En sólo doce segundos, todo había terminado.

LA CIENCIA DEL ARTE DEL GOL A LOS INGLESES

Por Daniel Jozami (Profe)

“En el Azteca eran las 16,09 del miércoles 22 de junio de 1986, cuando seis Ingleses se lanzaron a la caza desesperada de Maradona: Linekes (10), Beardsley (20), Reid (16), Butcher (6) Fenwick (14) y Shilton (1) pero no pudieron atraparlo.

Por Daniel Jozami (Profe)

5 0 0 1

23/06/2021

 

“En el Azteca eran las 16,09 del miércoles 22 de junio de 1986, cuando seis Ingleses se lanzaron a la caza desesperada de Maradona: Linekes (10), Beardsley (20), Reid (16), Butcher (6) Fenwick (14) y Shilton (1) pero no pudieron atraparlo.

Tampoco la patada de Butcher (Sanfilipo aseguró que lo hizo Butcher en contra), ni el cierre de Stevens (2).

En sólo doce segundos, todo había terminado.

Cada una de esas 12 fotos: L. E. A., podríamos calificarlas como perfectas pero, fascinados por semejante maravilla, podemos ser injustos si no consideramos el gran aporte de Jorge Burruchaga (7), que cuando comienza la jugada sale de la línea de carrera y le deja el callejón libre.

Butcher que estaba pendiente de Burru, cuando lo larga y decide ir sobre Maradona, ya es tarde.

Cerca del área Fenwick que flotaba entre los dos, cuando quiere llegar, no alcanza ni a manotearlo.

También Jorge Valdano realiza un aporte fantástico corriendo a la par, a unos 10 metros.

Aron Nimzowitsch en su libro Mi Sistema dice: “En el ajedrez, es más importante la amenaza que la ejecución”.

Sin dudas, podemos aplicar este concepto al fútbol.

En este gran gol, “los Jorges”, con maniobras distractivas ayudaron a que sea exitosa la corrida de Maradona.

Los jugadores que llegan a primera por lo general se destacaron en las inferiores.

No se les corrigen diferentes errores conceptuales porque los disimulan gracias a su gran poderío físico pero, al llegar a la primera, quedan expuestos.

Nada reemplaza a la educación.

Es absurdo pretender revertir 14 años de malos trabajos con una charla técnica, por más maravillosa que sea, con gritos desde el banco o con una gran arenga.

Ningún jugador quiere fracasar.

Cuando un deportista falla es porque fue víctima de pésimos entrenamientos.

El Futbolista destina ½ millón de minutos para capacitarse (100´diarios durante 5000 días = 500.000´).

Tiempo sobra, por eso si un joven no supera las expectativas, hay que revisar el Plan (si existe) o el desempeño de los Docentes.

El ajedrez es difícil pero el fútbol mucho más.

En el juego ciencia, las 32 piezas se mueven de a 1 por vez y con movimientos predeterminados.

En un partido, cada una de las 3000 fotos (1 x segundo: 50´ x 60” = 3000), son diferentes (caleidoscopio).

Todo es sorpresa y encima hay un O.V.N.I.

Con esta complejidad, es difícil que el jugador encuentre el primer paso del L. E. A.: “L”, el LUGAR ideal.

La búsqueda, va a estar influenciada por el 2do paso: “E”, ya que aquellos recursos que Juan no domina (cabeceo, remate, marca), lo alejarán de las zonas en las que resulta esencial su uso.

También una mala lectura del juego o límites físicos pueden impedir que se desplace hasta el sitio correcto.

La “E”, ELECCIÓN, es fundamental porque le permite al jugador prepararse para realizar el gesto.

El Tercer paso es la “A”, ACCIÓN, o intervención perfecta.

En un partido se le presentan 3000 acertijos al futbolista (L.E.A.) y éste, en la más absoluta soledad, los debe resolver porque:

  • El fútbol es un juego individual, que se juega en grupo.
  • El Técnico, un discreto acompañante, debe lograr: “Volver a los 17, después de vivir un siglo…”, ayudando al jugador
    a: “…descifrar signos, sin ser sabio competente.”

DJ/