"Hay solamente un responsable de la inflación que es, las acciones del Comando Sur del ejército de EE.UU. sobre Argentina y la región.

EL COMANDO SUR DE LOS EEUU ESTARIA MANEJANDO LA INFLACION EN ARGENTINA Y EN BRASIL, PARA DOLARIZARNOS»

Por Guillermo Robledo *

Estamos presentando esta semana un documento al instituto “Lula” y al instituto Patria, a partir de este convenio que se va a efectuar entre ambas instituciones, como aporte del pueblo en el llano, en base a la experiencia histórica de los pueblos de Latinoamérica

Por Guillermo Robledo

OBS. PADRE ARRUPE /PIA

08/05/2021

Estamos presentando esta semana un documento al instituto “Lula” y al instituto Patria, a partir de este convenio que se va a efectuar entre ambas instituciones, como aporte del pueblo en el llano, en base a la experiencia histórica de los pueblos de Latinoamérica. y de los diálogos que tuvimos con Lula, donde nos dijo: «El objetivo internacional es que América Latina deje de tener incidencia en el mundo, económica y políticamente.»

Este primer punto se refiere al problema estructural que -no solo es de Argentina, es un problema de Brasil, el país que menos emite y más inflación tiene en el mundo, situación que lleva ya varias décadas y donde se debate a fondo el origen, (mejor dicho se debate sobre falacias, como esta que es la causa de la puja distributiva con la restricción externa o la emisión de la moneda9.

Todas las falacias están demostradas por los datos y los hechos, que, para nosotros, aquí, hay solamente un responsable de la inflación que es, las acciones del Comando Sur del ejército de Estados Unidos sobre Argentina y que apunta en realidad también a la región .

El Comando Sur es el que maneja el plan, la acción, el conjunto de acciones que lleva la inflación Argentina a batir los records en el mundo porque eso es funcional a sus intereses coloniales.

Recuerden que el Comando Sur es un poder permanente, por arriba de cualquier proceso electoral, y fue responsable de la doctrina a nivel nacional, desde la década del sesenta, y después de la operación “Cóndor” de las dictaduras militares de la región, de la democracia colonial.

Después de las dictaduras de las privatizaciones de la región y sobre todo en la Argentina.

Ahora va por una estrategia de desintegración total de la región, porque hay que asumir que América Latina es totalmente competidora en términos comerciales, (esto no es político ni ideológico) con Estados Unidos..

Esa competencia se produce en terreno de la energía, de los granos de la industria, de los recursos humanos ,de que acá no pueden desarrollar guerras por factores religiosos  o simulacros religiosos -como es el medio Oriente- por lo tanto, no tienen otro elemento de desestabilización en la región y retroceso con lo que vienen haciendo, sino con el instrumento estratégico que es la inflación en la Argentina.

Le pasa a Brasil también.

Esto determina la región.

Los instrumentos financieros que dispone el Comando Sur y que lo conduce el sistema financiero, la city porteña, que es un instrumento de Comando Sur, no es un lugar del gobierno argentino.

Desde allí es desde donde se manejan los golpes de mercado con el monopolio financiero, las privatizaciones, las fugas capitales y el manejo coordinadas directamente con el paraíso fiscal de Uruguay, lo que quedó demostrado cuando fue la cárcel de los banqueros, del banco general de los negocios, de cómo funciona todo el sistema.

Bueno ese sistema sigue funcionando vía la Comisión Nacional de Valores.

Todo ese dispositivo está controlado por el Comando Sur.

Cualquier intento de ruptura ha sido neutralizado por los manejos del Comando Sur sobre los medios de comunicación, que son todos extranjeros, y el sistema judicial.

Lo estamos viendo ya que cualquier intento, mínimo, del gobierno de Frente para Todos, se ha frenado por el Sistema Judicial, por el orden del Comando Sur, que siempre va a ser una formalidad irrelevante y jurídica.

Este esquema es el que ha llevado a un estado de inflación permanente en la Argentina.

Hay un cuadro, en un expediente que nosotros hemos presentado el año pasado, y en abril de este año, en plena pandemia al banco central, para que la esperanza que el Frente para Todos pusiera al Banco Central bajo la órbita de la Ley nacional.

En ese cuadro se reflejan setenta años de inflación en la Argentina, donde se ve claramente que hay dos periodos bajo el sistema de moneda nacional y un periodo bajo sistema de dolarización.

El periodo del sistema de moneda nacional abarco 1945 a 1974.

El periodo de dolarización de las utilidades monopólicas abarco de 1975 al 2021.

En este cuadro se refleja claramente que hay una relación directa entre el aumento de la extranjerización de la economía (que pasa del cinco por ciento al noventa por ciento de la economía nacional) y un aumento sistemático de la inflación anual, que pasa de del dieciocho por ciento al cincuenta por ciento, y de las tasas de interés, que pasan del cuatro por ciento al cincuenta por ciento, promedio.

Ese es el diseño del Comando Sur, desde la década del 60 al presente.

Dentro de la etapa de dolarización (1974/2021) se distinguen dos sub-etapas, por los planes del comando sur: Una: el desgaste al gobierno del peronismo ‘K’ de la región de a partir de 2006 hasta el 2015.

Los del Comando Sur logran profundizar la fuga de capitales y los golpes de mercado y duplicar la tasa de inflación que tuvo en su primer periodo el gobierno del peronismo K, (del diez por ciento al veinte por ciento anual).

El triunfo de su hombre estratégico en la región, que es Macri, fué un elemento determinante.

A partir de ese triunfo, el Comando Sur paso a un plan de recolonización y dolarización final de la economía argentina, por cual instala un sistema del cincuenta por ciento de inflación anual, (50%), cosa que viene reiterándose desde 2016 a la fecha.

Este año va a terminar con ese nivel,  son seis años de cincuenta por ciento con lo cual se va a proyectar hasta el fin del mandato del Frente de Todos.

Así, Argentina va a tener ocho años del cincuenta por ciento anual.

Situación sin precedentes en la historia argentina que crea las condiciones completas para la dolarización, al final durante el próximo gobierno.

Para que tengan una idea de este proceso en el que estamos enmarcados.

Las súper-Inflaciones de Alfonsín en 1989, fueron del tres mil cien por ciento (3.000 %) y las de Menem dos mil trecientos por ciento (2.300%).

El periodo actual, en el que estamos, de la ofensiva final del Comando Sur, a partir del 2007 al 2023, va a terminar con el diez mil ciento cuarenta y siete por ciento de inflación acumulada, (10.147 %).

Cuatro veces más que la de Menem y el noventa por ciento, un nueve mil por ciento, concentrado en el periodo del 2016 al 2023.

Evidentemente esta situación es la clave de lo que nosotros tenemos que diseñar, porque esto es la clave de esta política total que está sufriendo el Frente de Todos.

Demuestra que las elecciones, los términos, con los que se maneja el Comando Sur, con balotaje y con candidatos mediáticos, (como son los que vienen montando) es absolutamente insuficiente, y se dirige hacia una pérdida de soberanía definitiva con la dolarización de la economía.

Frente a esa situación nos parece que este es el tema central que tienen que discutir Lula con Cristina y el pueblo argentino con el pueblo brasilero.

No puede quedar simplemente en una cuestión de personas, porque Lula tiene setenta y siete años y Cristina va camino a los setenta; así que semejante situación no la podemos dejar descansar en dos personas, sería una irresponsabilidad total que no se genere un amplio debate político entre los dos pueblos.

Así que para eso nosotros estamos proponiendo este esquema que después va a ser ampliado, porque son 33 puntos que se llevan para el dialogo entre el pueblo brasilero y el pueblo argentino y para nosotros tiene un eje central.

El proceso de la inflación permanente, dirigido por el Comando Sur en la Argentina, ha llevado a un mercado interno de la Argentina irrelevante,  cada vez más chico.

Ningún mercado de capital y ningún mercado financiero, funciona en condiciones de disolución de Estado porque a ellos no le conviene, pero sí de «Solución de mercado».

Ese es el plan: una disolución del mercado en la Argentina impacta directamente, como pasó con Macri impactando como un factor central para que gane Bolsonaro en Brasil y requiere una estrategia política de acumulación nueva que va a estar contenida en el resto de los 33 puntos.

NAC&POP: Guillermo Robledo es el titular del Observatorio de la riqueza, “Padre Arrupe” y miembro del PIA (Peronismo con Inteligencia Artificial). MG/N&P/