No es lo mismo causar deliberadamente el dolor, picaneando a buscar denodadamente, el remedio, la vacuna, el alivio. No es lo mismo.

«NO ES LO MISMO UN ESTADO QUE MATA A UN ESTADO QUE TE CUIDA». LA SENADORA SILVIA SAPAG DESCUBRE LAS MISERIAS DE MARTIN LOUSTEAU

Por Alejandra Paredes

Entonces quiero decir que no es lo mismo porque los 30 mil son muertos, son asesinados, fueron asesinados, torturados, desaparecidos y porque los cien mil, nuestros cien mil son fallecidos, a pesar de las atenciones que el Estado brindó para cuidarlos, pero sus cuerpos no resistieron, fallaron, murieron, fallecieron.

 

 

Por Alejandra Paredes

Infobaires24

18 de julio de 2021

 

La senadora Silvia Sapag, se sintió agraviada con los dichos de su par Martín Lousteau, tras las críticas que el senador expresó en contra del Gobierno nacional en el contexto de la pandemia por coronavirus.

Al respecto, Sapag mencionó: «refiriéndose a las personas fallecidas a causa del covid19, dijo, lo leo <<son tres veces más que las víctimas del terrorismo de Estado>> entonces con una idea miré su biografía, y veo que tiene 50 años, o sea que chico no es, que tiene una formación académica, que ha sido egresado, y profesional de la universidad. que ocupó distintos cargos públicos de relevancia, en distintos gobiernos nacionales. Así fue embajador, fue ministro, fue diputado, fue y es senador. Por lo que infiero tiene capacidad crítica y de razonamiento, tiene una lógica analítica, tiene conocimientos de lo que es la ambigüedad y la intencionalidad en el lenguaje, así que estoy tentada a creer que no podría incurrir en falacias lógicas, en falacias lingüísticas, históricas o políticas, porque no es lo mismo; y el señor Lousteau compara, lo incomparable.

Mientras ellos sólo tuvieron en la dictadura 30 mil nosotros ahora tenemos 100 mil, entonces quiero saber cuál es su intención, ¿si es disminuir la responsabilidad de la dictadura? ¿sólo tuvieron 30 mil ante los 100 mil? o ¿confundir y mostrarnos tres veces peores? que la dictadura.

Entonces quiero decir que no es lo mismo porque los 30 mil son muertos, son asesinados, fueron asesinados, torturados, desaparecidos y porque los cien mil, nuestros cien mil son fallecidos, a pesar de las atenciones que el Estado brindó para cuidarlos, pero sus cuerpos no resistieron, fallaron, murieron, fallecieron.

No es lo mismo organizar campos de concentración para aniquilarlos a construir y equipar hospitales y centros de atención para nuestros enfermos. No es lo mismo.

No es lo mismo tirar jóvenes dormidos al río que aviones buscando al mundo millones y millones de vacunas, no es lo mismo.

No es lo mismo causar deliberadamente el dolor, picaneando párpados, penes, vaginas, llagas, a buscar denodadamente, el remedio, la vacuna, el alivio.
No es lo mismo.

No es lo mismo armar camastros metálicos para la tortura con picana, a buscar una mayor disposición de camas UTI en todos los hospitales de todo nuestro país.

No es lo mismo, desparecer personas, violar presas, tener mujeres cautivas, las esclavas sexuales, a legislar por la identidad, por la autonomía de las mujeres sobre su cuerpo, al cupo laboral para las disidencias, no es lo mismo.

No es lo mismo formar parte de la Operación Cóndor, para perseguir al que no piensa igual, al que piensa distinto por el mundo. A formar parte de la comunidad científica mundial para buscar con otros países, la cura, las vacunas, los remedios, el alivio para que podamos curarnos, no es lo mismo.

No es lo mismo quedarse con Papel Prensa, a punta de pistola y tortura, a darle ATP a los trabajadores de diario La Nación y Clarín, no es lo mismo.

No son lo mismo nuestros 30 mil muertos de la dictadura que nuestros cien mil fallecidos de la pandemia.
No son lo mismo, los muertos, los desaparecidos, los torturados, los violados, los humillados, los degradados, los despojados, los bebés robados, los tirados vivos de los aviones… no es lo mismo el Estado que estuvo detrás de este horror. No son lo mismo que el Estado que está detrás de la pandemia, buscando cuidarnos, evitando el contagio. Buscando vacunas, proveyendo vacunas, creando vacunas, inventando terapias, asistiendo a los trabajadores, asistiendo a las familias, construyendo hospitales, equipando hospitales, capacitando personal, consiguiendo equipamiento de protección.

No es lo mismo que el Estado te sustraiga de la sociedad, ni siquiera permitirte un teléfono para pedir ayuda, sin poder ser asistido por un familiar, un abogado, un defensor, un tribunal.

No es lo mismo, a que los cien mil, todos, todos, fallecidos, no es lo mismo, ninguno haya muerto fuera del hospital. No es lo mismo, no se puede comparar, por lo que a pesar de los esfuerzos, sus cuerpos no resistieron, no respondieron.

No es lo mismo un ESTADO que mata, humilla y degrada a un ESTADO QUE CUIDA.
Por esto, por la edad del senador Lousteau, por su formación, por su experiencia, indica que no es creíble que no distinga la diferencia, que no es porque no tenga entendimiento.
No puede ser que su especulación política, ante una elección, le permita decir, lo que dijo porque estamos con mucho dolor, los argentinos y las argentinas, por esto es que quiero resaltar la mala intención del senador Lousteau» concluyó la senadora nacional del FdT.-