Mendiguren:"Pedíamos moratorias, nos la dieron, pedíamos tarifas, que no nos aumenten, nos la dieron, pedimos créditos baratos. Los Bancos cobraban 80/85%. hora estamos en 30%."

LAS CÚPULAS EMPRESARIALES DE FRENTE, EN PIE DE GUERRA CONTRA EL GOBIERNO.

Por Alejandro Bercovich *

Denuncian «golpe» de Techint en la UIA. Techint y FIAT ( AEA: la Asociación Empresaria Argentina (AEA) quiere tener una UIA más dura con el Gobierno. De Mendiguren (FOTO) cuestiona que quieran radicalizar a los industriales y apoyen a Funes de Rioja (FOTO), que levanta el perfil en plena guerra por los precios con el Gobierno.

Cristiano Ratazzi (FIAT) y Paolo Rocca (Techint) son AEA

 

Por Alejandro Bercovich

BROTES VERDES

C5N

09/06/2021

 

Bercovich: Te dicen eso:- «que a las grandes pareciera importarles otras cosas».

Una suerte de co-gobierno y de acumulación, más del stock que del flujo, más de la que tienen allá afuera que de la que generan acá adentro trabajando y movilizando la economía.

Eso es lo que hoy pone a las cúpulas empresariales de frente, en pie de guerra contra el Gobierno.

Es un esquema en el cual le deja de convenir al empresariado un ajuste, pero a la vez, si ese ajuste no se da y la economía levanta se bloquea la idea de segundo tiempo que dejó flotando Macri en su libro y con la cual, muchos de esos empresarios de la cúpula, todavía sueñan, con ese segundo tiempo.

Muchos todavía hay  que sueñan.

En la Unión Industrial Argentina (UIA) ocurrió algo inédito: Asumía Daniel Funes de Rioja y José Ignacio de Mendiguren le dijo esto:

Mendiguren: “He sido, soy presidente de un Banco de Inversión, cuatro años diputado, lo que menos quiero es un cargo, si quiero tener una UIA transparente, equilibrada, que no la maneje una cúpula con una lapicera y sea quien lo manda.

¿Qué hice?

No me quedé con el tema de que a mí se me vetaba, quería saber quién y por qué, por eso llamé a FITA, llamé a SILFA, llamé a ADEFA, llamé a la Cámara Plástica, ADIMRA, CALZADO, FINA, la provincia de Santa Fe, la provincia de la Rioja, la provincia de San Luis, la provincia de Buenos Aires, Catamarca, etc., (mis colegas saben que es así9.

Ninguna, ninguna de estas entidades habló de un veto.

¿Qué hice también?

Me quedaba una sola empresa que sería la del veto, que todos conocemos.

¿Qué hice?

Llamé al señor Paolo Rocca, me dieron su teléfono para que llame, estaba en Italia.

Lo llamé (después de 10 mensajes).

¿Y saben por qué, porque muchas veces el señor Paolo Rocca me llamó a mí, como presidente de la UIA?

Para que le resuelva enormes problemas que tenía con el Gobierno nacional, y lo hice, no tuve respuesta.

Conclusión: ¿A qué se atacaba, a mi honorabilidad?

¿A qué se atacaba, a mi falta de representatividad?

Yo les puedo asegurar que mi honorabilidad no es, nadie la puede cuestionar.

Yo nunca pagué coimas y por eso nunca tuve que confesar en un juzgado haber pagado coimas, entonces no acepto que personas, que hoy se sientan en ese Comité, imputen a mi honorabilidad”.

 

Alejandro Bercovich: Gracias por venir a Brotes Verdes.

Buenas noches Mendiguren.

Es inusual ver algo así y después de esto te quisieron cortar el micrófono, te decían un minuto, dos minutos.

Mendiguren: Sí, pero el presidente Acevedo, que todavía estaba en funciones, me dio la oportunidad de que continúe.

Fue un día triste, primero ‒ que lo dije públicamente, que los industriales en Argentina con lo que necesitamos, con la problemática que tengamos, ¿no podamos elegir a un industrial?

Bercovich: ¿Por qué? ¿ Funes no lo es?

Mendiguren: Es un abogado laboralista, nos conocemos, sabemos lo que piensa.

No tenemos a nadie que nos represente.

Se lo he dicho, se lo he dicho.

Además, lo más importante es que una institución como la nuestra, qué le decimos nosotros siempre a la sociedad, a la política.

La necesidad de la transparencia, la necesidad de saber dialogar, de consensuar.

Mirá lo que hicimos y quiero decirle al doctor Funes ‒que hoy escuché decir‒, a mí no me vetaron, porque yo estoy en la Junta como siempre.

No, señor Funes, de eso no se trataba, lo que usted habló conmigo era mi participación en el Comité y estaba en la lista para estar en el Comité.

 

Bercovich: A mí me parece que la gente del otro lado, mucho empresario industrial que ha sufrido la pandemia y que te mira y, por ahí coincide con vos, lo que más le preocupa es que la deriva económica vaya en su contra más que los nombres.

¿A eso apunta?

Mendiguren: Exactamente, yo lo que pienso es que hoy los industriales en la Argentina entendimos qué nos pasó.

Un poquito, pido, de «memoria».

Nosotros dos años atrás nos caíamos 40 Pymes por día, acudíamos a un Gobierno que nos decía: “Este es el camino. Hay que acelerar el rumbo”.

Vos fijate la respuesta.

Le pedíamos «por favor» tenemos una mochila impositiva que no podemos pagar y ustedes nos están embargando las cuentas.

«Por favor», tenemos tarifas que no podemos pagar porque está parada la empresa.

«Por favor», teníamos todas estas cosas.

Vino un nuevo Gobierno -porque soy objetivo- y aparte, quiero ser claro como quieren decirme “Soy un político en la industria”

No, soy un industrial en la política que me dio la oportunidad, desde la política grande, de plantear los problemas industriales.

Que quede claro.

Bercovich: Claro. ¿Ellos aducen que vos sos funcionario para correrte de los papeles centrales?

Mendiguren: Como siempre, pero no todo es la UIA, la gran mayoría de la UIA lo que está discutiendo es por qué no tenemos más diputados.

Por qué no tenemos más industriales que se comprometan en la Política.

Bercovich: En Brasil pasa, por ejemplo.

Mendiguren: En Brasil, en Estados Unidos, el sindicalismo, todo es una excusa cuando no tienen ni idea para combatirte o para opinar.

Bueno, entonces ¿qué es lo que yo siento?

Qué pasó este año, un desastre mundial, una bomba neutrónica en el mundo.

Como caen los PBI del mundo, como crecen los déficit fiscales en el mundo, y en la Argentina ¿A qué acudí yo como Pyme?

La crisis nadie la podía tener, lo que si acudí es al rescate más grande ‒que tengamos memoria‒ del sector público al sector privado.

Pedíamos moratorias, nos la dieron, pedíamos tarifas, que no nos aumenten, nos la dieron, pedimos créditos baratos.

¿Sabés a cuánto estaba el crédito en mi banco cuando lo asumí?

Bercovich: No.
Mendiguren: Entre el 80 y el 85% en pesos y el 15% en dólares.

¿Sabés a cuánto esta ahora?

Al 30% en pesos y al 4% en dólares.

 

Bercovich:¿La quieren llevar a la Unión Industrial a un terreno partidario, a hacer campaña por Macri, por Juntos por el Cambio?

 

Mendiguren: Es que yo, sinceramente, pregunto ¿por qué esta persecución?

A mi tema, en particular, vos lo escuchaste fui y le dije: “Funes de Rioja, sí acordamos”

Es más, Funes de Rioja me dice: “—Vas a ser muy importante del Comité porque tu experiencia legislativas en las leyes que tenemos que sacar, va a ser muy importante, además estás en un Banco de Inversión donde podemos trabajar en los instrumentos”.

Tenía clarito que era el Comité.

Bercovich:: ¿Vos con Paolo Rocca no llegaste a hablar?

Mendiguren: No me contestó. ¿Y por qué llamé? Porque todos me decían “te vetan”.

Ahora dicen que no es veto. ¿Qué es?

¿Cómo me vas a sacar de un sector, donde nuestro sector tiene 50 años en la UIA, tiene en la cadena textil que es el que más valor agrega, tenemos 3 votos?

¿Sabés cuántos votos tiene la Cámara del Acero? Cuatro, uno más. ¿Y sabés qué metió? A Bernesa y a Uriburu, dos vice presidentes con 4 votos.

Puso al presidente de la Cámara del Juguete, 1 voto, también vicepresidente. ¡Qué casualidad!

 

Bercovich: ¿Vos creés que se está armando un polo en el “Círculo Rojo” de apoyo al regreso de Macri, de sus ideas o de su espacio político?

Está Galperin que se fue a Uruguay, Grobocopatel que se fue a Uruguay…

Mendiguren: Por lo menos estamos haciendo muy poco por colaborar a que este proceso se consolide.

¿Sabés por qué?

Por esto que yo te digo, no es una opinión de Mendiguren, fue así, hasta los sueldos nos ayudaron a pagar, nunca hubiéramos soñado en esta historia pedir los sueldos.

Lo que pedimos nos lo dieron para salvar, mirá la diferencia.

¡Cómo es que no lo vemos!

Por supuesto que nada es suficiente cuando tenés semejante crisis.

Hasta que no vuelvas a crecer no hay nada.

Ahora, ¿puede ser que estemos en campaña para deprimir a la gente?

 

Bercovich:: Techint usufructuó mucho los subsidios estatales durante el Gobierno de Macri.

Le dieron una resolución específica para que perforara en Vaca Muerta y, de hecho, superó a YPF en la perforación de pozos no convencionales.

Pero ahora también tiene subsidios en el Plan Gas por ejemplo.

¿Por qué creés que Rocca -si bien hace negocios acá y sigue invirtiendo -modestamente- frente a lo que invierte en Brasil, en México, en Estados Unidos.

¿Por qué creés que le declara la guerra?

¿Qué hizo romper la relación?

¿Lo de Vicentín?

Mendiguren: Mirá, yo no sé si declaró la guerra o qué.

Lo que sí sé es que siempre, ante cada Gobierno que asume, hay una pelea por la interlocución con el Gobierno.

El Gobierno de Macri lo tuvo con la AEA, todos los días iba a almorzar a comer con Aranguren y todo.

El Gobierno este cuando asumió dijo: “Yo voy a tener una alianza con la producción y el trabajo” y en Tucumán, entre Daer y Acevedo fueron lo que iniciaron esta relación.

Entonces yo creo que acá hay una lucha por la interlocución.

Yo creo que a muchos les molesta que la UIA sea interlocutora.

Ahora, es imposible imaginar que vos puedas seguir en un Gobierno si no tenés una identidad que pueda negociar con los trabajadores, que tenga un proyecto nacional y la UIA tiene esa representatividad.

Entonces muchas veces ya se intentó que AEA capte a la UIA.

 

Bercovich: Que se convierta en un tentáculo, en un apéndice.

 

Mendiguren: Mirá, eso no es casualidad.

Bercovich:¿Esos buscan?


Mendiguren: Mirá, yo creo… ¿qué significa esta pelea en la UIA? (anti escucharnos a nosotros)

Yo no lo quiero hacer personal porque vuelvo a decir que «ya tuve todo en la UIA», pero en la actual lista , hoy las Cámaras no teníamos esa lista terminadas y, además, ¿cuál es la pregunta más clara?

¿Cómo los cinco vicepresidencia, no sé qué, todas son de la familia, de la familia de AEA?

Entonces es muy raro esto.

Yo espero, y este es mi futuro y por eso voy a dar la pelea, y mirar el futuro.

Que la UIA sea democrática, la UIA debe ser la voz de los que no tienen voz.

Ellos ya tienen voz independientemente, Paolo Rocca no necesita de la UIA para ir a hablar con el Gobierno esa empresa, pero sí quieren estar adentro para ver: “cómo la podemos controlar”.

 

Bercovich:Mendiguren, gracias por venir a Brotes Verdes.

 

 

Mendiguren: A Ustedes.