Los defensores del status quo no se cansan de repetirse a través de las décadas, como en "El día de la Marmota"

EL DIA DE LA MARMOTA

Por Fernanda Vallejos

«Radicalizados», «acciones sorprendentes», dice el escriba de Clarín. Como diría Cooke, «negar la discusión, no someterse al debate crítico, no tener argumentos para oponerse a una discusión en la cual no hay ninguna superioridad intelectual que pueda prevalecer…» y también: «Eramos peronistas hasta ayer, no vemos motivos para dejar de serlo hoy, sino todo lo contrario».

Por Fernanda Vallejos

TWITER

05/12/2021

 

Los defensores del status quo no se cansan de repetirse a través de las décadas, como en «El día de la Marmota»…

No sorprende porque está en su esencia, como diría Cooke, «negar la discusión, no someterse al debate crítico, no tener argumentos para oponerse a una discusión en la cual no hay ninguna superioridad intelectual que pueda prevalecer…»

«Por supuesto yo, que siempre he cuestionado, recibo esa acusación sin frío ni calor…», le respondería Cooke.

Y probablemente, también diría que «éramos peronistas hasta ayer, no vemos motivos para dejar de serlo hoy, sino todo lo contrario».

Y, por supuesto: «El peronismo es más que un partido.

No lo disuelven por decreto ni lo amansan por intimidación.

No llamamos a ninguna aventura desesperada.

Llamamos a la lucha, que comienza por esclarecer las conciencias, proclamar las verdades y hablar por los que callan».

Pero, ya que hablamos del FMI, es bueno refrescar el pensamiento de Perón: «Las aparentes ayudas por empréstitos y aportes de capital no son sino otras formas de penetración que sirven de medios de expoliación y descapitalización. …

Los bancos extranjeros y los monopolios terminan por dominar, imponen finalmente sus exigencias económicas, políticas y sociales, ya sea directamente o por intermedio de ‘los fondos monetarios internacionales’ con los que los países sometidos pasan a ser colonia.» JDP

«Ya sabemos -también decía Cooke- que el ‘realismo’ burocrático se ríe de nuestras rebeldías. (…)

Pero nosotros sabemos (…) que ninguna correlación abrumadora es permanente, que la dialéctica del devenir histórico-social ha destruido poderes más abrumadores. (…)»

«Pero también sabemos que nada ocurre favorable al pueblo si no hay lucha (…)

Sabemos que una correlación de fuerzas puede cambiar, pero a condición de que no se la considere definitiva e invencible.

«Sabemos que sólo ganan las batallas los que están en ellas…»

«Si la fuerza material está monopolizada por el régimen, las fuerzas morales, los valores que no se afincan en lo material están de nuestro lado, del lado del pueblo, y la militancia los transformará en fuerza avasalladora: el fervor militante, el sentido de la Patria como proyecto de liberación, la solidaridad entre los hombres para luchar por una sociedad sin verdugos ni explotados, todo lo que es cálido, generoso, amor por los seres humanos, lealtad a nuestro destino argentino y americano».

#BuenDomingo 🇦🇷❤️

FV/