De etnia mapuche, Loncón acaba de ser elegida presidenta de la Convención Constituyente de su país, que debe crear una nueva carta magna.

ELISA LONCÓN MARCA EL CAMINO PARA LA LIBERACIÓN DE MILAGRO

por Ignacio Lizaso*

Elisa Loncón Antileo nació el 23 de enero de 1963 en Traiguén, La Araucania, Chile. A sólo 1.754 kilómetros de distancia y apenas 392 días más tarde, el 20 de febrero de 1964 nacería Milagro Sala en San Salvador de Jujuy. Nada podrá quebrar el espíritu de patria grande que une a Milagro Sala y Elisa Loncón, se lee en sus rostros, hermanados por las marcas de la lucha dura y desigual que ha signado su camino.

Por Ignacio Lizaso*

NAC&POP

08/07/2021

De etnia mapuche, Loncón acaba de ser elegida presidenta de la Convención Constituyente de su país, que debe crear una nueva carta magna.

De este lado de los Andes, el 9 de julio se cumplirán 2.000 magnos días de detención de Milagro, arbitrariamente ordenada y mantenida a cualquier precio por Gerardo Morales, dirigente radical y sirviente de Cambiemos con rasgos mengelianos,

Loncón fue respaldada en segunda vuelta por 96 de los 155 convencionales, al recibir el apoyo de quienes originalmente habían votado por Isabel Godoy, de ascendencia colla.

Mientras se realizaba la asamblea decenas de miles de ciudadanos marchaban por la calles de Santiago en firme adhesión a un estado plurinacional que reconozca los derechos y la autonomía de los pueblos indígenas, contra la letra y el espíritu neoliberales de la constitución todavía vigente, sancionada durante la dictadura de Pinochet.

En actitud parecida a la que adoptaban en esa siniestra época, los carabineros reprimían con machetes y vehículos hidrantes.

En las deliberaciones surgieron otras candidaturas, como la de una periodista, Patricia Politzen, que se votó a si misma, gesto que provocó burlón repudio de sus pares.

Finalmente se consagró el nombre de Loncón y si bien se acordó que la presidencia sea rotativa, no se fijó la extensión de cada período.

La convención dispone de un año para elaborar una propuesta, que en 2022 será sometida a un nuevo plebiscito

«Gracias por votar a una persona mapuche, y mujer, para cambiar la historia de Chile. Tenemos que superar tantos prejuicios, no nos tengan miedo«, fue la declaración inicial de Loncón.

Su infancia transcurrió en la comunidad lefweluan, en el sur del territorio.

Entre su casa y la escuela había 8 kilómetros, que a menudo Elisa recorría a pie.

Desde niña mostró sed de conocimiento y vocación de estudio.

Modesta profesora de inglés en La Araucania, posteriormente cursó la carrera de letras en la Universidad de Chile y tiene posgrados en La Haya, Ottawa y Leiden (entonces Holanda).

Paralelamente se acercó a los movimientos indigenistas.

Cabe señalar que en la convención están representados 17 comunidades: mapuche, aimará, quechua, diaguita y colla, entre otras.

En materia de estado plurinacional son ejemplos Canadá y Nueva Zelanda. Por su parte, Uruguay y Chile son de los pocos países de América Latina que carecen de tal reconocimiento.

A pesar de que la convención no tiene atribuciones para dictar una ley de amnistía, uno de los proyectos al que se otorgó urgente prioridad es la liberación de los presos «del estallido social». Presa sin participar en ningún estallido, en Jujuy, Milagro Sala confía en que se concrete la intensa campaña lanzada por la Tupac Amaru en favor de que por fin sea puesta en libertad.

El domingo 4 se efectuó un acto en Paris, frente a la torre Eiffel, y el martes comenzó un acampe en plaza de Mayo.

«No es un acto contra el gobierno de Alberto Fernández, sí la denuncia de lo que sucede en una provincia feudalizada y que desde 2016 vive fuera del estado de derecho», afirmó Coco Garfagnini. coordinador de la Tupac.

Lo cierto es que se prolonga arbitrariamente la sanción a hechos prescriptos según toda la doctrina y la jurisprudencia de la Corte, que sin excusa alguna los continúa avalando.

En este sentido, resulta de lo más sorprendente la posición adoptada por los dos diarios embanderados con el periodismo de guerra.

El tema que podríamos titular mapu-llrich de la seudo amenaza antidemocrática del RAM, inventada por la responsable de las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, supo ser fundamental en el relato de la oposición destituyente.

Sin embargo el nombramiento de Loncón ha sido extrañamente encarado.

Sin recurrir a los mercenarios oficios de Carlos Pagni o Hugo Alconada Mon, ni agregar una linea de su cosecha – enardecida por la condición de copropietario de Mauricio Macri -, La Nación se limitó a reproducir textualmente un cable de BBC News, que presenta con llamativo respeto la figura de Loncón.

Qué decir del titulo realmente insólito de la nota de Clarín. «Hermoso y emotivo discurso de Elisa Loncón», saluda el diario de Héctor Magnetto. Aún bajo el gobierno de Piñera, que es a Pinochet lo que Macri a Videla y Massera, el pueblo de Chile reacciona y es capaz de elegir a Loncón para que conduzca el proceso que busca imprimirle nueva vida a su historia. Un fenómeno popular auspicioso y esperanzador.

Ante esa realidad, duele recordar que la liberación de Milagro fue una de las promesas electorales del Frente de Todos, que continúa ejerciendo el gobierno.

Nada podrá quebrar el espíritu de patria grande que une a Milagro Sala y Elisa Loncón, se lee en sus rostros, hermanados por las marcas de la lucha dura y desigual que ha signado su camino.

IL/