El golpe blando se viene desarrollando ante nuestros ojos.

NO SÉ SI COMPRENDEN LA GRAVEDAD DE LA SITUACIÓN.

Por Luis Paredes

La corte suprema acaba de sacarle al poder ejecutivo nacional la facultad de gobernar la política sanitaria nacional.
De ahora en más cada provincia podrá hacer lo que se le antoje en ese rubro.
El golpe está en marcha.

 

 

 

Por Luis Paredes

 

No sé si comprenden la gravedad de la situación.

La corte suprema acaba de sacarle al poder ejecutivo nacional la facultad de gobernar la política sanitaria nacional.

De ahora en más cada provincia podrá hacer lo que se le antoje en ese rubro.

El golpe está en marcha.

Va a costar unos 50mil muertos más por la pandemia.

Ese será el primer costo.

El poder judicial se sustituye al ejecutivo y al legislativo.

La estrategia de dar el poder a los jueces es equivalente al de darle el poder a los milicos.

El golpe blando se viene desarrollando ante nuestros ojos.

El gobierno sigue empantanado en su estrategia de » respetar la Constitución.» como si esta fuere la regla de oro de la conducción política frente a un enemigo (aquí no hay adversarios) que no respeta absolutamente nada.

Amen el gobierno pretende conciliar las demandas del Fondo con el hambre del pueblo.

No regula los precios y cuando lo hace es quebrada su política sea por el poder real o el judicial (suspensión del dnu sobre telecomunicaciones).

Amen no tiene ninguna estrategia clara con respecto a la soberanía nacional sobre la hidrobia. Control de exportaciones e importaciones y demás contrabandos.

El poder en democracia no se toma. Se ejerce. Es hora de hacerlo.

Por la buenas, las malas, o simplemente  convocando al Pueblo. Que es nuestra mejor arma.

No pretendo bajar línea. Está muy arriba para un petizo como soy.

Puedo agregar que la política sanitaria nacional no merece ninguna crítica pesada.

Es la política mejor desarrollada y con un cierto éxito. No es casual que le rompan el espinazo, ahí donde duele.

Donde la acumulación de muertos será culpa del gobierno.

Muertos y hambre.

No les recuerda nada?