Alerta de la comunidad científica

COVID-19 VARIANTE DELTA: “SOLICITUD URGENTE DE CONTROLES MÁS ESTRICTOS AL INGRESAR AL PAÍS”

Ante el riesgo de que avance la variante Delta del coronavirus, científicas y científicos reclamaron a través de una carta pública “priorizar la vida de decenas de miles por sobre la comodidad de quienes llegan de viaje”.

 

 

TIEMPO ARG

11/06/2021

Foto: Télam

 

Tal como ocurrió cuando la variante llamada Manaos del virus SARS-CoV-2 aún no circulaba comunitariamente en la Argentina, la comunidad científica vuelve a alertar sobre la necesidad “urgente” de establecer “controles más estrictos al ingresar al país” para prevenir el avance de la variante Delta, que “causó un desastre humanitario en India, y está provocando un notable aumento de los contagios en Reino Unido”.

La carta fue emitida ayer y ya lleva más de un centenar de adhesiones de referentes de la comunidad científica como Jorge Aliaga, Adrián Paenza, Andrea Gamarnik, Alberto Kornblihtt, Arnaldo Dubin, Ernesto Resnik, entre otros y otras.

Sobre el avance de la variante Delta, señalaron que “en Estados Unidos y algunos países de Europa (Bélgica, España, Francia, Alemania, etc.) el número de casos es aún pequeño, pero la tendencia es a un crecimiento exponencial, a pesar de un gran avance de la vacunación en estos países. La variante Delta parece ser 50-70% más contagiosa que la variante Alfa (Reino Unido), la infección estaría asociada a un mayor riesgo de hospitalización y la efectividad de vacunas con una única dosis para prevenir enfermedad sintomática sería de alrededor del 33%, mucho menor que para otras variantes circulantes”.

Las y los firmantes recordaron que a principios de año advirtieron sobre la necesidad de demorar/evitar el ingreso al país de las variantes Manaos y Reino Unido. Sin embargo, “hoy vivimos una enorme ola de contagios y fallecidos. Una y otra vez, el ingreso de variantes más contagiosas se produjo principalmente a través de aeropuertos y luego irradió desde el AMBA al resto del país, donde las variantes de la primera ola fueron rápidamente desplazadas por variantes más transmisibles. El ingreso por vía aérea es superior a la irradiación vía transporte terrestre, pero una vez establecida la circulación comunitaria de la variante Delta en los países limítrofes, también sería importante mejorar los controles al transporte por carreteras”, agregaron.

Mediante la carta, remarcaron que existe una vez más “la posibilidad de evitar o al menos demorar el ingreso de esta u otras variantes que impulsen una nueva dinámica en la pandemia. Es fundamental destacar que mayores controles que minimicen la cantidad de infectados que ingresen al país nos permitirían minimizar/demorar los contagios mientras avanza la vacunación. El aumento exponencial de casos va a depender directamente del número de viajantes infectados que ingresen al país”.

Ante este panorama, pidieron a las autoridades nacionales “implementar de manera urgente estrictos controles de las cuarentenas de pasajeros aéreos. Hemos observado una y otra vez como fallan las estrategias que dependen de apelar a la responsabilidad individual. Múltiples países implementan restricciones y cuarentenas obligatorias para pasajeros aéreos que arriban a los mismos, con cuantiosas multas para los que no cumplan. Este control estricto debería incluir el cumplimiento de un confinamiento obligatorio por un lapso mínimo de 5 días en hoteles o centros previamente asignados a dicha tarea, con la continuidad de dicho aislamiento determinado por el resultado de un test PCR a realizarse el día 5. Estas medidas deberían ser independientes de los estudios diagnósticos que los viajeros acrediten, atendiendo a que se obtienen resultados positivos en un 30% o menos de los infectados cuando se los testea previo al día 4 post-infección”. Cerraron el mensaje, que sigue reuniendo adhesiones, que el pedido apunta a “en definitiva, priorizar la vida de decenas de miles por sobre la comodidad de quienes llegan de viaje”.