Alain Prost: «Para nuestra generación el más grande fue Fangio» Para el mundo del automovilismo probablemente el mayor «prócer».

HACE 70 AÑOS FANGIO SE CORONABA CAMPEÓN DEL MUNDO POR PRIMERA VEZ, LO HARÍA 4 VECES MÁS

Por José Luis Ponsico*

El 28 de octubre de 1951 se cumplieron 70 años del momento en el que uno de los mejores conductores de la historia del automovilismo ganaba su primer título mundial. Aquí inaugurando el Autódromo con Gálvez, Froilán y Perón.

Por José Luis Ponsico (*)

Redacción La Otra Mirada

28/10/2021

– El 28 de octubre de 1951 se cumplieron 70 años del momento en el que uno de los mejores conductores de la historia del automovilismo ganaba su primer título mundial

El 28 de octubre de 1951 se cumplieron 70 años del momento en el que uno de los mejores conductores de la historia del automovilismo argentino e internacional -para muchos el más grande de todos en el siglo, recordado como «Chueco de Balcarce»- ganaba su primer título mundial en la Fórmula Uno.

Inolvidable Juan Manuel Fangio el primero con Alfa Romeo.

En total hubo cinco títulos.

El automovilismo mundial vivía la post guerra en Europa.

El conflicto se prolongó esde 1939 con la invasión nazi a Polonia y concluyó en 1945 con la rendición de Berlín, aunque mucho antes a fines del´44 el «Desembarco de Normandía» en la costa francesa -llevado al cine en «El día más largo del siglo»- que hizo que el final estuviera escrito.

Alemania e Italia derrotadas.

En el 50 volvieron fútbol y automovilismo en el orden internacional.

El Mundial de Brasil que ganó Uruguay en la hazaña de la época -el Estadio Maracaná inaugurado para ver a la «verde-amarela» dar la vuelta olímpica, colmado con 190 mil personas- tuvo su correlato en el liderazgo de los italianos en la Fórmula Uno: Alberto Ascari, Giuseppe Farina y Luigi Villoresi.

En el Gran Premio de España el «Chueco» gana su primer campeonato mundial

En los primeros días de noviembre del´51 el Presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, audiencia especial, recibía a los dos pilotos argentinos que habían roto la hegemonía italiana en el automovilismo mundial: el «Chueco» campeón mundial con su amigo, el «Cabezón» de Arrecifes, José Froilán González, tercero en el «ránking» mundial corriendo con Ferrari.

«Ustedes son los dos grandes embajadores que tenemos en Europa. Gracias al talento de los pilotos argentinos, Fangio y Froilán González la Argentina está en todos los diarios del mundo.

El gobierno está a vuestra disposición», habría dicho el fundador del Justicialismo, según testimonio del propio «Cabezón» al que escribe éstas líneas.

Entrevistado cuando Froilán cumplió 90 años.

«Tomó la palabra el «Chueco» -comentó Froilán- recordado homenaje, Senado de la Nación a González, rodeado de figuras como Juan Carlos Guzmán, popular «Garza» ex Chacarita, Independiente, River, desde la Comisión de Deporte en la Cámara alta hace algo más de una década.

«Presidente, primero gracias por recibirnos.

Hicimos lo que mejor sabemos hacer: manejar autos de carrera y representar a nuestro país dignamente» contestó Fangio según Froilán en el recuerdo.

«En mi caso, escudería Alfa Romeo, mérito grande para el ingeniero Colombo.

En el caso del «Gordo» -por Froilán- supongo que a don Enzo Ferrari», afirmó Fangio.

Perón se interesó y ayudó a Fangio y a Froilán González en sus carreras (1951)

«Este momento nos pone bien en Europa -siguió el «Chueco»- en mí caso, Alfetta y Froilán con Ferrari, brillante ganador en Gran Bretaña, circuito Silverstone; por lo tanto Presidente habría que pensar en la construcción del Autódromo para pruebas internacionales», completó Fangio.

«Ya mismo Edecán quiero contacto con el Intendente de la Ciudad de Buenos Aires -evocó Froilán- al tiempo que daba como Primer Mandatario instrucciones precisas: «Convocar a los estudios de Ingeniería y Arquitectura» instaló la idea.

Lo que sigue, conocido: Monumental Autódromo construido, tiempo récord -apenas 11 meses- levantado entre Soldati y la Gral. Paz. Orgullo.

Fangio ganó tres carreras de ocho en el´51 (Suiza, Francia, España) finalizó dos veces segundo; Froilán ganó una y en dos terminó segundo. Ascari ganó dos y tercero en otra.

El «Chueco» alcanzó 31 puntos.

El italiano sumó 25; había cedido en el 50 ante Farina y ganó dos títulos entre 1952 y 53, cuando Fangio estaba recuperándose por un accidente. González hizo 24 puntos.

En el 52 el balcarceño pasó a Maserati y en Monza sufrió un serio accidente que lo dejó afuera por una temporada que la aprovechó su rival de época, el italiano Ascari -infortunado piloto que curiosamente encontró la muerte en Monza en el 55, con apenas 36 años- dejando atrás a sus compatriotas Farina y Villoresi.

Ya crecía el inglés Stirling Moss.

Otro gran rival.

Un año después del pedido de Fangio el autódromo era una realidad (1952)

Por entonces, Fangio no superaba el trauma del accidente que en el 48 costó la vida a su acompañante y amigo, Daniel Urrutia.

En la Buenos Aires-Caracas.

Una curva, en la noche, cerca de un tramo en la difícil carretera peruana que unía Lima y región de Huanchaco.

Froilán que idolatraba al «Chueco» contaba: «Fangio corrió veinte años.

Tuvo dos accidentes.

Sobrevivió a todos los notables, desde Ascari, Luigi Musso, Alfonso Marqués de Portago, al inglés Mike Hatwtorn que murió en el´58 cuando el «Chueco» había dejado de competir» relató.

En la entrevista González alargó la lista de famosos: Ronnie Peterson, Jill Villeneuve, Airton Senna.

Fangio falleció en el 95 con 84 años.

Nacido en 1911, hijo de un hombre de campo -su padre cosechaba papa en Balcarce-hizo su primera fama siendo adolescente.

Los biógrafos Alfredo Parga, Miguel Angel Merlo, Roberto Carozzo evocaron la vida en el campo y las hazañas del Chueco en los caminos de tierra, cuando los adolescentes iban a bailar a pueblos vecinos.

Froilán en el repaso siguió el curso de aquél pibe que sacaba del barro a los autos que se estancaban en los caminos aledaños luego de días de lluvia.

«Fangio los sacaba a todos del barro.

Un especialista con 17 años», dijo el «Cabezón». A

l toque, González comentó: «La máxima de los recuerdos de Balcarce me sucedió con Fangio en Inglaterra», pintó el «Cabezón».

«En la mañana del domingo 14 de julio del 51, el circuito de Silverstone nos dejaba a priori como candidatos: él con Alfa Romeo y yo con Ferrari, ya casi un mimado de don Enzo.

El dueño de la escudería decía: “al Gordo, Cabezón argentino le ponen todo lo que haga falta” decía.

Fangio por la mañana probó y no estaba fino su auto». continuó Froilán, rodeado de figuras.

Fangio y Froilán, una amistad hecha en base al respeto y la admiración

«Gordo, hoy estás para ganar aquí, nada menos, en Inglaterra.

Tu Ferrari está rápida» pronosticó Fangio hace un poco más de 70 años.

«Chueco tengo problemas con el clima: hará un calor sofocante -motor adelante- y vamos a terminar insolados», dijo.

Lo que siguió al relato produjo cierta emoción.

«Fangio me dijo: “Gordo te voy a comprar hojas de repollo y las ponés entre el casco y tu enorme Cabezota.

Eso hacía mí padre cuando yo con 11 ó 12 años iba al campo a ayudarlo a cosechar la papa, para evitar la insolación del pibe.

Me ponía repollo entre la cabeza y la gorra de vasco», explicó.

«El repollo es aislante» pontificó Fangio en Gran Bretaña en el 51.

Entre las genialidades de Juan Manuel Fangio, su antiguo amigo Froilán recordó que en el 56, Monza, ya Fangio con una Maserati en pruebas de ensayo no podía en las rectas contra las Ferrari de los ingleses, Peter Collins, Stirling Moss y el infortunado Mike Hatwtorn.

«El Chueco sacó un conejo de la galera», impactó en la previa del homenaje en el Senado.

Una vieja foto del ídolo con anotaciones periodísticas del autor de esta nota

«Gordo, los italianos arreglaron el circuito después del accidente el año pasado que le costó la vida a (Alberto) Ascari», dijo Fangio.

«En las rectas se me escapan, pero en una de las curvas debo mirar en la pedana, en la parte alta, que atrás alcanzo a ver la rama de un árbol que la obra no tapó», confesó Fangio.

«Estoy probando doblar más rápido.

Si los ingleses en la recta van a fondo, doblan rebajando a 170, yo debo hacerlo pero a 180 y que el auto no se vaya de control» explicó.

En el Gran Premio de Monza del 56, a 60 vueltas, doblando Fangio con la referencia de una rama extensa de un árbol, sacaba dos segundos por vuelta a los tres ingleses.

Un genio», admiró Froilán.

 

Alain Prost: «Para nuestra generación el más grande fue Fangio» Fangio para los jóvenes de éste tiempo, apenas un mito.

Para el mundo del automovilismo probablemente el mayor «prócer».

 

Así, entre otros notables, todos admiradores, subrayó el francés Alan Prost hace un cuarto de siglo cuando dijo: «Para nuestra generación -Niki Lauda, Carlos Reutemann, Mario Andretti, Nelson Piquet, entre otros- Fangio el más grande de todos», ilustró.

 

El 17 de julio del´ 95 había fallecido Juan Manuel Fangio y pilotos mundiales, los notables, antes de Airton Senna, elogiaban al «Chueco» de Balcarce a través del francés Prost, uno de ellos desde los´80 y fines de los 90.

Casi nada.

La otra curiosidad en la historia grande del deporte argentino: en mayo del 95 había fallecido Adolfo Pedernera.

El argumento de Prost en representación del universo de los grandes, apuntaba a que Fangio en los´50, único piloto que había ganado cinco títulos mundiales (1951/54/55/56/57) con cuatro marcas distintas: Alfa Romeo, Ferrari, Mercedes Benz y la Maserati.

Eludiendo las trampas del destino. «Fangio, un genio», calificó aquélla vez el «Cabezón» Froilán González.

JLP/

(*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión, Mundo Amateur y La City.com.ar