En la caída todo San Lorenzo mira al pasado y a Tinelli

SAN LORENZO DE ALMAGRO VIVE EL PEOR MOMENTO DESDE 1981

Por Jose Luis Ponsico*

El club San Lorenzo de Almagro, fundado por el sacerdote Lorenzo Massa hace 114 años, abril 2022, vive el peor momento también para su presidente Marcelo Tinelli, desde 1981, cuando en agosto de ése año Argentinos Jrs. lo mandó al descenso en cancha de Ferro.

Por José Luis Ponsico (*)

La Otra Mirada

27/11/2021

El club San Lorenzo de Almagro, fundado por el sacerdote Lorenzo Massa hace 114 años, abril 2022, vive el peor momento también para su presidente Marcelo Tinelli, desde 1981, cuando en agosto de ése año Argentinos Jrs. lo mandó al descenso en cancha de Ferro.

El penal atajado al sanjuanino Emilio Delgado.

Tinelli, ahora presidente de la Liga Profesional de Fútbol ¿ ? un extraño acuerdo con Claudio «Chiqui» Tapia, parece que no lo quería como dirigente opositor, en marzo del año pasado alcanzó el alto cargo, ahora sufre el bajo «ráting» del ciclo en Canal 13 y el club una deuda financiera superior a los 40 millones de dólares.

Para empezar.

En el fondo de la tabla, pelando el último puesto con Arsenal de Sarandí.

Tinelli recibe mensajes desde las redes sociales, fuertes.

En los últimos ocho partidos, el equipo azulgrana perdió siete.

Hace poco con Aldosivi en Mar del Plata.

Trámite que terminó con escándalo: se trenzaron mal, Néstor Ortigoza y Martín Cauteruccio.

Dos «taitas» que fueron compañeros.

Todas las miradas apuntan a Tinelli y su manejo del club

«Marcelo, no podemos esperarte hasta mayo por el pedido de licencia.

Volvé para arreglar el quilombo en que dejaste a San Lorenzo», se escucha uno de tantos.

La voz de la subcomisión del hincha.

Mensajes que circulan en redes sociales.

A granel. Una oposición azulgrana dispersa tampoco hace pie en la política interna del club.

En otro mensaje, «malos tratos» al ex socio Matías Lammens en la patriada sanlorencista,

El que parecía clon de Tinelli hace ocho años, ahora se afirma: «Marcelo vos metiste a Lammens, resultó un «oportunista»; ahora subido al gobierno de Alberto Fernández.

Su padre tenía una vinería, creció en el corazón de Boedo, ahora un cuarto de manzana». se escucha la voz en «off».

Los hinchas de San Lorenzo se encargaron de hacerle saber su disconformidad.

Circulan fotos del emprendimiento de la familia del actual titular de Turismo y Deporte de la Nación.

Ya «colgaron» pancartas en la vereda del negocio.

Las fotos recorren las redes sociales. Todo el bagaje opositor salta desde la subcomisión del hincha.

Acusan al conductor de usar a San Lorenzo para posicionarse políticamente

Desde 2013 a San Lorenzo llegaron once técnicos, 45 refuerzos.

La Copa Libertadores 2014, ganada con mucha angustia ante el Libertad de Paraguay -sin la historia copera de Olimpia y Cerro Porteño de Asunción- y la virrtual estafa, hasta aquí»la, Vuelta a Boedo… »

Esto es, reconstrucción mítico «Gasómetro» de Boedo.

Por ahora, todo parado.

Desde el gobierno macrista.

La última apuesta de Marcelo: hace un año y medio incorporó a la directiva a Carlos Rosales, CEO gerente general de Garbarino, lo hizo tesorero de la noche a la mañana.

Garbarino ahora declaró quiebra, dejando a 6-000 empleados en la calle.

En el cierre de 180 sucursales.

Una colosal estafa.

Rosales desapareció de los lugares que solía frecuentar.

Sólo «aparece» a través de sus abogados.

La firma Garbarino espera un «salvataje» del gobierno de Alberto Fernández.

En el gobierno a Carlos Rosales, «pope» de Garbarino en «quiebra» y tesorero en el club San Lorenzo de Almagro lo ven como «aventurero».

Le reclaman a Marcelo haber acercado a Lammens que «vino, se enriqueció y se borró».

A esta altura a Tinelli, que llegó a presidente de la Liga Profesional de Fútbol, acuerdo con Tapia el titular de la AFA. también.

San Lorenzo tuvo once técnicos desde 2014.

Un récord.

Desde Edgardo Bauza, popular «Patón» que lo llevó a la efímera gloria «santa», luego Juan Antonio Pizzi, dos veces, Pablo Guede «importado» de Chile, ahora DT. de Necaxa de México.

Asimismo el uruguayo Diego Aguirre, más tarde la costosa contratación de Jorge Almirón que había llevado a Lanús a la final de la Copa Libertadores, tras eliminar a River de Marcelo Gallardo, en una revancha soñada en La Fortaleza granate -debió reincidir en Colombia- un Almirón que llegó con diez refuerzos.

Hubo también interinato de «glorias»: Alberto Acosta y Leandro Romagnoli.

En el medio, interinato de Claudio «Pampa» Biaggio. San Lorenzo. ex goleador de los 90.

Como DT cosechó 50 puntos.

En cuanto cayó en uno de los tantos conos de sombra, Biaggio, no había tenido mala gestión en inferiores, debió irse.

Otro caso Bernardo Romeo.

Llegó como «mánager».

No duró mucho. Más tarde, Diego Monarriz, Mariano Soso, otra vez Monarriz.

Una serie infernal.

Momento de cabezas gachas, reproches, fantasmas y derrotas.

El mundo que habita Boedo vive estado de ebullición.

El universo que rodeó a Tinelli -en la última elección arrasó con 85% de los votos- ahora despotrica y padece la incertidumbre de «la licencia» del conductor televisivo por su ciclo en la pantalla y el cargo en la Liga Profesional.

Creen que San Lorenzo «ya no es la prioridad» del ex «Video Match».

Tinelli por otro lado está negociando su pase a Canal 9.

En el 13 se cayó el «ráting» no alcanza a ocho puntos.

Alguna vez tuvo 25 puntos hace un cuarto de siglo.

Otros tiempos.

En el repaso desde 2014 llegaron 40 refuerzos, parte de la deuda del club contraída antes que se «alejara» Lammens y tomara «licencia» Tinelli.

En julio de este año, la revista «Noticias». tapa, publicó adentro un extenso artículo sobre «el peor momento de Tinelli», bajo el título «Jurassic March.

En la bajada: «Tiene el <ráting< más bajo de su historia y la competencia duplica en audiencia por tevé («La voz argentina» ciclo de jóvenes concursantes) en Canal 11.

15 de agosto de 1981: Alles le ataja el penal a Delgado.

El Ciclón, a la B.

«Noticias» además supo de una encuesta que encargó la Productora de Tinelli, para conocer los motivos de la caída.

El fracaso incluía la fuga de anunciantes.

Un fallido regreso del humor -había quedado lejos el show cuando Marcelo cortaba tangas de modelos en pantalla- y la publicación aludía a otros fracasos de divos históricos de la tevé vernácula.

El mal momento de San Lorenzo tiene que ver con los erroes en la política de refuerzos y contratación de técnicos en ocho años.

A saber desde 2014: Sebastián Torrico, Matías Caruzzo, Gonzalo Prósperi, Santiago Gentiletti, de cruce salvador contra Libertad de Paraguay, faltando cuatro minutos.

La «barrabrava», célebre «Butteler», por la plaza, nunca se manifestó contra Tinelli.

También, Fabricio Fontanini, Mauro Cetto, Julio Buffarini, Mario Yepes, Pablo Barrientos, formado en inferiores, «repatriado» desde el exterior; Juan Mercier, Néstor Ortigoza, Franco Mussis, Alan Ruiz, Martín Cauteruccio, Mauro Mattos, Gino Peruzzi, Gerónimo Poblete, entre recordados.

Hace un año Agremiados tenía nueve casos de contratos incumplidos.

Tinelli los paró.

La vuelta a Boedo: el hincha pasó del entusiasmo a la sensación de estafa

En los últimos años, la cantidad de refuerzos se agrandó con los «Mellizo» Oscar y Angel Romero.

Causaron serios conflictos «de vestuario» plantel reacio al «vedetismo» de los delanteros paraguayos.

En toda la temporada respaldados por Tinelli, antes de su extraña licencia.

Cuando se iba otro frustrado, el paraguayo Adam Bareiro.

Ahora en juicio contra el club.

Con los retornos de Gonzalo Rodríguez, antes Barrientos, llegaron el zurdo Rubén Botta, Fernando Belluschi, otro delantero Valentín Viola, pasado de promesa, ex Racing -jugó muy poco- el «guaraní» Robert Piris La Motta pretendido por Flamengo, nada menos, Nicolás Reniero. actual atacante de Argentinos Jrs.

En ése mercado, el chileno Paulo Díaz, hoy baluarte en River.

Con Jorge Almirón, DT. cercano al empresario Christián Bragarnik -como Diego Cocca, Eduardo «Chacho» Coudet y Sebastián Beccacece entre destacados- llegaron a San Lorenzo, desde Colombia: Gonzalo Castellani, Andrés Rentería, Juan Salazar Gustavo Torres y Raúl Loaiza, hoy en Defensa y Justicia, llevado por Bragarnik.

Entre otros.

Soso DT. contratado por Tinelli con 40 años -la edad de Beccacece y Lionel Scaloni- también santafesino pero sin experiencia en Primera división salvo un corto paso por Gimnasia y Esgrima La Plata.

En tanto San Lorenzo contrataba a Diego Dabove, de buenos ciclos en Godoy Cruz, el Tomba mendocino y Argentinos Jrs.

Tampoco duró mucho.

Ahora, en Bánfield.

En el mundo «azulgrana» sienten que tanto Tinelli como Lammens «usaron» al club para proyectarse al Poder.

Uno al gobierno de Alberto Fernández, en tanto el animador televisivo a la dirigencia del futbol argentino, su antiguo afán de «privatizar» a los clubes.

Tras fallido intento, suyo, hace 20 años cuando la aventura en el Badajoz de España.

Segunda división.

«Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio» de Joan María Serrat, Barcelona, 1971.

JLP/

 

NAC&POP: Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur, La City.como.ar. MG/N&P/