Cuando se habla del PSG y su propietario, no se suele profundizar sobre la inversión que realizó Qatar en su día.

MESSI Y EL PARIS SAINT-GERMAIN

Por Juan Del Barrio*

El equipo parisino pertenece al fondo soberano *QUIA (Qatar Investment Autothoriy)* es el 10º más importante del mundo y tiene 304.000 millones de euros en activos. Un fondo soberano es un fondo de inversión estatal.

Por Juan Del Barrio

NAC&POP

10/08/2021

Cuando se habla del PSG y su propietario, no se suele profundizar sobre la inversión que realizó Qatar en su día. El equipo parisino pertenece al fondo soberano *QUIA (Qatar Investment Autothoriy)* es el 10º más importante del mundo y tiene 304.000 millones de euros en activos.

Un fondo soberano es un fondo de inversión estatal, sobre todo utilizado por países que dependen mucho de la exportación de materias primas para intentar diversificar su economía, pagar jubilaciones o por ejemplo evitar shocks económicos.

Qatar Investment Authority (QIA) se creó en 2005.

La principal riqueza de Qatar es el gas y el petróleo. Es el tercer productor de gas del mundo, y el primero de gas natural licuado y exporta el 75% de lo que producen.

Esto forma parte del plan Qatar Vision 2030, en el que la dinastía Al-Thani intenta modernizar el país, y diversificar su economía.

Sus principales clientes son países asiáticos.

Este dinero que ha ido acumulando hizo que tuvieran que empezar a invertir fuera de su país: Japón, Corea del Sur, India y China.

En el Reino Unido las inversiones qataríes ascienden a 47.000 millones de euros.

El 10% de la bolsa de Londres pertenece a QUIA.

El 25% de la anglo española IAG es de QIA, lo mismo que el 6% de Barclays Bank, o el 100% de las tiendas Harrods.

En Alemania, QIA tiene invertido unos 25.000 millones de euros repartidos por ejemplo en la farmacéutica Curevac,  el Deutsche Bank, Siemens, Hochtief y Solarworld y posee el 17% de la automotriz Volkswagen.

En España, Qatar ha invertido 21.000 millones de euros. QIA tiene el 8,6% de la energética Iberdrola, presencia en los 6 grande bancos del IBEX, participación en el Corte Inglés, en el grupo de medios Prisa, 20% en la inmobiliaria Colonial tiene un 20%, y repartidas muchas inversiones inmobiliarias.

En EEUU tienen invertidos 45.000 millones de euros.

Por ejemplo en Gigamon Inc, una de las principales compañías de software de redes de EE. UU, o en los principales hoteles de cinco estrellas o las más importantes universidades privadas de elite del país.

Luego llega Francia, allí tienen invertidos más de 20.000 millones de euros.

Consiguieron hasta exenciones fiscales en la compra de inmuebles durante el período de Sarkozy.

Qatar ha hecho mucha inversión también en deporte y en el mundo del lujo.

La más mediática fue la apuesta por el PSG,  del que compraron el 70% por 50 millones euros en 2011 y al año siguiente se hicieron con el 100%.

Desde ahí, la inversión en el PSG formó parte de un plan para conseguir favores para realizar el Mundial de 2022, y mejorar su imagen exterior.

Desde ahí han invertido casi 1.400 millones en el equipo.

Junto al PSG por QIA, Qatar también desembarcó con Bein Sports en Francia, que ahora tienen los derechos exclusivos televisivos para transmitir en el país la Ligue 2, la Liga, la Serie A o la Bundesliga.

El año que viene se celebra el Mundial de Qatar de 2022, y a pesar de estas grandes inversiones no han cesado los rumores sobre la corrupción de su elección como sede del campeonato mundial de futbol ni la cantidad de centenares trabajadores extranjeros (principalmente indios, paquistaníes, indonesios, malayos, camboyanos y palestinos) que han muerto construyendo estadios.

¿Cómo se puede rematar Qatar este plan de mejora de imagen de internacional?

Pues fichando al mejor jugador de fútbol, para que forme a priori uno de los mejores equipos de la historia.

Por un precio que para Qia (Qatar Investment Authority) es una ganga y que es un dinero a fondo perdido pues su objetivo no es obtener ninguna ganancia sino darle excelencia dentro del mundo del futbol a su imagen como país.