Se conoció el Decreto de Necesidad y Urgencia de la creación de un ente autártico de vías navegables para el control, de la mal llamada hidrovía.

UN TRISTE «DNU» NAVEGA POR EL PARANÁ

Reportaje de Daniel Tognetti*

La Argentina no es una vía navegable, la Argentina es uno de los patrimonios fluviales más importantes del mundo, no es solamente una sola vía navegable o no solamente somos la vía navegable que nos impuso el Consenso de Washington.

Por Daniel Tognetti

Siempre es hoyAM 530

25/08/2021

 

Daniel Tognetti: Si querés saludar a Horacio Tettamanti con quien queremos hablar de este tema que hablamos días atrás.

Horacio Tettamanti: Buen día, cómo te va.

Daniel Tognetti: Finalmente se conoció hoy a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia la creación de un ente autártico de vías navegables para el control, entre otras, de la mal llamada hidrovía.

-Usted ha sido un referente para nosotros Horacio, el ingeniero Horacio Tetamanti, queremos conocer su opinión.

Horacio Tettamanti: Mirá, yo leí el DNU, creo que se ha escalado a un nivel de mayor complejidad y confusión, ya ahora con bastante preocupación extendido a todo el Gabinete.

Es decir, todo el Gabinete que ha acompañado este instrumento.

La verdad es que no se entiende ni que es, porque una cosa es gestión y otra es controlar el río.

El que gestiona no controla y el que controla no gestiona.

Yo soy ingeniero, la verdad que no sé qué significa gestión y control.

¿Va a gestionar o va a controlar?

La verdad que me parece es una ambigüedad absoluta que no termina de definirse qué quieren,

Yo creo que quieren volver a lo de antes, a volver a privatizar y volver al sistema de siempre.

Lo que pasa es que, bueno, hay una cantidad de condiciones de borde políticas que no
pueden decir lo que quieren hacer y no pueden hacer lo que quieren decir, o sea, que estamos en una situación muy compleja.

Por otro lado, hay algo positivo, yo creo que es un DNU que sumerge a la Argentina en un escalón más debajo de decadencia.

Algo positivo es que ya se utiliza el castellano, ya desapareció la palabra hidrovía, no sé si notaste y la remplazaron por vía navegable, o sea, que bueno, ya empezamos a usar una palabra de nuestro idioma, antes no era una palabra, primero porque no existe como palabra jurídica conocida y, además, es una palabra que no es castellana.

Ahora, lo importante es que los argentinos sepan ‒es importante que ustedes lo trasmitan‒ porque es importante esto, no es un tema menor, la Argentina no es una vía navegable, la Argentina es uno de los patrimonios fluviales más importantes del mundo, no es solamente una sola vía navegable o no solamente somos la vía navegable que nos impuso el Consenso de Washington.

Somos el río Paraná, somo  el río Paraguay, somos el río Uruguay, somos el Paraná Guazú, somos el Canal Magdalena, somos el Canal
Irigoyen, somos el Pasaje Talavera, somos el Riacho Barranqueras, somos el Río de La Plata, tengamos en cuenta que estamos hablando del Río de La Plata porque decir que se llega a las aguas profundas del Atlántico es el Río de La Plata, todo esto somos nosotros.

No somos solamente una vía navegable, no somos la colectora que nos dejó navegar el Consenso de Washington, somos mucho más.

Es un Decreto lamentable, es muy triste, es un día muy triste para la Argentina.

Se ha institucionalizado una dependencia o una definición de nuestro país pequeña, mediocre, decadente, cuando se pudo haber pensado el país grande, el país de un sistema de navegación, tal vez, el más grande del mundo.

Pensar que el Estado nacional se hace cargo de todos los ríos y los destine al servicio de la Nación, no lo congela a la sola visión de las exportaciones cereales.

Vos fijate que es algo terrible, estamos hablando del Río de La Plata y el manejo del Río de La Plata lo trasladaron a la ciudad de Rosario donde están los núcleos cerealeros, es decir, el Río de La Plata es la llave estratégica de toda la Argentina.

La Argentina desde Jujuy, Salta, Ushuaia, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Córdoba respira y vive por el Río de La Plata.

Es decir, es inconcebible que el Río de La Plata sea definido por las cerealeras de Rosario.

La verdad es que estoy, verdaderamente, choqueado con esto, nunca pensé que la Argentina pudiera sumergirse en estas cuestiones, pero bueno.

Daniel Tognetti: ¿Para usted representa un retroceso este Decreto del Gobierno?

Horacio Tettamanti: Yo creo que más que un retroceso es una claudicación más profunda y que involucra a todo el Gobierno y si el Congreso de la Nación, en las atribuciones constitucionales que le da, no anula este DNU y esto queda con carácter de Ley yo creo que habrá sido una de las páginas más negras de la historia argentina.

Aceptar que la Argentina somos una vía navegable y que el Río de La Plata va a ser manejado desde Rosario, realmente me parece.., el Río de La Plata no es un problema de siete provincias.

El Río de La Plata es sustancial, es geopolítico, es determinante para toda la Argentina.

No se puede manejar la llave, la aorta, la apertura al mundo más importante que tiene la República Argentina, la nación Argentina que es el Río de La plata donde se dieron las batallas patrias  donde se definió la Argentina.

Reducirlo a una vía navegable a ser manejada por un grupo de empresas en Rosario me parece que eso denota la visión de país que tiene el presidente de la Nación y que ahora, lamentablemente, en esa visión tan pequeña, tan miope, tan oscura, tan sin esperanza. lo acompañó todo el Gabinete.

No hubo un solo ministro que haya puesto la voz de alerta de todo esto.

Estamos en un problema muy grave.

Daniel Tognetti: El ingeniero Horacio Tettamanti conversando con nosotros con respecto de la noticia que se conoció el día de hoy, la creación de un ente autártico para la administración, control y gestión de las vías navegables.