“Un sistema basado en la explotación, la marginación, la discriminación y la insolidaridad no puede sino ser condenado desde todo punto de vista, sea político o filosófico moral”,

CONTRA MITRE / EL BALANCE DE LUIS HIPOLITO ALEN

Por Luis Hipólito Alen* (FOTO)

Empezaron gritando VIVA LA MUERTE y dijimos entonces que “No son medios periodísticos. Son conglomerados económicos que entre otras cosas son propietarios de medios de comunicación” (04/03/2021). Después, con los tristes espectáculos que montaban, tuvimos que ocuparnos DE PRESIDIARIAS Y PAYASADAS.

Por Luis Hipólito Alen

MEGAFONUNLa

30/12/2021

Que pensamos que “si no revistiera gravedad no merecería más que una mueca de desagrado frente a una payasada mal hecha por una pésima intérprete” pero nos preocupaba por “el contexto en que se llevó adelante, enmedio de una ofensivamontada desde hace meses contra ungobiernoprovincial elegidopor una abrumadoramayoría de votantes, transformado en el objetivo de una especie de laboratorio de desestabilización”(09/03/2021).

Y nos encontramos con LOS INVENTORES, “una serie de personajes que se dedican a inventar noticias para empeorar la vida de los argentinos”.

Eran los días en los que salían “a la luz las visitas del camarista de Casación Gustavo Hornos y del Fiscal procesado Carlos Stornelli, entre otros guerreros de la causa judicial, a la Casa Rosada. Visitas que fueron seguidas de pronunciamientos judiciales aplaudidos por el macrismo” (17/03/2021).

Igual, los DORMILONES seguían adelante, sin preocuparse por “La payasesca imagen del domador de reposeras, sorprendido en su nueva vocación por domar colchones, reproducida una y mil veces en medios y redes sociales”, aunque a los escribas de la Tribuna de Doctrina lo que les preocupaba era “el avance de distintas investigaciones que complican a jueces, ex funcionarios y espías y empleados de los medios, va dejando a la luz las maniobras llevadas a cabo por la mesa judicial macrista para perseguir a sus opositores”(25/03/2021).

Tipos para los que VALE TODO, “se dicen independientes y objetivos pero juegan sin ningún disimulo a favor de la derecha y sus proyectos”.

Para ellos, “los actos con los cuales se busca mantener viva la memoria, como una manera clara de prevenirse contra cualquier ataque futuro contra la democracia, son solo demagogia baratísima”.

Les repetimos que “Un sistema basado en la explotación, la marginación, la discriminación y la insolidaridad no puede sino ser condenado desde todo punto de vista, sea político o filosófico moral”, aunque sabíamos que ellos lo iban a seguir defendiendo (04/04/2021).

Pasamos a ocuparnos DEL PASADO EFÍMERO, cansados de encontrarnos con esos columnistas que “tratan de explicar lo inexplicable y que miran la realidad de este presente convulsionado con un prisma deforme” (14/04/2021).

Tuvimos que enfrentarnos, una vez más, con los UNITARIOS, sujetos que conforman “Una banda de irresponsables que juegan con la vida de millones” que, obsesionados con Cristina y Kiciloff, repiten el sonsonete de que “las cosas ocurren por las malévolas conspiraciones del aprendiz de Marx y su jefa Maléfica” y a los que los escribas contraponen a quienes dirigen a la oposición, “fieles devotos de la causa unitaria que entonces como ahora, antepuso los intereses de la ciudad de la Santísima Trinidad y puerto de Santa María de los Buenos Aires a los del resto del país” (21/04/2021).

Quedamos ENREVESADOS, culpa de “los que más demostraron despreciar la educación pública, desfinanciándola y proclamando las virtudes de la enseñanza privada” (28/04/2021) y RECORTADOS, culpa de los destrozos dejados por el macrismo que “atropelló, pervirtió, desnaturalizó y destruyó todo cuanto pudo” (05/05/2021).

Siempre supimos que son unos FARSANTES.

El problema es que “Los encontramos en los medios, en la política, en los tribunales.

Tranquilos y como si nada nos viven mintiendo, engañando, fingen lo que no sienten, se hacen pasar por lo que no son y sacan provecho de eso, en perjuicio de todos nosotros. Son tramposos y embaucadores por vocación y con perseverancia digna de mejores causas” (12/05/2021).

Además, son CARADURAS, cosa que recordamos cuando apareció por ahí el “cuarteto formado por la saltimbanqui, el gorila de apellido clerical, el actor que se olvidó del personaje y el inventor de fiscalicidios”.

La gran noticia era la fuga de Pepín, “el tipo que se ocupó de organizar una banda que se dedicó a perseguir opositores políticos desde los tribunales, banda denominada mesa judicial y que congregaba a espías, empleados de los medios, jueces, fiscales y funcionarios” (20/05/2021).

Como una suerte de reconocimiento a la vigencia del pensamiento de Arturo Jauretche, desenmascaramos a LOS PROFETAS DEL ODIO, como Jorge Fernández Díaz, a quien “El odio de clase (aunque el novelero lo tome prestado de sus patrones) y la verba discriminatoria lo llevan a menospreciar al movimiento político más importante de la vida nacional”

(26/05/2021).

Ese odio que los transforma en ENFERMOS, y que los lleva a unirse a “Terraplanistas y paranoicos de todos los países, amantes de las conspiraciones, combatientes contra las vacunas, se únen para enfrentar cualquier medida que se intente adoptar para frenar el avance del virus”.

Advertíamos que “Como siempre, los columnistas del pasquín de los Mitre-Saguier ocultan las verdades que no les gustan” (02/06/2021). Porque en lugar de ser fieles a su pretendido oficio de
comunicadores sociales, los tipos son ANTIPERIODISTAS.

Sirven “a los intereses de los poderosos y para hacerlo, no vacilan en usar los medios de comunicación social como vehículos de difusión del odio y el engaño”.

Contra lo que debería ser en una verdadera democracia, denunciamos que “la República tantas veces proclamada por nuestros neoliberales tiene como vocero mediático al grupo protegido por magistrados.

Jueces que dictan desde hace años cautelares a favor de Clarín en lugar de defender los derechos de los ciudadanos como deberían”. (09/06/2021).

Columnistas que no pueden escaparse de su verdadera vocación de MENTIROSOS.

Se ve a diario que “las caras de piedra de nuestros aprendices de Pinocho no se inmutan cuando largan un disparate tras otro”

(16/06/2021).

Tuvimos que rendir un HOMENAJE, porque este año perverso se llevó a muchos de los buenos.

Entre ellos al gran Horacio González, alguien al que “Su claro posicionamiento político, consecuencia lógica de su compromiso intelectual, no necesitaba recurrir al agravio ni a la descalificación del adversario para afirmar sus ideas”.

Todo lo contrario de los idolatrados por los escribas del neomitrismo

(23/06/2021).

Preocupados por EL ORIGEN DEL MAL, sostuvimos que “LA NACIÓN ha sido y es fiel al legado de su fundador. Una línea ideológica que se caracteriza, en sus más de ciento cincuenta años de existencia, por la defensa de los intereses de los sectores dominantes, el ciego alineamiento con las políticas de las potencias hegemónicas (primero la Gran Bretaña que subordinó a don Bartolo y más tarde su sucesión, encarnada por los Estados Unidos), y el desprecio declarado y declamado por todo lo que signifique la reivindicación del pueblo y el reconocimiento de sus derechos”

(01/07/2021).

Una vez más, denunciábamos que las publicaciones de LA NACIÓN son MENTIRA, MENTIRA.

Mucho más cuando tergiversando todo, defienden al espiador serial que endeudó generaciones y lo consideran una víctima.

¿Perseguido político, el tipo que echó a la Procuradora General, a camaristas y jueces que no quisieron someterse a sus caprichos, y que armó una banda de delincuentes que inventaron causas y cuadernos, espiaron a propios y extraños y privaron de su libertad a muchos? (07/07/2021). Claro que a los defensores de nuestra derecha poco les importa.

Porque en relación a la democracia, son GOLPEADORES.

Había saltado a la luz el apoyo del gobierno macrista al golpe de estado contra Evo Morales, pero los escribas de la Tribuna de Doctrina seguían con sus preocupaciones rutinarias.

“Pagni y Morales Solá sostienen la línea histórica del pasquín fundado por aquel golpista llamado Bartolomé Mitre, la del cinismo hipócrita que cree que el criminal bloqueo es una excusa y que la defensa de su soberanía que hace Cuba es una política dictatorial y autoritaria”.

Es que, como muestra la historia, “LA NACIÓN ha alentado a los golpistas en Cuba, Venezuela y Nicaragua, y se cuidó mucho de condenar a los que usurparon el poder en Bolivia.

Es su tradición.

La que heredaron de Lavalle y los unitarios de 1828, la que puso en práctica su fundador en 1861. No soportan la democracia y mucho menos los gobiernos populares. Su receta es la misma de 1930, 1955, 1962, 1966, 1976” (16/07/2021).

Claro que los escribas ni se inmutan.

Son expertos en practicar EL ARTE DE LA FALSEDAD.

En ese camino, “LA NACIÓN fue concebida desde su fundación por Bartolomé Mitre como una Tribuna de Doctrina.

Lo que en resumidas cuentas quiere decir que es el vocero de las posiciones ideológicas de la derecha conservadora, hoy rebautizada como neoliberal. Sus lectores no s preocupan por la verdad, sino por leer la opinión autorizada de sus doctrinarios, que confirme sus propias opiniones.

La verdad es entonces sacrificada en el altar de los intereses económicos y políticos, y la independencia de los medios es nada más que un disfraz que encubre sus posicionamientos”

(22/07/2021).

Nada extraño, entonces, que se cultiven DEMASIADAS MANERAS DE MENTIR Y ODIAR. Porque es eso lo que fomentan las páginas del pasquín de los Mitre-Saguier.

“Odio hacia lo que representan en nuestra sociedad los desaparecidos, víctimas de una dictadura feroz que fue auspiciada y apoyada por los mismos sectores que la oposición representa hoy, esto es los capitostes del capitalismo agrícola ganadero y de los grupos financieros concentrados, que no por casualidad fueron los beneficiarios del terror con que Videla, Martínez de Hoz y compañía buscaron disciplinar al pueblo.

Odio a los organismos de derechos humanos, que lucharon con denuedo y sin desmayos para que en la Argentina existan la Memoria, la Verdad y la Justicia”

(29/07/2021).

Páginas SIN ÉTICA NI MORAL.

Donde se expresan sin problemas “Odio y desprecio por las mujeres, mucho más si tienen ideas políticas, adhieren al populismo denostado y encima osan disfrutar de su sexualidad”.

(05/08/2021).

Columnistas con LAS NEURONAS EXTRAVIADAS, que se permiten sostener cosas que no tienen defensa, como alabar la reanudación de los ataques de Estados Unidos como una forma de defender las libertades fundamentales.

Lo que nos llevó a preguntar si “¿La reanudación de los bombardeos a Siria es la manera de promover la vigencia de los derechos humanos para Biden?”
(11/08/2021).

Sujetos que se comportan como VISITANTES y que constituyen “una variopinta legión de falsarios, inmorales, profesionales de la mentira, inescrupulosos de toda laya, odiadores seriales, mamarrachos a sueldo, despreciadores de mujeres, perseguidores de toda disidencia, agraviantes diplomados, vociferantes melenudos y desmelenados, diputados y disputantes, se lanzaron feroces al ataque en nombre de una ética y una moral que jamás practicaron y reclamando una decencia que les es ajena, erigiéndose en tribunos de una república a la que humillaron y prostituyeron cada vez que pudieron”

(17/08/2021).

Y hubo que referirse a la BASURA.

La “que circula por los medios hegemónicos, ostensiblemente producida con el fin de ensuciar todo aquello a lo que va dirigido”.

Es la que es “desparramada con alevosía, basura para destruir reputaciones y honorabilidades, basura para socavar autoridades e igualar con el rasero de lo inmoral a todo lo que no comulga con
el ideario de las clases dominantes”

(25/08/2021).

La campaña preelectoral nos hizo preguntarnos acerca de LA VIOLENCIA Y EL GOZO, y encontramos que “la derecha se vuelve día a día más violenta y abandona toda pretensión de convivencia democrática, desde el lenguaje y hasta los hechos”.

Tenemos claro que “Nuestras clases populares no reciben como una dádiva de la derecha su camino al goce: lo ejercen como un derecho que no les puede ser privado, como una forma más de rebeldía”
(01/09/2021).

Es sabido que nuestra derecha sufre EL MIEDO A LAS URNAS. Incluso a las que les dieron el poder entre 2015 y 2019, y les permitieron “Cuatro años de desastres, de endeudamiento, de destrucción de puestos de trabajo, de cierre de fábricas y quiebra de pequeñas y medianas empresas, de abandono de la salud y la educación públicas, de consagración de la política represiva del gatillo fácil.

De la nueva entrega en los brazos del Fondo Monetario Internacional.

De la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado y el asesinato de Rafael Nahuel.

De la fuga de capitales.

De la gobernadora que no abría hospitales y que no quería pobres en la universidad.

Del vago que se tomó más vacaciones que nadie y que a las siete de la tarde largaba todo para ver Netflix.

Del armado de mesas judiciales con espías, jueces, fiscales, empleados de los medios, y funcionarios de gobierno, dedicados a perseguir opositores.

Del desprecio por la soberanía nacional y el abandono del reclamo por las Islas Malvinas”

(09/09/2021).

Es que no tienen vocación democrática.

Más bien, son CARROÑEROS.

La caída del Frente de Todos en las primarias alimentó sus deseos más oscuros.

“Por eso a dos días de los comicios, el clarinete mentiroso ilustraba su portada con la foto de Alberto Fernández al pie del helicóptero presidencial, clara alusión a la huida protagonizada por Fernando de la Rúa en 2001.

Eso es lo que querrían, que la nave populista se hunda y que sus tripulantes se ahoguen en la marejada de votos de las PASO”.

Eso nos llevó a advertir que nos enfrentamos a “un peligro cierto.

Que las y los negacionistas, las y los defensores de los genocidas, lleguen al Congreso.

Y que junto a los demás carroñeros se abalancen sobre los restos de la democracia”

(16/09/2021).

Con el resultado electoral, quedaron las CARTAS SOBRE LA MESA.

Como siempre, la más clara la escribió Cristina Fernández de Kirchner.

Y ante sus frases certeras “el coro de profetas del desastre que pulula por los medios de los dueños del poder estalló con una alharaca propia de una reunión de cuervos enloquecidos que olfatearan un botín
largamente codiciado: la ruptura del Frente de Todos”.

Cosa que no ocurrió, pero no les impidió “cacarear acerca de ese supuesto republicanismo popular, rara avis que no cree en el funcionamiento democrático de ninguna de las instituciones de una república y que desprecia lo popular”

(24/09/2021).

Por las dudas, como lo hicieron a lo largo de su historia volvieron a pensar en recurrir al FRAUDE PATRIÓTICO.

Mientras para esa derecha “Todo sirve para atacar al gobierno y garantizar el triunfo de noviembre.

Cualquier mentira es buena, cualquier agresión por desproporcionada y falsa que sea es bien recibida.

Seguro que si pudieran volverían al fraude patriótico”, sabmos que “Mientras tanto, Milagro Sala y otros muchos siguen padeciendo prisiones injustas.

Presos políticos de los que muchos parecen haberse olvidado.

Nosotros no.

Seguimos sosteniendo que no hay democracia posible mientras siga habiendo presos políticos.

Seguimos reclamando su libertad”

(30/09/2021).

Es notable como los escribas de la Tribuna de Doctrina no se cansan de apelar a LA FALSEDAD para redactar sus columnas.

Sucede que “la mayor parte de lo que se escribe o dice nada tiene que ver con la verdad y la autenticidad, y que las palabras no concuerdan con las ideas y mucho menos con las cosas”.

Eso sí, pasa que “Las falsedades, a veces, terminan por quedar al descubierto.

El Tribunal Oral Federal número Ocho acaba de establecer que en la firma del conocido Memorandum de entendimiento con Irán no hubo delito, y en consecuencia dictó el sobreseimiento de Cristina Fernández de Kirchner y los demás imputados, con la mención de que la formación del proceso no les afecta en su buen nombre y honor, mención que extendió al fallecido Héctor Timerman.

Cuya muerte, privado de laposibilidad de continuar su tratamiento médico y acusado de ser traidor a la patria, ya nadie puede remediar”

(09/10/2021).

Pasamos a tratar DE ÉTICAS Y ESTÉTICAS.

Queríamos decir que “los mismos medios que en la Argentina llenan páginas y páginas, y horas de radio o televisión, hablando de la independencia periodística, del derecho a la libre expresión y de la libertad de prensa, no tienen la más mínima preocupación por la manera en que sus empleados ignoran las reglas éticas más elementales”

. Y también, que “Se use el criterio que se quiera usar, la belleza, la sensibilidad, la trascendencia están ausentes de los discursos de estos fenómenos de la nueva política de nuestra derecha.

Vaya muestras de superioridad estética que nos brindan estos liberales agresores, violentos, discriminadores, que no parecen poder hilvanar una frase exenta de insultos”

(15/10/2021).

Con el recrudecimiento de los justos reclamos de los pobladores originarios, nuestros derechistas se creyeron con el mismo derecho de los CONQUISTADORES.

Con cierta nostalgia, decíamos que “Tal vez vendría bien un Bartolomé de las Casas en estos días, donde los antiderechos se extienden como una mancha venenosa y alzan sus voces reclamando represiones y violencias varias.

En cambio, tenemos a los seguidores de otro Bartolomé, el mentiroso que derrocó al segundo presidente constitucional de nuestra historia, que desató la guerra injusta contra el Paraguay y que inventó una historia al gusto de los dominadores”.

Lo justo, para nosotros, era y es “Optar por el Bartolomé bueno, de las Casas, y no seguir la tradición del malo.

Del que fundó LA NACIÓN para mentirle a la sociedad disfrazando sus mentiras de doctrinas ejemplares.

A no confundirse.

Por una vez, pongámonos del lado de los conquistados y no de los conquistadores”

(27/10/2021).

La realidad nos llevó a distinguir entre DEUDORES Y ENDEUDADORES.

Para ellos, que nos endeudaron alegremente, la solución a cualquier reclamo “pasa por el uso de la fuerza contra cualquier disidencia y de modo de consagrar, si es necesario mediante el terror, un modelo que cristalice los estratos sociales, donde el pobre se resigne a serlo y a cumplir con lo que los dueños del poder económico le ordenen”.

Dijimos que también la falta de justicia en este país “Es una deuda más que la derecha contrae.

Porque está claro que en esta vida que nos ha tocado a los argentinos, unos endeudan para que otros paguen.

Como dice la antigua canción que entonaban los republicanos españoles, cuándo querrá el Dios del cielo que la tortilla se vuelva” (06/11/2021).

No nos sorprendió que desde LA NACIÓN se hiciera, una vez más, LA APOLOGÍA DEL TERROR.

En las columnas del pasquín fundado por Mitre, “las críticas contra el proceso de Memoria, Verdad y Justicia fueron una constante”.

La oposición a los juicios tenía un sustento, porque con el avance de las causas quedaba claro que “el objetivo perseguido por la dictadura en su afán de reorganizar al país era retrogradarlo a las condiciones previas a las conquistas sociales del primer peronismo, privando de derechos a los trabajadores e imponiendo el sistema del régimen conservador, aggiornado a los nuevos vientos que soplaban desde el norte del continente”

(11/11/2021).

Con el resultado de las elecciones de medio término, el país quedó en una situación de (DES)EQUILIBRIO.

Porque al no ser el triunfo opositor lo contundente que la Tribuna de Doctrina hubiera deseado, lo que quedaba era reclamar para que “el gobierno se rinda y acuerde con el Fondo Monetario Internacional.

En los términos que este imponga, por supuesto.

No vaya usted a creer que desde las páginas de LA NACIÓN se pueda privilegiar alguna vez el interés nacional. Nunca hubo ecuanimidad, ni mesura, ni sensatez en sus juicios”.

Por el contrario, nosotros reclamamos que se escuchara “a los miles y miles de votantes que en el 2019 apostaron por un gobierno que les prometió que sus decisiones iban a estar siempre a favor de los necesitados, los excluidos, los marginados por un sistema impiadoso, los perseguidos por jueces que pervirtieron cualquier sentido que se le quiera dar a la palabra justicia”

(19/11/2021).

Con tanto discursante suelto, se nos ocurrió hablar de LAS MALAS PALABRAS.

Empezamos por aclarar que a nuestro juicio, “El mal, seguro, no radica en realidad en las palabras sino en quien las escribe, las pronuncia, las dispara, seguro de poder provocar con ellas todo lo malo que busca.

Que a veces se esconde tras discursos llenos de palabras de las que consideramos buenas.

Como los que pueblan las páginas de LA NACIÓN desde hace más de ciento cincuenta años”.

Hay algo que no podemos cansarnos de repetir. Y es que “La forma en que LA NACIÓN, Clarín y los medios en general actuaron durante la dictadura genocida de 1976 a 1983, aplaudiendo el horror, aprovechándolo en su beneficio, y cubriéndolo con la protección impune de sus continuas invocaciones al olvido, no puede ni debe ser olvidada”.

Porque frente a la protección que el pasquín mitrista brinda a la diputada negacionista, tenemos bien en claro que “quien distorsiona la historia, quien sostiene un discurso negacionista que encubre la defensa del horror, quien defiende lo indefendible, quien está manifiestamente en contra de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia que forman parte del contrato social de los argentinos y constituyen el pilar más firme de la democracia, es la defendida por LA NACIÓN, que comparte la misma ideología que sustentó las atrocidades masivas de Videla, Martínez de Hoz y sus secuaces.

A no equivocarse: los votantes podrán elegir lo que les parezca, pero somos y seremos siempre muchos más los que no olvidamos, no perdonamos ni nos reconciliamos.

Palabras que, ellas sí, son de las buenas”

(29/11/2021).

Nos vamos sintiendo cada vez más AJUSTADOS.

Lo que nos hace preguntar si “¿Está LA NACIÓN preparando el terreno para acusar de cualquier cosa a los sectores que se oponen al ajuste?

Así empiezan siempre las represiones violentas, por la identificación de un grupo como extremo. Sobran ejemplos en la historia argentina” (06/12/2021).

Y llegamos al final de este tan triste año.

Que se empecinó en no dejarnos NADA.

Ni esperanzas, ni futuro, ni ilusiones.

Ocurre que seguimos viendo como “Los sucesores de don Bartolo se especializan, desde hace tiempo, en presionar a los jueces e incluso llegan a decirles con claridad y sin medias tintas cómo deben sentenciar”.

Y como “Los que endeudaron irresponsablemente al país, provocando la mayor fuga de capitales de la historia, los que pretenden que el gobierno se someta a los dictados del poder financiero internacional, los culpables de esta enorme crisis, se sienten ofendidos porque alguien les recuerda los cargos que ocuparon hace pocos años, cuando se produjo la vuelta del FMI sin que el préstamo que les diera fuera tratado por el Congreso, hoy se dicen ofendidos.

Nada, otra vez nada”

(18/12/2021).

En fin. Ojalá que el que viene sea, de verdad, un año nuevo.

Sin pandemia, sin gatillo fácil, sin persecuciones judiciales, sin ajuste, sin violencia.

Porque para estos días, todos deseamos felicidades, paz y amor para el mundo entero.

Que así sea, pero no olvidemos que: «El día del amor y de la paz llegará cuando la justicia barra de la faz de la tierra a la raza de los explotadores y de los privilegiados.

Que haya una sola clase de hombres, los que trabajan.

Que sean todos para uno y uno para todos.

Que no exista ningún otro privilegio que el de los niños.

Que nadie se sienta más de lo que es ni menos de los que puede ser.

Que los gobiernos de las naciones hagan lo que los pueblos quieran.

Que cada día los hombres sean menos pobres.

Que todos seamos artífices del destino común». (Evita, mensaje navideño, 1951”.

Que así sea.

LHA/