Histórica diferencia de criterio entre el gobernador de San Luis con el Presidente de la Nación y su ministro de Economía.

«EL» ALBERTO (RODRIGUEZ SAA) NO ADHIERE AL CRITERIO DE ALBERTO FERNANDEZ SOBRE LA DEUDA EXTERNA

Por Alberto Rodríguez Saá*

En el año 1531 aproximadamente en la Plaza de Cajamarca, Perú, le llevaron al inca Atahualpa una biblia y el no sabía bien que era eso, la devolvió, no la aceptó. Pizarro, lo tomó como una ofensa. Ese fue el ardid para ponerlo preso, tomar el gobierno de los incas en el Perú y al inca para liberarlo le pidieron que tenia que llenar una pieza con oro y plata hasta llegar a la altura del tamaño del inca.

Ministro Martín Guzmán y Presidente Alberto Fernández

Por Alberto Rodríguez Saá

NAC&POP

05/01/2022

Alberto Rodríguez Saá:-«El inca va preso y empieza a mirar a los carceleros que juegan al ajedrez, un juego que desconocían los incas, un día falta uno de los jugadores y el carcelero le pregunta al inca si se anima a jugar y dice que sí.

ATAHUALPA

Juega y le gana los partidos.

Entonces va asustado el carcelero y le cuenta a Pizarro, y Pizarro ordena que lo maten y muere en la plaza de armas de Cajamarca en el año 1533.

Ahí nació la deuda externa, el pensamiento único, la represión sobre los pueblos.

SAN MARTIN

En el año 1821 el general San Martin, protector del Perú, dicta un reglamento provisorio y pone el tema de la deuda externa y dice que la deuda que no ha sido para beneficiar a los pueblos, y que ha sido como instrumento de colonización o para condenarlos al hambre, no se debe pegar.

Esto generó el odio de la oligarquía peruana y el desenlace de muchas cosas.

ROSAS

En 1835 Juan Manuel de Rosas en un discurso de la asamblea legislativa de la provincia de Buenos Aires habló de la deuda de Baring Brothers con los ingleses y dijo que la deuda con una potencia extranjera debía seguir el mismo camino que la deuda interna, primero la deuda interna y la otra sigue el camino, y debe hacerse con justicia, verdad, ecuanimidad y prudencia.

El pobre Simón Bolívar, si bien no conozco acciones contra la deuda si una frase de el que la voy a decir a mi manera porque no me acuerdo literalmente, dijo “odio mas la deuda que a los españoles”, esto fue generando lo que se conoce como la teoría de la deuda odiosa.

«DEUDA ODIOSA»

La deuda odiosa fue presentada por el señor Alexander Nahum Sack en 1937 funciona así: toda deuda hecha por una dictadura, por un gobierno oligárquico, o hecha de una manera que no beneficia a los pueblos es odiosa y la debe pagar el que la generó, no compromete a los estados.

Esto se ha aplicado en el mundo, lo ha aplicado Estados Unidos en la invasión a Iraq, levantaron el teléfono y dijeron esta deuda que tiene Iraq la contrajeron al presidente de Francia, de una dictadura y no se va a pagar.

Por supuesto dijeron los franceses, métanle muchachos, este es el trato que se le da a la deuda odiosa.

En la Argentina, el señor Macri y su gobierno duplicaron la deuda externa que se contrajo, la mayoría de ella ilegitima, ilegal, arbitraria, odiosa, el la duplicó en solo cuatro años.

Ese préstamo con el FMI fue una estafa y se usó, no en este caso La Biblia, sino un acuerdo la apariencia legal para producir una fuga de capitales que no solo se comió los 45 mil millones, que supuestamente le prestó el fondo, sino 45 mil millones más de la fuga de capitales que se calculan cerca de 90 mil millones de dólares.

Acá una cuestión, con la plata de la deuda externa que se sepa no se ha realizado en la Argentina una alcantarilla, un cordón cuenta de una cuadra, no se ha hecho una escuela, nada, esa es la deuda externa Argentina absolutamente para condenar al pueblo a la miseria que no tiene ningún beneficio.

Es una deuda absolutamente odiosa dentro de la doctrina económica internacional porque se rigen los pueblos juntos del mundo. Se llama deuda odiosa y es una doctrina internacional.

Bueno, yo estoy diciendo una verdad incómoda y que creo que estamos todos de acuerdo porque el pueblo argentino y de mil maneras lo hemos dicho.

Ahora, frente a esta propuesta del ministro y esta reunión que seguro plagada de enormes buenas intenciones, yo creo y no estoy de acuerdo con el camino.

ESTAFA

Negociar con el fondo, con la catástrofe que significan los años que vienen y la condenación a futuras generaciones en estas condiciones, y no denunciarla como una deuda odiosa, una estafa, es un camino equivocado que no comparto.

Disculpen humildemente, se que es una verdad incómoda, se que soy muy poquito y muy chiquita mi provincia y agradezco que me hayan dado tribuna para decir esto, pero creo que hay otros caminos.

Denunciar la estafa y denunciando la deuda privada, que a mí se me pone como que yo he avalado o he estado presente, no recuerdo haber estado presente en ninguna reunión donde he estado de acuerdo en la negociación con los bonoleros o los bonos.

No estoy de acuerdo que se haya fijado para dirimir los problemas de la deuda a un tribunal con prórroga de jurisdicción a Nueva York, a lo que fue el juez Griesa fallecido, eso es una pérdida de soberanía inconcebible.

No estoy de acuerdo que se haya repetido el plan Brady por segunda vez y se hayan borrado, o se pretenda borrar la causa que generó esta deuda odiosa.

Para el Fondo Monetario hay camino denunciando que es una estafa, el propio Fondo sabe y bueno hay un trabajo muy bueno de Alejandro Olmos donde fija articulo por articulo donde el Fondo ha tenido una actitud permisiva que ha permitido esta fuga de capitales a sabiendas de que iba a suceder, de que la Argentina no podía pagar, sabiendo cual era el destino de los fondos, que en el más justificable podía ser palear el déficit fiscal que también el propio Sack en su teoría dice que para paliar el déficit no se puede contraer deuda externa.

Bueno, el camino es denunciar la estafa, hay dos variantes y muchas más, pero a mí se me ocurren dos: una, esto que pide el Fondo estoy de acuerdo que debe tener el consentimiento del pueblo y que debe haber un consenso generalizado y debe tener legitimidad lo que se hable, puede ser el camino proponer al pueblo argentino “miren, denunciamos esto es una estafa o que elija el pueblo argentino el camino de la negociación con el Fondo tal cual lo esta planteando el gobierno”.

CONSULTA POPULAR

Que el pueblo elija, mayor consenso que eso no hay, nos da tiempo, es justo, nos va a entender el mundo y es un camino a través de una consulta popular al pueblo argentino que elija entre los dos caminos: denunciamos esta estafa que nos condena a muchas generaciones, algunos hablan de hasta 100 años, o elegimos el camino de la negociación.

Otra vía, que es mucho más suave y que también parecería correcta, es acudir al tribunal de La Haya que es un organismo que dirime los conflictos internacionales entre naciones y, en este caso, entre una nación y un organismo de carácter público del derecho internacional como es el FMI.

Se que es una verdad incómoda, sé que molesta, yo no quiero decir que no comparto este camino.

Además, lo que estoy diciendo son títulos porque esto merece realmente una apertura enorme de cada tema que son enormes discusiones propias de juristas y una mesa mas grande.

Disculpen si la verdad incomoda, si molesto, agradezco que me hayan concedido el uso de la palabra y quiero expresar que no estoy de acuerdo con el camino elegido, ojo comparto absolutamente el diagnostico que se hace con respecto a la deuda y deseo el crecimiento de la Argentina.

El crecimiento de la Argentina, que creció este año, y el año que viene va a volver a crecer, la región va a crecer seis puntos y muy probablemente la Argentina siete puntos y medio.

Esto es muchísimo, pero aprovechemos este crecimiento, hagámoslo los argentinos que podemos hacerlo para lograr empleo de calidad y terminar con la pobreza, que esa es la deuda interna y los jubilados, tres grandes deudas internas entre otras que están primero que la odiosa deuda externa.

Disculpen y agradezco, yo tengo que decirlo porque pienso así.

ARS/