Se viene un mundo nuevo y totalmente automatizado. Vivimos el declive inexorable del empleo. Si no asumimos que se viene un cambio brutal, el caos social advendrá

CAPITALISMO DIGITAL Y NUEVA FILOSOFÍA DEL TRABAJO

Ante el avance arrollador de la automatización del trabajo y la perspectiva que en 20 años más del 70 % de los escasos empleos decentemente remunerados en el mundo sean desempeñados por robots, se plantea como solución no sólo el SALARIO CIUDADANO -universal, automático, y permanente-, que evite la explosión social y el empobrecimiento de los excluidos, sino también una nueva FILOSOFÍA DEL TRABAJO.

 

 

Se viene un mundo nuevo y totalmente automatizado. Vivimos el declive inexorable del empleo. Si no asumimos que se viene un cambio brutal, el caos social advendrá.

¿Es esto una amenaza o un avance para el hombre?

Ante el avance arrollador de la automatización del trabajo y la perspectiva que en 20 años más del 70 % de los escasos empleos decentemente remunerados en el mundo sean desempeñados por robots, se plantea como solución no sólo el SALARIO CIUDADANO -universal, automático, y permanente-, que evite la explosión social y el empobrecimiento de los excluidos, sino también una nueva FILOSOFÍA DEL TRABAJO.

O sea, no se trata solamente que la nueva riqueza no sea acumulada por el 1 % de la población, sino que se trata de que vamos hacia una sociedad de desocupación estructural, pero no necesariamente más infeliz.

Al verse la humanidad liberada de los trabajos penosos y alienantes la tecnología deja a la gente libre para dedicarse a las actividades culturales, comunitarias y de salud.

El trabajo humano se convertirá en ocupación creativa y autorrealizadora. Al parecer, la historia la dará la razón a Schumpeter y no a Marx, al acercarnos a una era en que el capitalismo se volverá socialismo no por una revolución, sino por la fuerza de un cambio tecnológico mayor -la revolución digital-.

Los Bill Gates y compañía saben que les queda poco tiempo para seguir usufructuando privadamente, bajo la sombra del neoliberalismo, los beneficios de la revolución digital que pertenece a toda la humanidad.

Las GAFAM -Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsoft- acumularon fortunas evadiendo en un 90% el pago de impuestos gracias a los paraísos fiscales, macdonalizaron el trabajo, renunciaron a sus obligaciones morales y convirtieron a los ciudadanos en consumidores.

Pero se acerca el fin de los magnates tecnológicos y de tales injusticias. La nueva FILOSOFÍA DEL TRABAJO concebirá que el EMPLEO se extingue, pero brota el TRABAJO que enriquecerá el cuerpo y el espíritu -LA GENTE HARÁ LO QUE LE GUSTE-, y todo ello será en un marco SOCIALISTA, producto de la EVOLUCIÓN TECNOLÓGICA. En la nueva filosofía del trabajo se entenderá que el descanso vuelve a la gente más creativa, saludable y feliz, dejando de ser la actividad penosa que siempre fue.