Zapata)

«PERDIDO POR PERDIDO» UN POLICIAL DE ALBERTO LECCHI CN RICARDO DARIN Y CAROLINA PAPALEO

Ernesto Vidal pasa por un mal momento: sus ingresos como viajante de comercio más lo de su compañera Verónica como profesora de gimnasia son inferiores a sus gastos, principalmente por las cuotas de la hipoteca que tomó para comprar su departamento, y a ello se sumó la advertencia de su jefe de que debido a la situación económica peligra su empleo.

Agenda NAKY

09/01/2022

Cuando concurre a la financiera que le dio el préstamo, no le ofrecen en principio, ninguna solución para sus cuotas atrasadas, pero finalmente el gerente Octavio del Buono (Fernando Siro), pidiéndole absoluta reserva le da el nombre de quien puede aportarle una solución.

 

 

ELENCO:

Ricardo Darín … Ernesto Vidal / Enrique Pinti … Gerardo Matesutti / Carolina Papaleo … Verónica / Jorge Schubert … Carlos Pieroti / Ana María Picchio … Clara / Fernando Siro … Octavio Del Buono /
Alberto Segado … Comisario Garcés / Julia von Grolman … Arregui / Walter Santa Ana … Don Javier Mierces / José María López … Sanders / Alberto Busaid … Guardia de la Financiera /
Cristina Fridman … Carmen / Theodore McNabney … Empresario (como Teo McNabey) / Marcos Woinsky … Periodista / Enrique Latorre

 

Marcelo Zapata en Ámbito Financiero opinó que se trataba de “Un cine negro porteño que felizmente no lleva estampado en el orillo la marca de la imitación americana. No hay corridas de coches, ni más balas que las justas pese al ambiente de profunda sordidez”

Los críticos Elena Goity y David Oubiña opinan que:

“la película se sustenta en los juegos de ingenio (Matesutti es fanático de las palabras cruzadas) y en un relato inteligente (como la inesperada fuga por las alcantarillas) …

Igual que Verónica, que juega a los detectives, el filme juega al policial.

Es difícil encontrar en el policial argentino -excesivamente tributario de un naturalismo referencial- este gusto por el juego con los códigos genéricos.

En la narrativa de Dashiell Hammett, fuente ineludible del cine negro, lo que se revela como real es la actividad creadora, la enunciación, lo enunciado, en cambio, comienza y acaba con una historia frente a una primera interpretación de los hechos siempre es posible proponer una segunda.

En el filme, como en la estafa, se trata de armar un mecanismo de encastre perfecto.

Y, si bien Matesutti resultará muerto, el matrimonio Vidal logra huir a Brasil con el dinero….»Usted me cae bien Vidal, desde la primera vez que lo vi, supe que era un tipo honesto», dice Matesutti mientras le propone un chantaje.

Es la óptica del mundo al revés, donde los honestos roban a empresarios supuestamente respetables, que son los verdaderos ladrones.

Por lo general estos filmes… intentan rescatar la ética de ciertos delincuentes desprotegidos ante los explotadores, las actitudes de estos improvisados criminales aparecen justificadas en la idea de que el mundo es injusto…El mundo se divide en ganadores y perdedores, tal como lo distribuye la corrupta dueña de la financiera a quien los pequeños héroes de Perdido por perdido planean estafar.

Pero para franquear ese límite no hace falta más que un paso, la ocasión hace al ladrón. De hecho, los perdedores intentan primero subsistir honradamente; sólo recurren a las tentaciones de la ilegalidad como último recurso y, casi se diría, llevados por la circunstancia.”1​