El diario La Nación representa la hegemonía que surge del país, después de la batalla de Pavón, una consecuencia de la batalla de Caseros.

JULIO DEVIDO: “HAY QUE NACIONALIZAR EL COMERCIO EXTERIOR»

Por Claudio Posse*

En 2011 era el momento oportuno para discutir una nueva Constitución, cuando se sacó el 54% de los votos, ahora nos vemos, fuertemente, afectados por la campaña de desprestigio y estigmatización que sufrió el campo Nacional y Popular producto del Lawfare..

Por Claudio Posse

Radio Continental/AM 590)

27/08/21

Claudio Posse: Tenemos el agrado, el gusto y la emoción y demás adjetivos calificativos para recibir por primera vez en esta cuarta temporada a Julio De Vido.

Julio…

JULIO DEVIDO: Cómo están, gracias a todos. Un saludo grande para todos tus compañeros ahí en el piso y para todos los oyentes.

Claudio Posse: Julio, voy a arrancar diciendo que en este momento hay un pacto que hicimos un pacto de cuándo a Julio lo podíamos llamar.

Que Julio se comprometió a venir al piso en algún momento. ¿Cierto?

 

JULIO DEVIDO: Bueno, esa es la idea, yo estoy viviendo en Zárate (esa es una limitación grande que tengo para poder estar en Buenos Aires), pero vamos a hacer todo lo posible en algún momento para poder estar ahí.

Claudio Posse: Bueno, lo que podemos hacer es una especie de canje.

Vos venís al piso y nosotros un día trasmitimos a las doce de la noche desde Zárate.

¿Viste a River hoy?

 

JULIO DEVIDO: Quiero felicitarlos, es un triunfo muy importante después de una semana tan difícil.

Claudio Posse: Lula Coccia me dice: -¿De qué cuadro es Julio De Vido?

 

JULIO DEVIDO: Del único, negro, de Boca y peronista.

Claudio Posse: Julio, cómo ve la situación en la Argentina actual.

¿Me podés hacer una caracterización según tu visión?

JULIO DEVIDO: Bueno, me parece que la realidad está siendo de una manera desbordada por el proceso electoral, que, en realidad, se va viendo que va teniendo, solamente, importancia para un sector de la dirigencia política o para la mayoría de la dirigencia política que busca un lugar en el Congreso, que participa de esta vida partidaria tan irregular.

Vemos los slogans, uno se promociona porque es colorado, otros porque critican una fiesta de cumpleaños, otros que no saben cómo explicar cómo van a blanquear una deuda espuria a partir de una negociación con el Fondo Monetario Internacional, sin que esa situación los salpique a ellos, y a todos nosotros que los votamos en algún momento.

Así que creo que, por un lado, está la situación económica (que es muy complicada, muy compleja, muy difícil), y, por otro lado, la nimiedad con que dirigencia política en general lo encara, con esa liviandad con que se encaran estos temas, hay sectores, que, otrora fueran impensados dentro del escenario político argentino, hoy cobren autoridad como el de Espert o en el caso también de Milei.

Según Pagni, ayer en un artículo de La Nación como potenciales cisnes negros dentro del escenario político actual.

Me parece que la figura es buena, no hablo de ninguna nota en particular, la figura es buena y, obviamente, La Nación utiliza esa figura para seguir denostando al espacio del oficialismo que, al que lee como destructor de sus intereses,  su hegemonía histórica.

Vos sabés que La Nación representa la hegemonía que surge del país, fundamentalmente, después de la batalla de Pavón, que no fue más que una consecuencia de la batalla de Caseros.

Así que creo que hay una discusión muy profunda que hay que llevar.

Se nota falta de autoridad en general.

Vemos, nuevamente, repetir este año.

Estaba viendo recién las noticias, para no estar desactualizado en esta charla, y, nuevamente, están estas nubes de humo que invaden todo el norte de la provincia de Buenos Aires, desde aquí de Zárate -que es la misma bruma y humo como las que hay en Buenos Aires- y que son todos producto de lo que se llama «rosada», es decir, la quemazón de montes naturales para que el pasto brote y poder criar ganado en lugares que no son aptos para la cría de ganado, porque las pasturas no serían altas, salvo si se las quema.

Eso denota la falta de presencia del Estado, porque ya se viene produciendo, no sé si vos recordás, la tristemente célebre Romina Picolotti hasta nuestros días, todos los años para esta época, esta nube de niebla, tan tóxica y tan complicada.

Claudio Posse: Che Julio, tiraste un montón de disparadores, podemos estar cinco o seis programas hablando de todas las cosas que vos dijiste.

JULIO DEVIDO: Son cosas que uno va viendo.

Claudio Posse: ¿Notás que está como un poco berretizada está campaña electoral y esta política en general?

JULIO DEVIDO: No, yo creo que hay dirigentes que serían muy capaces de levantar el nivel del debate -como el caso de la actual vice presidenta-, pero, aparentemente, lo van esquivando con cálculos que, en términos de los intereses nacionales, son mezquinos.

Yo creo que el peronismo tendría que estar dando, en este momento, claramente, una pelea para las reformas de la Constitución y no lo está haciendo porque, además, nosotros tenemos papeles, tenemos antecedentes como para poder llevar adelante una reforma que nos rehabilite luego de haber colaborado, fuertemente o protagónicamente, como para tener una Constitución -como la del 94’ -que es de sesgo, claramente, neoliberal.

La Constitución del 94’ escritura el proyecto menemista, que es el proyecto neoliberal en la  Argentina, y muchos dirigentes progresistas, en aquel momento, participaban de ese evento porque, claramente, el presidente generó el escenario necesario para poder hacerlo.

Nosotros no lo pudimos hacer en 2013, 2014.

En 2011 era el momento oportuno donde se sacó el 54% de los votos y ahora nos vemos, fuertemente, afectados por la campaña de desprestigio y estigmatización que sufrió el campo Nacional y Popular producto del Lawfare, y nos cuesta mucho tratar de armar la agenda de la sociedad, que, para eso, estaría la dirigencia.

 

Claudio Posse:: Ahí cuando decís reforma constitucional yo sé que a muchos les agarra como…, se levantan la capucha y se la ponen con miedo.

No sé por qué genera tanto miedo pensar en una Reforma Constitucional.

JULIO DEVIDO: Producto de quien te habla, estuvo dos años preso por una persecución en el marco de una estigmatización que todavía no termina, como tantos otros compañeros y han generado que se empiece a debatir una Reforma Constitucional.

Lo que estoy diciendo, es no imponer un texto, sino empezar a debatir esta necesidad.

Si no se discute en esos términos, el futuro de la Argentina, no vamos a salir del pozo.

A ver, si yo fuera presidente del FMI le diría al Gobierno: “‒Muchachos, ustedes tiene que nacionalizar el comercio exterior, si no ¿de dónde van a sacar los dólares para pagarnos”.

Así de clarito, así de clarito.

Y no caer en la discusión barata de si el Estado es grande o chico, o va a manejar espuriamente los recursos producto del comercio exterior porque miremos Vicentín para que nos demos cuenta que allí el Estado tuvo que ver, porque el Estado neoliberal es el que les permitió ‒vaya a saber por qué intereses económicos‒ ya que en situaciones oscuras y corruptas esa deuda existe y hoy ese acreedor le formula al Banco Nación y a todos sus acreedores una propuesta de pago del 25% de la deuda y, verdaderamente, es una falta de respeto para todos los acreedores entre los cuales estamos vos, yo y los muchachos que te acompañan ahí, porque el Banco Nación es de todos y es el principal acreedor.

Claramente vemos la necesidad de nacionalizar el comercio exterior y ese es uno de los puntos básicos, aplicar el Artículo 40 de la Constitución del 49’ que habla de esa necesidad.

Sin recuperar esos recursos vamos a tener discusiones vacías.

Yo no digo que la propuesta del ministro Guzmán no sea seria, estuve viéndolo algo esta tarde y estuve viendo las filminas, en detalle, porque tengo un compilado de ellas, y la verdad es que la propuesta es seria, en cuanto y en tanto tiene un armado técnico armónico, pero vuelvo al principio de la charla, si nosotros honramos esa deuda y quienes la contrajeron, no son imputados en algunas de las jurisdicciones legales que pudieran corresponderle ‒como dijo Carlos Heller hoy‒ tanto al que pidió el crédito como al que lo dio, tanto el banquero como el prestamista.

Claudio Posse: En este caso el Fondo Monetario Internacional. ¿No?

JULIO DEVIDO: Exactamente y esa deuda específicamente.

La deuda con los sectores privados, más allá de que merece también una revisión y un análisis de posibles hechos de corrupción que se hubieran llevado adelante ‒porque era un endeudamiento que no era necesario ya que se forzó el endeudamiento y yo creo, claramente, por la ambición de cobrar las comisiones que cobran los abogados que hacen los contratos; los bancos que hacen de oficiadores del desembolso de los recursos y demás-, pero más allá de eso, es muy difícil no hacer una revisión, 300.000 millones de dólares en cuatro años de los cuales no hay ni una sola que alguien pudiera decir:-» hicieron el cordón cuneta de mi casa o medio metro de cloacas…».

Todo eso amparado, tapado y cubierto, y todos nosotros «imputados» ‒que llevamos adelante importantes obras durante el gobierno de Néstor y de Cristina‒, por un monopolio mediático que, a estas alturas, resulta intolerable.

No puede ser que todavía la Ley de Medios Audiovisuales esté bajada a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia que no fue revisado por la actual gestión y si toda estas cuestiones van quedando latentes y sin resolución, claramente, vemos que el problema de la Campaña es si Santilli es colorado o no es colorado, o si el presidente festejó en la Quinta de Los Olivos, o si la señora del presidente festejó en la Quinta de  Olivos, su cumpleaños.

La verdad es que estamos discutiendo estas cosas cuando la gravedad de los problemas está y me parece muy bajo, y no quiero meterme en la cuestiones judiciales porque, claramente, lo que yo veo es que, más allá del error que se pudiera haber cometido y yo no lo juzgo porque no soy juez ni me interesa serlo, pero, seguramente, va, a ser, producto del Lawfare, las decisiones, conclusiones y fallos que haga la Justicia.

Porque si no lo fuera, en ese sentido, todo eso se agudizaría más en una imagen escandalosa como la que se pretende dar.

Claudio Posse: A mí me asusta un poco lo que pasa en este sentido, yo me acuerdo cuando se produjo la crisis de 2001 con la pueblada que termina sacando a Fernando de la Rúa del Gobierno, había un descrédito de la política, que la única herramienta que tiene el pueblo para poder transformar la vida cotidiana y la vida cotidiana de sí mismo.

La gente que hace política es un desastre.

Yo creo que eso lo lideró el peronismo con Néstor, que recuperó el crédito por la política.

JULIO DEVIDO: Desgraciadamente eso no se terminó de consolidar Claudio, no se terminó de consolidar porque faltó la discusión de si se podían escriturar todas esas transformaciones y recuperaciones de derechos a través de una Reforma Constitucional.

Claramente, no se puede vivir en un país donde tres personas deciden si las leyes que votan 250 representantes de la gente y 79 o 78 representantes de los Estados federales son Constitucionales o no lo son.

Nosotros tenemos un sistema institucional copiado del norteamericano y cuando se producen ese tipo de situaciones, aparecen las famosas enmiendas y acá eso no existe, con lo cual hay un republicanismo «trucho» y lo otro, fíjate, este monopolio multimediático trata todo el tiempo de ponderar la institucionalidad de los EE.UU. cuando acá no se aplica lo que ellos ponderan.

 

Claudio Posse: Julio, para terminar un poco la entrevista y, además, de que hayas participado en Identidad Colectiva, me gustaría que me reconozcas una virtud que hayas tenido en los 12 años de Gobierno entre los de Néstor y los dos de Cristina.

¿Cuál fue tu mejor acierto y cuál fue tu más terrible error?

JULIO DEVIDO: Mirá, nuestros mejores aciertos fueron la recuperación del Correo, de Aguas Argentinas, de Aerolíneas, de YPF y del espacio Radioeléctrico.

Creo que esos fueron aciertos muy importantes.

Te diría que, en términos de imagen ‒no quisiera decirte de imagen‒, pero lo que yo sentí como verdaderos logros, muy importantes, fueron la terminación de Yacyretá, la terminación de Atucha II que se llama Néstor Kirchner y, fundamentalmente, la puesta en órbita de los dos satélites.

En el ámbito cultural, la TVA con las 3.000 y pico de puestas de obras de artistas y productores nacionales en la Televisión Pública que debo decirte que siento algún «pesar», por la falta de solidaridad de todo ese sector, para quien tanto hizo ese Ministerio,.

No soy yo, sino el equipo de planificación.

Durante la persecución, miraban todos para el otro lado, no sentí acompañamiento ahí y la verdad es que ahora, que están en una situación muy, muy difícil con esto de la pandemia, no reconocen aquel momento donde había miles de personas trabajando.

Claudio Posse: Bueno, vos imaginate, (te hago un paréntesis) porque me parece interesante lo que decís, yo soy del palo ese, donde había un nivel de desocupación que, con el gobierno de Macri se transformó en un desastre todo lo que pasó en el mundo del arte.

Bajaron muchísimo el apoyo presupuestario en el Gobierno nacional.

De hecho, se estrenaron películas que fueron hechas en el gobierno de Néstor y Cristina.

Durante el gobierno de Macri lo que se hacía era estrenar las películas que se hicieron entonces.

JULIO DEVIDO: Viniendo de esa épocas, ello vinieron para ser mejores y nunca reconocen lo que se hizo.

No es solamente el palo ese, el que no reconoce, sino el propio o el que debía hacerlo.

Por último, la ejecución y puesta en funcionamiento del Centro cultural Kirchner, donde veo que  tuvieron un par de espectáculos muy interesantes en estos días,  al menos no lo utilizaron para recibir a Obama y lo usan para la Cultura.

Claudio Posse: ¿Y cuál fue el error?

JULIO DE VIDO: No haber nacionalizado EDENOR y EDESUR que luego se transformaron, a través de Mindlin y Caputo en las cajas y palos blancos del macrismo.

Lo otro es una decisión mía, pero me hago cargo de que no se hizo.

Mi posición era hacerlo, pero, lamentablemente, en ese momento la presidenta no vio esa necesidad, asesorada por Zannini y Kichillof esencialmente.

 

Claudio Posse: Julio te quiero contar que Sebastián Ruiz que es integrante de este programa, es, aparte, consultor político y a todos los entrevistados los interpela.

 

Sebastián Ruiz: Julio, sabrás que es infalible este estudio que hice amparado por un montón de datos que no puedo decir de dónde vienen porque no están en ningún lado.

Entonces Julio ya sabés:-«Entrás a una heladería y llevás un cuarto de helado. ¿Qué gustos te pedís?

 

JULIO DEVIDO: Coco y limón.

Claudio Posse: ¿Y a quién votaría Julio De Vido?

JULIO DEVIDO: Porque decía mi viejo que era el más frío de todos. Son de agua los dos, ahora hay muchos cremosos, pero acá en Zárate y en Campana que tiene una sucursal en Zárate, hay una heladería muy bien, muy ricos.

Claudio Posse: ¿Por quién va a votar Julio De Vido, Sebastián Ruiz?

Sebastián Ruiz: Con y limón encima dos de agua, perdóneme Julio usted va a votar por Diego Santilli.

JULIO DE VIDO: El sambayón de repente me gusta.

Claudio Posse: ¿Cucurucho o potecito?

JULIO DE VIDO: Cucurucho.

Sebastián Ruiz: Bueno eso me hace pensar que Julio va con la boleta de su casa también.

JULIO DEVIDO: Vamos a salir campeones de la Libertadores con Riquelme para poder asestarle una dura derrota al macrismo en ese sentido: No voy a decirlo para que se pongan tristes ustedes. Mirá, cuando fue el año pasado con Palmeiras, la lamentable derrota que tuvieron acá, 3 a 0, 3 a 1, tuve que hablar con Maxi Rusconi a los cinco minutos del primer gol de Palmeiras y me dijo que mi grito se había escuchado en Pilar.

Claudio Posse: Julio un abrazo grande.

 

JULIO DEVIDO: Un gusto.