EEUU modificó su geopolítica exterior militar y busca reforzar el control del Atlántico Sur a partir de la base Malvinas en el AUKUS.

“PICHOT NO ES MARADONA”.

Por Adrián Murano

Investigadores del Reino Unido sospechan que, «Fortescue» actúa como «pantalla» de una empresa inglesa, Bridge Hydrogen contratista de Inglaterra que necesita hidrogeno para una flota de submarinos en Malvinas.

Por Adrián Murano

El Arranque.

AM 530. Somos Radio. 

 04/11/21

Adrian Murano: Ahora mismo con el amigo Marcelo Riggioni.

Buen día Marce, te saluda aquí Adrián Murano desde los estudios centrales de la 530. ¿Cómo estás?

 

Marcelo Brignoni: Qué tal Adrián, no generes tantas expectativas porque la desilusión va a ser muy grande.

 

Adrián Murano: Ya, prendí la máquina de humo ayer, Brignoni, así que te pido por favor que estés a la altura.

Hace un día que venimos con el «humo».

Bueno Marcelo, a ver, prometí un lado B, probablemente vas a exagerar un poco, pero me parece muy interesante la mirada que vos podés aportar, la información, incluso, que puedes aportar de un aspecto hasta ahora no explorado respecto de este anuncio que hizo la Argentina, pero que involucra, por supuesto, al ámbito internacional porque estamos hablando de una inversión extranjera de una empresa australiana que es, básicamente, una empresa de minería, sus principales inversiones son mineras, pero la Argentina va a desarrollar algo que hasta hace una semana no conocíamos, salvo los que están en materia, que es el hidrógeno verde.

A través del WhatsApp, en los intercambios que nosotros solemos tener y decían: “— ¿Che, y hacia dónde va ese hidrógeno?

Me pareció que una interesante manera de abordar una información de coyuntura.

¿Qué me vas a decir acerca de este tema de hidrógeno verde querido Marcelo Brignoni?

 

Marcelo Brignoni: Mirá, como vos bien sabés yo no soy un experto ni en hidrógeno verde, ni en ecología.

Pero me parece que a lo que sí hay que pegarle una mirada es a algunos aspecto que yo creo, inclusive, exceden a la buena fe del gobierno argentino que están en los pliegues de este anuncio y en los pliegues de esta empresa.

La primera cosa que me parece vale la pena señalar es que esta empresa quien la trajo a la Argentina fue Mauricio Macri con Agustín Pichot.

La empresa ya está instalada en la Argentina.

Se instaló en Argentina, básicamente, a partir de lo que es su interés principal que es la explotación de litio y la explotación de cobre en el triángulo de cobre del lado argentino y chileno, y se instaló en Argentina para competir en el mercado mundial del acero.

La empresa es una empresa minera, como bien vos lo señalás, que no tiene ningún tipo de experiencia en esta situación de la producción de hidrógeno verde y que, inclusive, está siendo muy cuestionada por lo que se denomina, habitualmente, la huella ecológica de la producción de acero.

Australia está, absolutamente, cuestionado por esta situación y que, inclusive, ha tenido varias advertencias de aquellos que son los que se denominan comisarios que trabajan en el acuerdo y el seguimiento del Protocolo de París.

Los «comisarios» marcan cuáles pueden ser las emisiones máximas con relación a ese acuerdo, esa posibilidad.

Australia ha venido siendo señalada muchísimas veces por el incumplimiento del Protocolo de París y los Acuerdos Temporales de los Acuerdos del Protocolo de París,  de las cuales, la última, fue no hace mucho.

Fue en julio de 2021, por no cumplir las pautas previstas por el país Australia y sobre todo por esta empresa Fortescue que produce 2 millones de toneladas de CO2 que es el principal mecanismo de calentamiento global.

¿Por qué planteo todo esto?

Planteo esto, porque no hay ningún planteo que esta empresa tenga, en algún nivel de desarrollo previo, en esta tecnología y en esta producción.

Si vos te ponés a ver que es lo que significa el cronograma de fechas, que siempre, ves que la línea de tiempo en el análisis de política internacional, suelen ser bastante útiles para explicar algunas cosas, que en principio no parecieran tener una explicación.

Lo primero que hay que señalar es que el día 15 de septiembre,(2021), hace poquito, EEUU modificó mucho su  geopolítica exterior militar, decidió distanciarse de la OTAN y, sobre todo, de Francia y planteo nuevos acuerdos geopolíticos militares, con dos objetivos centrales, la custodia del Océano Indo-Pacífico -en lo que tiene que ver con su competitividad con China y el refuerzo del control del Atlántico Sur a partir de la base Malvinas.

Esto se anunció como el anuncio AUKUS que es un acuerdo geopolítico-militar que involucra a Australia, al Reino Unido y a EEUU, como su nombre en siglas lo indica (Australia-United Kingdom-United States).

Básicamente, este acuerdo  señaló un fuerte capítulo por sus características centralmente marítimas, como es todo lo geopolítico-militar, algo muy vinculado a lo que tiene que ver con la tecnologías y la aplicación de tecnologías aplicada a lo que tiene que ver con la defensa marítimo-militar y,  con la construcción de nuevas tecnologías para la  sub navegación, lo que habitualmente hacen los submarinos.

Esta situación implicó que el día 21 de septiembre, o sea, seis días, nada más después de este anuncio, de este nuevo acuerdo político militar, el gobierno del Reino Unido anunciara la puesta en marcha de la construcción de submarinos que funcionan a hidrógeno verde en el marco del acuerdo AUKUS.

El acuerdo AUKUS va a generar una flota mundial global, coordinada, de submarinos nucleares y pretende tener una flota más pequeña de submarinos de mayor maniobrabilidad, muchos de los cuales serán no tripulados, funcionando con hidrógeno verde.

 

Adrián Murano: De que procedencia estos, que son pertrechos militares, los submarinos. ¿No?

 

Marcelo Brignoni: Sí, sí, pero yo no estoy diciendo nada que sea secreto. Está hasta en los diarios.

Adrián Murano: No, por eso. ¿País de procedencia de estos pertrechos?

Marcelo Brignoni: Estos pertrechos están anunciados que se van a producir en Inglaterra.

Adrián Murano: Pará, pará, no vayas tan rápido -diría el animador Tognetti- entonces el hidrógeno verde que se produciría en la Argentina abastecería… (Interrupción de Brignoni).

 

Marcelo Brignoni: No, bueno, eso ya sería una especulación.

Lo que te digo yo, es que hay una situación muy certera y cercana en la línea de tiempo, inclusive, con la participación formal del gobierno de Reino Unido, quien encabeza esta idea de la construcción de submarinos, porque funcionan a hidrógeno verde.

Como bien vos sabés los submarinos, si hay un vehículo que no es de uso civil, en el marco de lo que tiene que ver con transporte, son los submarinos.

Obviamente con una política muy bien diseñada en términos de distracción de parte del gobierno de Reino Unido, es que anuncia esta construcción de estos submarinos que funcionan a hidrógeno verde, es un señor que se llama Grant Shapps.

Grant Shapps no está vinculado al Departamento de Defensa, formalmente, del Reino Unido, sino que es el Secretario de Transporte, pero bueno, yo no creo que exista transporte público de personas en submarino, salvo que estemos asistiendo a una modificación global de la red de transporte que yo, hasta ahora, no tenía conocimiento de que existiese.

 

Adrián Murano: Ojo, Marcelo vos me decías es una especulación suponer que va a ir a los submarinos, es verdad, lo que no es una especulación es que en el anuncio que se hizo por parte del Gobierno argentino y la empresa australiana es que la producción, -por lo menos así lo manifestó Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo- de la primera tanda den hidrógeno verde de esta empresa de Fortescue, ya está vendida.

Eso dijo Kulfas y se refirió a ventas ya comprometidas en el Reino Unido.

No dijo «para submarinos», dijo que, la primera tanda de producción -que sería a partir de 2025- ya está vendida.

Ahora, lo que vos mencionás es muy significativo y, en algún punto, es meter el dedo en una llaga que está medio resoluble.

Una de las acciones que tomó Macri cuando llegó al Gobierno, tomó muchas muy rápidas, poner a los jueces de la Corte por decreto y demás, eliminar la Ley de Medios, pero también fue levantar las restricciones para las inversiones en el mar argentino y, particularmente en Malvinas, inversiones aprobadas por el Reino Unido británico, cosa que en la Argentina existía una restricción muy severa para eso, incluso, con penalidad para las empresas que participaran de ese tipo de inversiones.

¿En qué quedó eso?

¿Sigue vigente la ley Macri o se recuperó el criterio de…, o por lo menos no beneficiar a las empresas extranjeras, aprobada por el Reino Unido o por los kelpers, de empresas que además operan en la Argentina?

 

Marcelo Brignoni: Hay una situación, que sí vamos a admitir, anterior a esa reflexión que vos me pedís que es la situación de la absoluta inexperiencia de esta empresa en la producción de hidrógeno verde, o sea, que sería una experiencia piloto a una escala, absolutamente, gigantesca.

No existe el antecedente ese en el mercado de la energía que alguien venda una producción que aún no tiene, con lo cual la sospecha de muchos investigadores y periodistas en Reino Unido que, en realidad, Fortescue actúa como empresa asociada «pantalla» de quien realmente está impulsando esta producción que es una empresa inglesa que se llama Bridge Hydrogen que es una empresa, además, contratista del Departamento de Defensa de Reino Unido en la provisión de distintos tipos de materiales.

¿Qué quiero decir con esto?

Que el acuerdo de venta de la producción de Fortescue a Reino Unido se firma el 31 de octubre y el anuncio de la existencia de esta producción se hace el 1° de noviembre.

Yo no conozco muchos antecedentes que alguien venda a alguien algo que no tiene y que alguien acepte comprárselo sin saber cuándo se lo va a dar.

Con lo cual hay una idea, obviamente, del desembarco de una empresa de hidrógeno verde de origen inglés que, además, es contratista del Departamento de Defensa en la Argentina, no pareciera que, a priori, pudiera ser muy popular.

Esta idea de valerse de Fortescue y de una empresa que, básicamente, parece que no tiene ningún antecedente en esta materia, y que, básicamente se dedica a la producción de hierro con fuertes niveles de contaminación en su país de origen, pareciera una situación no del todo habitual, que no implica que, probablemente, sea cierta o no.

La otra situación que me parece que está poco explicada y me parece que merece una explicación más profunda cuáles son los privilegios legales y financieros que esta empresa pretende para hacer su instalación en Argentina.

Esto no está planteado, los voceros de la empresa dan a entender que ellos tienen acordado una serie de legislaciones protectivas especiales que le valiera un estatus jurídico para la instalación de la empresa en Argentina, sobre la base de lo que fue o lo que es la Ley 24184 que es la ley protectiva de inversiones británicas en Argentina que firmara el presidente Menen con el Reino Unido en 1992.

Yo no sé si esto es verdad, la empresa dicen en Australia eso, que ellos tienen un acuerdo protectivo y que por eso van a hacer esta inversión y que ese acuerdo protectivo tiene gran cantidad de protecciones referidas a la inversión de sus divisas, a la circulación de sus ganancias, a la venta de su producción, a la materialización financiera de donde se coloca esa producción, etc., etc., etc., que son cosas que me parece que no están explicadas y que sería bueno que sean explicadas.

Por lo que vos me planteabas de este acuerdo de Foradori-Duncan…

Adrián Murano: ¿Sigue vigente el acuerdo Foradori-Duncan que en algún punto revertía un principio constitucional?

Marcelo Brignoni: El acuerdo Foradori-Duncan indica que hay una evaluación que dice que ese acuerdo nunca estuvo vigente ni estaría vigente.

Es una opinión de abogados, yo no soy abogado, me parece que como gesto político sería bueno darlo por concluido, a la fecha no hay ningún acto administrativo estatal que indique que se lo da por concluido.

Hay sí una serie de valoraciones que indican que ese acuerdo, simplemente, no tenía vigencia, pero no ha sido descartado, no ha sido desechado, ni ha sido sometido a su situación de falta de continuidad.

 

Adrián Murano: Recordemos en una línea el acuerdo Foradori- Duncan que fue tachado de inconstitucional porque revertía un acuerdo de los constituyentes del 94’ -que era el principio por el cual después, incluso, se sancionaba a empresas que operaran en territorio británico- y al mismo tiempo lo hicieran en territorio argentino con permiso del Reino Unido.

 

Marcelo Birgnoni: Claro porque además de eso que vos mencionás, existe una Ley ls 26659, que condena, expresamente, a aquellas empresas que pretendan estar en territorio argentino aceptando operar en el territorio de Malvinas o en la Plataforma Continental Argentina, con permiso del gobierno británico subsidiario de Malvinas.

De hecho, el propio gobierno argentino, en una buena actitud en junio de este año, cursó sanciones a muchas de estas empresas.

La otra cosa que tampoco está, suficientemente, explicada es que los principales depredadores pesqueros de la Plataforma Continental Argentina, con permiso de Malvinas, la flota pesquera española, tampoco está del todo aclarado, con lo cual, a mí me parece que sobre todo en una situación tan concreta, tan sensible como es esto que se viene el año que viene, que es el 40 Aniversario de la Gesta de Malvinas, me parece que estas cosas deben estar, aclaradas y muy puestas «blanco sobre negro» para que estas especulaciones se sucedan y se profundicen.

Claramente, la presencia de Agustín Pichot, cuya ideología no es la de Maradona ‒no quiero desengañar a nadie‒, no significa más que la presencia de un gran relacionista público internacional que se dedica a promover este tipo de negocios, a partir de su imagen deportiva en distintos ámbitos, en el ámbito de la ropa deportiva, en el ámbito de los medios comunicacionales y, en este caso, en una empresa internacional de minería.

A mí me parece que sería bueno que todo esto quede aclarado.

Yo en ningún momento dudo de la buena fe del gobierno nacional, pero me parece que la sucesión de fechas -muy cercanas una de la otra-, la puesta en marcha de un acuerdo geopolítico (porque, además, esto del AUKUS implica que la base actual de OTAN, en Malvinas, también va a ser una doble base de OTAN y de AUKUS.

Esto significa que las fuerzas militares australianas van a tener colaboración con las fuerzas ocupacionales en Malvinas a partir de la puesta en marcha del acuerdo geopolítico- militar AUKUS de este último 15 de septiembre.

Con lo cual, me parece, que todo esto debiera tener una situación de transparencia necesaria para que todo el mundo se quede más tranquilo y no lo que unos hoy están.

Adrián Murano: Bien, Marcelo ¿Te gusta Deep Purple?

 

Marcelo Brignoni: Sí, sobre todo esa canción «Humo sobre el agua» cuando se prendió fuego el teatro de Montreux.

 

 

Adrián Murano: Exactamente. No hemos vendido tanto humo, finalmente tenías un lado B para comentarlo y lo comentaste.

El humo proviene del fuego y el fuego, a veces, incendia y quema.

Mirá cómo te llevé al tema que tenemos que presentar, al querido Marcelo Birgnoni.

Te mando un abrazo grande.

¿Querés presentarlo vos?

¡Deep Purple!… el tema y el disco se llama ¡Bum!

 

Marcelo Brignoni: Abrazos para todos, abrazos para todas y Ritchie Blackmore y Adrián Murano se quedan con ustedes.

FIN?