"Toda esta cuestión de juez militante, si quiere sígalas diciendo con ese criterio goebbeliano no me asusta".

NOVARESIO INTENTO «APRETAR» AL JUEZ JUAN RAMOS PADILLA Y PERDIO POR GOLEADA

Reportaje de Luis Novaresio

Novaresio: Me sorprendió ver al juez federal Juan María Ramos Padilla, en un acto político de Luis D’ Elía quien incurría en un ilícito que está, específicamente, tipificado, cortó la pulsera en transgresión al Artículo 183 del Código Penal? Dr Ramos Padilla, soy Luis Novaresio, ¿cómo va?

Por Luis Novaresio

LA RED

25/08/2021

Ramos Padilla: Estoy calentando la pantalla con el agua te moja y mezclando al presidente conmigo, a D’ Elía, hablando delitos políticos, etc., etc. Espero que me deje hablar.

Novaresio: Está hablando doctor. Como verá está hablando.

Ramos Padilla: Por su conocimiento del derecho.

Así que le voy a contestar claramente porque usted sabe bien que: “Mil mentiras ‒como decía Joseph Goebbels‒ hacen la verdad”.

Punto uno, yo soy un juez de Cámara del Tribunal Oral de la Nación.

Es mi actividad, no soy ni juez federal ni ex juez.

Usted habló del juez Ramos Padilla y la situación es…, yo no chupo clavos.

Entonces vamos a poner las cosas en orden.

Después me mezcló con el presidente en un acto…, primero le voy a decir…, le voy a aclarar esto, yo no transito por las embajadas y a mí me parece que es un deber de los jueces caminar por los barrios para saber qué le pasa a la gente, para saber por qué hay tanta violencia, cómo se combate la violencia, qué le pasa a un pueblo que está reclamando justicia y no sabemos dársela.

Llevo 50 años en el Poder Judicial y sé muy bien lo que son las operaciones mediáticas como las que hace usted y su grupo de periodistas que son elegidos del partido de la oposición.

Primeramente el lawfare, así como no me gustaba y fui el primer juez en declarar inconstitucional la Ley de Obediencia de Vida siendo muy amigo de Alfonsín, pero yo no me juntaba con Alfonsín para recibir instrucciones en Olivos y cuando tuvimos alguna discrepancia yo voté de una forma y mi amigo Alfonsín votó de otra.

Así que toda esta cuestión de juez militante, si quiere sígalas diciendo con ese criterio goebbeliano no me asusta.

Novaresio: Le agradezco que me conceda el derecho de opinar doctor Ramos Padilla.

Ramos Padilla: No, yo dije yo a usted no le concedo nada, yo le agradezco a usted porque valoro que me llame para aclarar las cosas que usted está diciendo incorrectamente. Segundo, a mí no me den instrucciones.

Ni en la embajada de EU, ni en Olivos, como pasa con Hornos y todos los jueces que ustedes ponderan tanto.

No tengo amigos prófugos como Pepín en el Uruguay.

No me asustan las fotitos de las que usted tanto habla, y me gusta hablar claro porque las mentiras me resultan muy desagradables, y creo que en la justicia, establece, el principio, de igualdad.

Tenés una banalidad, porque lo escuché también hacer citas de derecho romano y me parece que usted conoce muy bien y desconoce el principio de receptividad, por ejemplo, si está hablando con un jurista habla como jurista, si quiere hablar como periodista quédate tranquilo que te voy a contestar todo.

Antes te voy a aclarar considero que un grupo de periodistas como ustedes son del partido de la oposición, son parte del lawfare, exageran las cosas y mienten constantemente.

Se lo digo con todas las letras.

A Luis D’ Elía lo conozco desde los 80’ cuando venía a preocuparse por los pibes que estaban ingresando a la droga y a buscar soluciones con el juez federal de la zona que era yo.

Entonces ingresé en la problemática, caminé el barrio de Caminito en La Matanza junto a él y me animó muchísimo a encontrar lugares para alojar a los chicos, encontrar soluciones, generar ámbitos de contención, etc., etc.

Ese es el conocimiento que tengo con Luis D Elía.

Novaresio: ¿Le puedo hacer una pregunta señor juez Ramos Padilla?

Lleva cinco minutos de reloj hablando sin que yo lo haya interrumpido.

La entrevista es un género donde se pregunta y la respuesta.

Ramos Padilla: Sí, pero también trabajan de militantes.

Novaresio: ¿Usted ayer participó de un acto en el que el ciudadano Luis D’ Elía cortó la pulsera en transgresión al Artículo 183 del Código Penal?

Ramos Padilla: No, no hay ninguna transgresión. ¿Usted conoce el principio de receptividad o vio alguna vez una pulsera?

Novaresio: Leo el Articulo 183: “El que destruyere, inutilizare o hiciere desaparecer de algún modo… ¿Le parece que no queda dentro del tipo penal el romper la tobillera del 183?

Ramos Padilla: No. Absolutamente, y se lo explico si quiere.

Usted que es abogado debería saberlo.

¿Conoce lo que es una pulsera?

Yo creo que no la ha visto nunca.

Tiene suerte porque no es un lawfare.

La pulsera tiene un dispositivo y tiene una correa, una correa que no sirve para nada porque por las órdenes higiénicas esa correa se saca.

Bueno a Luis D’ Elía le dijeron: “‒Sáquese la correa y después nos da el pedacito que queda que es lo que importa”.

En principio el decidió hacer es eso, uno no comete ningún delito cuando se saca una cosa que no tiene ningún valor.

Porque cosa en derecho es algo que tiene un valor.

Una correa usada que fue lo que se cortó no teniendo un valor.

Eso no es un delito.

Tampoco sería un delito en el supuesto que usted propone porque, en todo caso, si se pretendía mantener a extender la libertad ya acordada, tiene todo el derecho la persona que está siendo privada de libertad con esa pulsera de sacársela.

Novaresio: ¿Así que toda persona que cumple la pena para usted tiene derecho a romper la pulsera electrónica?

Ramos Padilla: No, no la rompió, no me cambies, cortó la correa que se tira por razones de higiene.

Novaresio: Eso en castellano se llama romper.

Ramos Padilla: Eso se llama sacarse una correa y preservar el aparato y, además, que estaba autorizado por el Servicio Penitenciario. Entonces no mienta más.

Y después se queja que le diga goebbeliano.

Hablemos claro.

Novaresio: ¿De qué me quejo, perdón?

Ramos Padilla: De que le diga goebbeliano.

Novaresio: Yo no me quejo doctor, a mí me da la impresión, usted tiene el derecho de decir lo que quiere absolutamente.

A mí me parece que comparar a un periodista con Goebbels que lideró la masacre más grande de 6 millones de judíos, me parece, cuando menos, una exageración, pero no me siento ofendido ni mucho menos.

Ramos Padilla: Usted sigue haciendo interpretaciones maliciosas. Yo dije que eso es un concepto goebbeliano, nadie lo compara a usted con Goebbels.

No siga victimizándose.

Novaresio: No me victimizo doctor.

Ramos Padilla: Usted cambia lo que yo digo, empieza a victimizarse.

Novaresio: Es difícil para usted el disenso, permítame decirle…

Ramos Padilla: ¿Qué difícil? yo soy un juez desde hace 50 años. ¿Usted cree que me va a correr usted?

Novaresio: No, no lo voy a correr, le estoy ofreciendo la libertad que se exprese con toda libertad.

Ramos Padilla: Mire, si alguien se ha peleado por la libertad de expresión soy yo.

Si alguien ha peleado por la justicia sin caminar por la embajada de EU y oponiéndose a las leyes de Obediencia de Vida, Punto Final, dejando su cargo porque no podía soportar genocidas en la calle, siendo íntimo amigo de Alfonsín, ese soy yo.

Si alguien entregó chicos restituidos, chicos robados durante la Dictadura, cuando me amenazaban casi todos los días, ese soy yo.

Novaresio: ¿Pero quién está hablando de eso doctor?

Ramos Padilla: ¿Quién lo metió a Camps en los 80’ cuando nadie se animaba?

A Camps, Miguel Etchecolatz presos siendo un juez de primera instancia.

Ese soy yo, por eso le pido que tenga un poquito más de respeto porque a usted nunca lo vi peleando por las libertades públicas.

Novaresio: Tenía 11 años en el 76’ doctor Ramos Padilla.

Ramos Padilla: Entonces vaya a leer un libro porque…

Novaresio: Pasamos de no defender a no leer un libro. Está bien.

Ramos Padilla: Yo tenía 2 años cuando bombardearon la Plaza de Mayo y sé quién lo hizo y cómo lo hizo.

Todas las fotos lo hablan.

FIN