El peronismo logra plasmar lo que Vallejos, Martí, Rodó, Mariátegui, Manuel Ugarte ya planteaban, que no había otra que la Patria Grande

DELICIOSA ENTREVISTA A JORGE RACHID

Por Monika Arredondo

Es aquello que desnudó la pandemia que es la crisis civilizatoria mundial y la crisis moral, que naturalizó cuestiones como la muerte, la
desertización de la tierra, el calentamiento global, la tala de de los bosques nativos, la utilización de los agrotóxicos.

Por Monika Arredondo

YENDO DE LA CAMA AL LIVING

Con la Cadena Nac&Pop de Medios

17/11/2021

 

Martín García: Los argentinos enseguida lo nacionalizan todo, lo hacen de la mejor manera, y compiten con los más grandes del mundo.

Presentamos ahora a nuestra querida estrella de la película, la protagonista de la serie, la chica de la trama, la querida psicoanalista y escritora Mónika Arredondo.

-Buen día Moni

 

Mónika Arredondo: Buen día Martín justo pusieron esa música que es de la película «El último tango en París».

-¿No sé si tendrás el dato? con el «Gato» Barbieri en el saxo…

Martín García: Con el magnífico saxo del Gato Barbieri, inolvidable en los argentinos del Jazz, como Lalo Schifrin, como Lopez Furst, , como Bubby Lavecchia, tantos grandes músicos argentinos de Jazz que le han dado al Jazz argentino un lugar en el mundo por su talento.

Mónika Arredondo:-Bueno yo comencé a militar a los 14 años. y a los 16 me metieron presa, ¡mirá que mala pata…!

Martín García: -Bueno, que bien, es correcto, es el ingreso…

Mónika Arredondo: Está bien, la ceremonia. Hoy me di un gustazo que es invitar un compañero, un compañero del alma, un compañero militante, que el mismo día que pasó todo lo que pasó escribió “mi homenaje a la militancia peronista, no fueron los spots, ni los discursos, fueron los compañeros que casa por casa, sentados con vecinos, compatriotas escuchando, predicando, persuadiendo, miles de militantes anónimos, todos los días,sin pausa, construyendo comunidad organizada, honor a ellos”

Con todos nosotros el doctor Jorge Rachid. Buen Día Jorge..!

 

JORGE RACHID: Hola Mónica, no me doctorees. «el compañero para todos, buen día. Buen día Martín, que gusto grande y gracias por invitarme.

La verdad que el programa «de la cama al living,» a mi, me gustaría más: «Del living a la cama» para descansar un poco jajaja.

A veces la miro a la cama y se me cae un lagrimón…diría el tango.

MK: Hoy es el día de la militancia Jorge,  es un día importante para nosotros porque realmente vamos a estar en la calle, todos juntos y además, porque se repuntó épicamente con mucho trabajo y con mucha presencia en la calle, presencia y el protagonismo de los militantes.

-¿Qué nos podes contar de estas jornadas que pasamos?

JORGE RACHID: Primero, lo que quiero hacer es rendir un homenaje a todos los caídos en la lucha de la guerra pandémica.

Me parece que si estamos vivos es porque miles de compañeros trabajadores de la salud de todo tipo, enfermeras, maestranza, médicos, kinesiólogos, docentes no docentes, trabajadores esenciales, recolectores de residuos, cajeros y cajeras de supermercados, y más, dieron la vida para que nosotros vivamos.

Y esto no es un dato menor.

Una guerra pandémica y del punto de vista comunicacional por esto, que decía Martín, mi querido hermano de la vida, Martín García,
no pudimos instalar el tema de la guerra pandémica por la acción del enemigo que ocupó la agenda.

Entonces, el pueblo nunca se enteró de que había una guerra, creyó que simplemente había una infección virósica que invadía nuestras casas, y en realidad invadía todo.

Invadía el espacio público, invadía el aire, invadía las cloacas, invadía todo, es decir.

Le faltaba el ejército con bandera y banda para ser una invasión que mató de 115 mil compatriotas.

Estamos hablando de una guerra que nunca se asumió como una guerra, y como nunca se asumió como una guerra, todo lo que se discutía en el medio, encima de los agravios a las políticas sanitarias era como si la economía se pudiese discutir en un ambiente de estar, en una confitería charlando o jugando al póker, al truco.

Entonces la discusión económica, no tenía contexto, ni tenía contexto la discusión social de la pobreza, no tenía contexto la discusión del salario, no tenía contexto nada porque en medio de una guerra, lo único que sucede es que hay que salvar la vida.

Entonces, esta inversión de valores por un problema comunicacional mientras los compañeros daban la vida (y la verdad es que yo debo saludar con emoción y orgullo a los compañeros jóvenes que se pusieron la planificación estratégica sanitaria al hombro) y hoy están conduciendo provincia de Buenos Aires.

Yo estoy más tratando de formar cuadros políticos sanitarios, la verdad es que esto, a mi, me hace reflexionar que el día de la militancia lo reflejo en aquellos que fueron héroes y mártires en esta guerra con un pueblo acompañando que recuperó dos cuestiones que
hirieron al neoliberalismo como es:- la solidaridad social compartida, derrotando al individualismo y el Estado como planificador estratégico desplazando al mercado en esta guerra.

Estos elementos hacen que yo celebre el día de la militancia en la calle hoy porque estamos habiendo ganado casi una batalla final contra la pandemia que existe, un poquito más, pero como yo siempre digo, ya ganamos Stalingrado así que el enemigo se está retirando a sus cuarteles de invierno.

MK: En la vacuna apareció la esperanza, ¿no?

JORGE RACHID : Claro, porque ya, con la vacuna… fijate vos Mónica y compañeros, que es la primera vez en la historia de la humanidad que nos toca vivir un tiempo de bases científicos tecnológicos de tal magnitud que, indudablemente, para nosotros, significa estar viviendo la primera vez -en la historia de la humanidad- que una pandemia es derrotada o frenada en tiempo real.

Nunca antes sucedió.

Siempre tuvo que llegar lo que se llama -en inglés- «la inmunidad de rebaño», (nosotros llamamos «inmunidad comunitaria», para que esto sucediese, así que, por eso, cuando incluso dicen, (y acá voy a introducir un tema que tiene que ver con el «hacia delante», (que es donde tenemos que mirar, sobretodo los mayores).

Siempre nos dicen que somos un país «subdesarrollado»

Viste que eso el enemigo lo usa como una muletilla?, bueno, nuestro país supuestamente subdesarrollado es el que maneja el ciclo de uranio enriquecido, exporta centrales atómicas, exporta turbinas para generadores eléctricos para grandes empresas hidroeléctricas, tiene radares triple D que tienen muy pocos países del mundo, tenemos dos satélites en órbita, los ARSAT, tenemos los SAOCOM, otros dos satélites para enviar, estamos desarrollando el vector Tronador para enviar nosotros mismos al espacio, tenemos vacuna, tenemos científicos, tenemos los sets moleculares, tenemos investigación genética.

Si yo tomo todos esos elementos juntos y veo a los países del mundo que tienen todo eso…

¡Solamente 15 países en el mundo entre 200 que tienen todos esos avances científicos tecnológicos!

Entonces nosotros tenemos que recuperar desde la militancia no solamente el autoestima nacional si no la posibilidad de fortalecer nuestra identidad y nuestra memoria en un proceso de liberación nacional que es una palabra que intenta ser arrebatada o enterrada por el enemigo.

MK: Martín ¿querés hacerle una pregunta de hermano a hermano?

Martín García: Bueno, todos saben que Jorge Rachid no solamente para todo el mundo, es un gran referente, un Jauretche de esta época, si no que también es un militante también de la palabra.

Yo me acuerdo cuando hacíamos hace 25 años,  un pequeño periódico con Dante Gullo que se llamaba el Diario de la O, que era el diario de la Oesterheld y ahí ya escribía Jorge Rachid.

Hace 25 años escribía sus artículos con la misma pasión y la misma claridad Jorge Rachid.

Así que desde entonces tenemos esta relación militante periodística opinable.

La caracterización de guerra en tema de la pandemia tira por la borda la visión del enemigo que lo que quería exhumar víctimas a la pandemia en vez de defenderse.

Cuando luchaban para quitarse los barbijos, para salir a la calle, para hacer esas manifestaciones en la 9 de julio con Luis Brandoni, con Lombardi, con Patricia Bullrich, para que la gente se infectara, desafiando “el autoritarismo del Estado” que quería que la gente se quedara en su casa.

Deberían tener un juicio en contra porque echaban gente a la muerte.

Además generaban una inquietud a la sociedad de desaprensión por el enemigo declarado que era el coronavirus.

Así que Jorge has sido sin ninguna duda un grano de alivio y una gran referencia médica y militante, las dos cosas juntas como el gran Ramón Carrillo.

Yo me sigo acordando y sigo diciendo, Jorge, cuando te invitaron a ese Congreso mundial, a un Congreso Africano de Ministros de Salud y te fueron a buscar a París para que fueras, te metieron en un Jet que no sabías a dónde te iban a llevar y apenas llegaste al
país de África donde estaba el Congreso diste la disertación del modelo argentino de Ramón Carillo y cuando se abrieron las preguntas el primero que pidió la palabra dijo: -«Doctor, por fin llegó Ramón Carillo al África.»

JORGE RACHID: Es verdad eso fue en un país que muy pocos conocen, que fue «Benin,» en su capital, que se llama Cotonou y yo estaba en misión en Congo, en una misión de calificación estratégica de salud y la verdad que, como yo te dije en esos tiempos, yo me largué casi a llorar, porque no esperaba una respuesta de un muchacho congoleño que había estudiado en La Habana y por eso hablaba castellano con fluidez, así que, bueno, esas cosas suceden…

Pero volviendo a lo anterior, que me parece sustantivo hacia adelante, porque Carillo también es para adelante, porque el Perón
filosófico es el que sigue dando respuestas a la demandas de la hora actual, me parece necesario y para vos Martín y ustedes que son los comunicadores, aquellos que ya Humberto Eco en la “Estrategia de la ilusión” y en “Apocalípticos e integrados” marcaba en la década del 60,’ pueden llegar a interpretar que la palabra no solamente ocupa un espacio simbólico.

Mónica, vos que sos psicóloga y que además -si esa palabra no va vestida de emotividad- aparecen los Milei, y a mí me parece que quienes hoy acompañan ese tipo de propuestas, que, a nosotros, de lo racional, nos parece alocada y absolutamente fuera de la realidad, está expresando cuestiones que tenemos que trabajar, porque los jóvenes son naturalmente anti-sistema, y me parece que nosotros en el racionalismo de las respuestas políticas que estamos dando desde la agenda del enemigo somos parte del sistema y no somos el peronismo disruptivo del sistema que plantea las utopías necesarias para levantar las banderas de la liberación.

MK: Totalmente de acuerdo, el tema Milei es algo relativamente novedoso, pero es como lo que decía Martín hace un rato, la adolescencia por la adolescencia en sí.

No muchos son adolescentes, pero hay un odio «construido» durante muchos años, que encarnó en esa figura de Milei y en lo que Milei dice en relación a que «el otro», es en relación a seguridad, en relación a muchos temas.

Quería hacerte una pregunta, porque yo tengo esta curiosidad:- Nosotros, desde el punto de vista de la militancia y la solidaridad, donamos vacunas.

¿Eso es cierto, hacia donde las donamos?

JORGE RACHID: -«Donamos a 7 países entre ellos Vietnam, por ejemplo.

Lo cual a mi me parece, y lo comparé me parece atinado compararlo con el gesto de Perón y Evita de dar alimentos a Europa en una Europa hambrienta de la posguerra.

El peronismo es solidaridad social activa, es el modelo social solidario, biocéntrico que incluso está reclamando Francisco en “Laudato si’” o “Fratelli Tutti” que son la recomposición del siglo XXI del mensaje de Perón del ambientalismo a Copenhague del año 72.

Y a mí me parece muy importante que nosotros pensemos a partir de esto que me preguntás Moni de las vacunas, que pensemos cuáles van a ser los ejes de disputa futuro, porque si no nos vamos a quedar pensando que vamos a resolver esto con la sustitución de importaciones en términos macroeconómicos y no desde una lucha que se viene y que los jóvenes la interpretan como propia y que nosotros tenemos que profundizarla.

Es aquello que desnudó la pandemia que es la crisis civilizatoria mundial y la crisis moral, que naturalizó cuestiones como la muerte, la
desertización de la tierra, el calentamiento global, la tala de de los bosques nativos, la utilización de los agrotóxicos.

También que el eje haya sido la recomposición de la economía antes que los seres humanos como eje de recomposición de calidad y dignidad de la vida.

Entonces me parece que el peronismo, hoy, puede universalizar su pensamiento porque la construcción del pensamiento del peronismo que no es del peronismo solamente, si no que Perón es la síntesis que recoge el sincretismo de la subjetividades de los pueblos originarios, los mestizos, los negros, los criollos, ese pensamiento americano mestizo, moreno y criollo profundo que expresó siempre nuestra región y que intentó siempre ser avasallado por los pensamientos eurocéntricos.

MK: Digamos que hay que agitar entonces el concepto de humanidad.

Martín García: Y que empieza con el imperio Inca, con los Aztecas, con los Mayas, quiero decir que nosotros pertenecemos a un devenir que viene de imperios tan antiguos o más y prestigiosos o más que el egipcio, el romano, etc.

JORGE RACHID: Ahí Martín también vienen desviaciones digamos, desviaciones para un lado y para el otro.

Desviaciones para el indigenismo que sería no respetar esta construcción de identidad que es cotidiana, que la venimos haciendo que es justamente la síntesis de todas esas historias que logra un peronismo que logra plasmar aquellos que Vallejos en México, Martí en Cuba, Rodó en Uruguay, Mariátegui, el mismo Manuel Ugarte nuestro, los pensadores del Siglo XIX ya planteaban que no había otra posibilidad que la Patria Grande, y esto lo plasmaron tres locos, Lula, Néstor y Chávez que pusieron un punto de inflexión que seguramente es parte de las utopías y de las construcciones a corto plazo para poder reconstruir un imaginario de pueblo unido que debe ser el pueblo latinoamericano.

No te olvides que cuando se forma el «Grupo de Lima» y por eso Perón nos enseñó que la política es la política internacional, lo hace para destruir el UNASUR, que estábamos construyendo desde el Ministerio de Defensa.

Vos te acordás bien -porque te lo conté más de una vez- incluso la producción de medicamentos esenciales para tener soberanía sanitaria que es una de las cuestiones centrales de la soberanía y estábamos construyendo aviones de la región y el Banco del Sur para liberarnos del tutelaje de lo que ellos llaman el patio trasero de su doctrina Monroe.

Martín García: Mónica te quiero agradecer la iniciativa de traerlo a Jorge una persona tan querida por nosotros, tan entrañable y tan sabia, a este programa de hoy.

Justo el día de la militancia,que es como un abrazo, Jorge, que nos damos en el día de la militancia.

 

JORGE RACHID:  Yo a ustedes le agradezco, a Mónica que la quiero tanto, hasta tuvo el atrevimiento de hacerme presentar un libro de ella, es una atrevida.

Bueno, yo estoy muy agradecido ha escrito cosas maravillosas.

A vos Martín y a Miguel también y a Silvia querida, que hace tanto que no la veo, les agradezco mucho la invitación les mando un fuerte abrazo y hoy nos encontraremos en la calle sin duda alguna.

Martín: Fue Mónica Arrendondo, la chica de la película de «Yendo de la cama al living», la muchacha de la serie

 

MK: Hasta la próxima.

 

FIN