"La pelea por mayor igualdad implica interpelar y luchar contra estos históricos factores de poder en la Argentina"

JUAN GRABOIS: SE DEBE «DEBATIR SOBRE EL PODER REAL EN LA ARGENTINA»

Por Marcelo Cena

El abogado laboralista, de 37 años, que además encabeza el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), subrayó que hacer frente a esos grupos poderosos implica «no estar hablando de chiquitas» ya que se trata de «las corporaciones mediáticas, los monopolios industriales y de la comercialización», en referencia a «las grandes cadenas de supermercados, los que manejan el precio de la carne y de la varilla de hierro para la construcción».

 

 

Por Marcelo Cena

Telam

11/07/2021

 

Junto a la legisladora porteña Ofelia Fernández y los diputados nacionales Itai Hagman (FdT-CABA) y Federico Fagioli (FdT-Buenos Aires), el referente del Frente Patria Grande lanzó en las redes sociales una serie de propuestas con la consigna «Argentina de ellos o de todos y todas. Es hora de avanzar».

El abogado Juan Grabois, referente del Frente Patria Grande, aseguró en diálogo con Télam que ese espacio político, integrante del Frente de Todos, propondrá durante la campaña electoral un abanico de debates enfocados «en los sectores del poder real en al Argentina, el sector financiero, el comercio de alimentos, los monopolios industriales y las corporaciones de la comunicación«.

La iniciativa, que ya fue lanzada en las redes sociales, se resume en la consigna «Argentina de ellos o de todos y todas. Es hora de avanzar», y en el video de presentación se incluyen imágenes del FMI, la Sociedad Rural, la empresa Coto y la minera Barrick, como también de empresarios como Héctor Magnetto (Grupo Clarín), Paolo Rocca (Corporación Techint) y Marcos Galperin (Mercado Libre).

Grabois, quien presentó la campaña junto a la legisladora porteña Ofelia Fernández y los diputados nacionales Itai Hagman (FdT-CABA) y Federico Fagioli (FdT-Buenos Aires), planteó que el objetivo de esta serie de acciones apunta a «renovar el contrato electoral del Frente de Todos que se vio postergado por la pandemia, y para eso hay que reconocer que existen poderes fácticos que tienen más poder que los gobiernos».

«Nosotros, como frente político, nos constituimos en 2018 con el objetivo de impulsar una coalición que derrocara al macrismo, planteando la necesidad de defender a Cristina de los ataques de los sectores poderosos, de los que era víctima no tanto como persona sino como expresión de un sector muy importante del pueblo argentino y como principal dirigenta política de nuestro país», repasó.
En entrevista con Télam, el dirigente y miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano señaló que frente a «los poderes económicos concentrados, las grandes corporaciones de comunicación, la oligarquía terrateniente y los organismos internacionales de crédito» hay que «convivir pero también luchar».

«Por estos motivos -añadió-, nosotros, durante los próximos 10 o 15 días, vamos a tratar de salir de las roscas de las listas (de candidatos), que es algo que achata a la militancia y achata el pensamiento político con la discusión de los nombres, aunque desde luego tenemos nuestras candidatas y candidatos, pero nosotros vamos a poner en primer lugar esta idea de que Argentina es de ellos o es de todos».

Grabois, tras su mención a los poderes fácticos, advirtió que al finalizar la pandemia emergerá un país con más desigualdades, lo que hará necesario «luchar por mayor igualdad».

En relación a la consigna «Argentina de ellos o de todos y todas», adoptada por su espacio político, apuntó: «Cuando hablamos de ‘ellos’ nos referimos, efectivamente, a estos poderes fácticos, los que concentran el dinero, los alimentos, la tierra, las viviendas, todo lo que nosotros no tenemos, porque las desigualdades de este sistema se han incrementado durante la pandemia».

«La pelea por mayor igualdad implica interpelar y luchar contra estos históricos factores de poder en la Argentina»

El abogado laboralista, de 37 años, que además encabeza el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), subrayó que hacer frente a esos grupos poderosos implica «no estar hablando de chiquitas» ya que se trata de «las corporaciones mediáticas, los monopolios industriales y de la comercialización», en referencia a «las grandes cadenas de supermercados, los que manejan el precio de la carne y de la varilla de hierro para la construcción».

En esa línea, al referirse a los debates sobre política, consenso y antagonismo, Grabois instó a «no quedarse encerrado en el conflicto» ya que «no tiene que ser todo Patria o muerte», pero de todas formas planteó que una vez que emergen los conflictos «hay que asumirlos y desarrollarlos».

«Por eso, nosotros vamos a trabajar muy fuerte esa cuestión de una Argentina de ellos o de todos y todas», reafirmó.
Y agregó: «Para la Argentina es fundamental que sepamos que el FMI no es un prestamista, es un organismo político que definió, deliberadamente, entregar un crédito al país, que no correspondía, para favorecer políticamente al macrismo«.

Mala: Guzmán y Lagarde comparten panel en Venecia. No dice nada de la estafa perpetrada por el FMI. Buena: el Presidente dijo que no iba a claudicar ni con acreedores ni con laboratorios. Confiamos que así sea. En 2019 votamos contra el neoliberalismo y el FMI. Es hora de avanzar pic.twitter.com/u92BieLH3V

— Juan Grabois (@JuanGrabois) July 9, 2021

Sobre ese punto, insistió: «No se puede negociar con el Fondo Monetario Internacional como si fuera y prestamista y nada más; hay que dar un debate sobre el rol del FMI en la debacle, no solamente de la Argentina sino de un montón de países perjudicados».
«Mauricio Macri es el jefe de Cambiemos y Cambiemos es la coalición aliada al FMI en la Argentina. Obtuvieron ese crédito como una forma de financiamiento de su campaña electoral, pero ahora todos y todas debemos pagar los costos del desastre que hicieron», cuestionó.

«En definitiva -siguió Grabois-, el FMI tiene una responsabilidad muy grande sobre la situación que vive la Argentina, sobre la deuda de nuestro país, y por lo tanto debe asumir esa responsabilidad. El FMI es corresponsable de una estafa y diría que tiene más responsabilidad que el propio Macri», remarcó.

Al referirse en particular al organismo encabezado por la economista búlgara Kristalina Georgieva, afirmó que debería «responder a los intereses no de un sólo país» sino «de casi todo el mundo».

«Mauricio Macri es el jefe de Cambiemos y Cambiemos es la coalición aliada al FMI en la Argentina»

.Fronteras adentro, propuso dar «una fuerte pelea con todo el complejo agro-sojero exportador» para enfrentar «los temas más burdos, como el contrabando», y en ese sentido llamó a instaurar «un nuevo régimen de transporte multimodal» y en paralelo «ponerle un freno a los desmontes en defensa de la salud y del medio ambiente».

Sobre el oficialismo, al referirse a los debates que circulan dentro la coalición, Grabois indicó que «la herramienta política» que debe asumir los debates pendientes y la puja ante los grupos poderosos «es el Frente de Todos», al que definió como «la herramienta política para el pueblo», y en ese punto llamó a «retomar el contrato electoral original» del FdT.

Por último, Grabois adelantó cuál pretende que sea el lugar y el rol del Frente Patria Grande, el espacio político que él mismo encabeza, dentro de las filas del oficialismo. «Nosotros, dentro del Frente de Todos, sin dinamitar el Frente de Todos, sin irnos del Frente de Todos, el Frente Patria Grande, que es una fuerza compuesta por jóvenes de sectores independientes, de los movimientos sociales, estudiantes y profesores, queremos poner estos temas de relieve e interpelar al pueblo, pero también a nuestra propia coalición política que gobierna el país», concluyó.